martes, 11 de abril de 2006

Semana Santa


Llega la Semana Santa, y, por unos días todos parecemos querer escapar de nuestro cotidiano entorno para iniciar una procesión que nos es común a los que salimos por carretera, la de la operación salida. Luego nos encontraremos con otra clase de procesiones, todas y cada una con su belleza, su originalidad, su carácter, pero también con algo en común: la tradición. Creo que la tradición es buena, sí, pero también pienso que podemos hacer que esa tradición nos aporte algo nuevo cada año.

A mi me gustaría tomarme estos días como un kit kat para poder reflexionar sobre mi vida. El estrés y la prisa diaria nos hacen pasar de puntillas sobre tantas cosas, que al final nos endurecemos por dentro y nos hacemos una capa de plástico por fuera, así que yo me propongo en estos días poder encontrar un poco de esa espiritualidad que se me escapa cada día entre prisa y voces. A ver si lo consigo, y vuelvo algo más renovada. Os deseo a todos los que paséis por este blog, una Semana Santa fructífera en cuanto a vivencias y experiencias se refiere.

No hay comentarios: