jueves, 15 de septiembre de 2005

Mis libros del verano


Esto de tener veraneos a la antigua usanza, es decir, de casi tres meses, te permite hacer de todo: playa, campo, amigos, fiestas y, por supuesto, lectura. Aunque confieso que he comenzado con la lectura a partir del 15 de agosto hasta el 6 de septiembre, me ha dado tiempo a leer unos siete libros, de los cuales me gustaría destacar alguno. Ahí van mis libros de este verano.

En primer lugar "La sombra del viento", sencillamente me ha encantado, no voy a hacer una crítica literaria, pero reconozco que sería exhaustiva, pues me ha parecido un libro original, con una historia bella de amores y desamores que se mezclan, al igual que se mezclan los personajes e historias del pasado y del presente. La magia y los secretos de un libro, del autor y sus circunstancias, dentro de otro libro. Me ha gustado como Carlos Ruiz Zafón retrata una sociedad de una época muy concreta, definiendo eficazmente los perfiles psicológicos y peculiaridades de cada uno de los personajes, como nos lleva de la mano por la Barcelona de los años 40, y me he quedado con las ganas de saber si es cierto que existe ese cementerio de los libros olvidados del que habla.

Otro libro ha sido "La Princesa de Eboli" de Almudena Arteaga, interesante, no soy muy de novela histórica, pero reconozco que en esta se muestra a una mujer que supo sacar partido y hacer de un accidente mientras se entrenaba en la espada, uno de sus atractivos, amó y sufrió pero también luchó por sus derechos.

"La princesa que creía en los cuentos de hadas" ha sido el descubrimiento de este verano para mí, un libro que por su apariencia parece destinado a jovencitas y, sin embargo, es una alegoría en la que Marcia Grad nos descubre, a través de la princesa protagonista, la verdad de la felicidad y el auténtico amor. Me ha impresionado y me ha hecho encontrarme cara a cara con muchas cosas que desconocía de mí misma y de lo que me rodea. Un libro de autoayuda que deberían leer muchas mujeres.

"Iacobus" de Matilde Asensi, es otro de los libros que en este verano me ha entretenido con su narración sencilla y a la vez llena de ese misterio que encierran los enigmas de los Templarios, los Hospitalarios, y el entorno de la Edad Media. Me ha gustado, tanto por la descripción del Camino de Santiago, como por la intriga y el suspense que se mantiene hasta el final.

Esos son los más sobresalientes, ya comentaré los otros más adelante.

No hay comentarios: