lunes, 19 de junio de 2006

En Memoria de Miguel Angel Blanco


A Miguel Ángel Blanco:

"Por una bala de plata,
el vuelo de la paloma
quedó quebrado en el cielo
con una gran mancha roja"
F. García Lorca

Hoy viendo el telediario, se ha apoderado de mí, primero la tristeza viendo a la madre de Miguel Angel en la Audiencia, a su hermana, soportando la mirada de los asesinos, y su desdén, rememorando ambas los fatídicos días de julio, y luego se ha apoderado de mi la indignación, el dolor, la impotencia, al ver como se reían esos bestias sin escrúpulos y sin corazón, sin ningún pudor, jactándose ante todos, mirando como si perdonaran la vida a los que allí estaban. Y no he podido contener las lágrimas al recordar la tarde calurosa en la que muchos salimos a pedir por su vida, a rezar alrededor de las velas encendidas, y la infinita tristeza que luego, al saber que le habían matado, se asomó a los ojos de todos los que allí estábamos y rompimos a llorar, hombres y mujeres. El milagro no se produjo, pero a lo mejor sí...


De aquello salió el foro de Ermua, el pacto de las libertades....¿Donde queda aquella innumerable estela de manos blancas que recorrieron las ciudades de España?

¿Quién osa romper ahora todo eso para sentar a los asesinos y a los que piensan como ellos en el sagrado escaño de la democracia?

Decidme si alguno de vosotros al ver a los terroristas de hoy en el juicio ha podido vislumbrar un destello que denote arrepentimiento, una actitud que demuestre petición de perdón, o voluntad de cambiar. Decidme alguno si lo ha visto en sus ojos.

Desde luego, hoy más que nunca, Zapatero, escucha!!!

EN MI NOMBRE NO

No hay comentarios: