viernes, 16 de junio de 2006

CARTA A ANTONIO GALA

Después de su comentario en LA TRONERA arremetiendo contra las víctimas del terrorismo e insinuando su manipulación partidista, al que Teresa Jiménez Becerril ha contestado en una carta donde pone de manifiesto el dolor sentido por los comentarios de Gala, quiero sumarme y solidarizarme no sólo con ella, sino con todas las víctimas del terrorismo y en un pequeño gesto quitar de mi blog los poemas que tenía de Gala y añadir lo siguiente:

Admiraba a Gala, era una lectora de sus libros y me gustaban sus poemas, creía ver en él una sensibilidad próxima a los seres que están por encima de lo material para acercarse más al espíritu.

Hablo en pasado, porque si los que escribimos nos alejamos del mundo terrenal, debe ser siempre para engrandecer éste, no para empobrecerlo y empequeñecerlo, debe ser para elevarnos por encima de lo que es ajeno al sentimiento.

Señor Gala, usted ya no estará entre mis favoritos, únicamente porque si alguien que escribe sonetos e historias tan bellas y luego mancha, hiere y pisotea el derecho de otros a llorar a sus muertos y a tenerles en su memoria, alegando que son manipulados, usted es un hipócrita como tantos, vendido al postor de la oportunidad, "gritando" que la paz tiene un precio. Sí señor, lo tiene, el precio que han pagado el hermano y la cuñada de Teresa Jiménez Becerril, ese precio no pueden ponerlo sus asesinos, ese precio hemos de ponerlo el conjunto de los ciudadanos a quienes nos han estado aterrorizando durante años. ¿Usted ha pagado algún precio para poder hablar de paz, o simplemente se limita a dejarla a precio de rebajas a los etarras?

Si alguien anhela y desea la paz y tiene derecho a esgrimir su bandera, son esos muertos que por sus ideas, o por su profesión o por ejercer su libertad, o porque simplemente pasaban por allí, murieron por ella, y en su nombre, sus familias.

Lamento no poder seguir comprando sus libros mientras no tenga el gesto, que le honraría, de pedir disculpas públicamente a las familias que se reunieron en la concentración de Madrid para pedir justicia y memoria para sus familiares asesinados.

(Si esa disculpa no se produce, seré una lectora suya menos)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo desde la primera hasta la última línea. Antonio Gala es un escritor de segunda categoría y ahora para mi es menos que nada. Me gusta mucho tu blog y secundo la idea de que quites los poemas de ese tio que hace tamaña afrenta a las victimas, diciéndoles que son manipuladas. Animo y suerte.

MJF dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo desde la primera hasta la última línea. Antonio Gala es un escritor de segunda categoría y ahora para mi es menos que nada. Me gusta mucho tu blog y secundo la idea de que quites los poemas de ese tio que hace tamaña afrenta a las victimas, diciéndoles que son manipuladas. Animo y suerte.