domingo, 31 de diciembre de 2006

Feliz año nuevo, ni más ni menos!!!


Podría formular muchos deseos, podría enumerar decenas de palabras bonitas tanto en su forma como en su significado, evocar utopías un tanto tópicas y típicas, llenar de esdrújulas rimbombantes este espacio, como las anteriores u otras, a saber: Fantástico, mágico, galáctico, apoteósico, orgásmico..., todo para meterlo en un pack precediendo a esas dos palabras: año nuevo.

Pero no, no voy a caer en esa tentación hoy, aunque interiormente tenga mis sueños y mis deseos por cumplir y, lógicamente, ¿o no?, también desee que los que me rodean, familia, vecinos y amigos los cumplan, más teniendo en cuenta que a mí eso no me va a costar nada, es algo gratuito y que queda muy bien decir.

Lo único que deseo de verdad para todos es simplemente un feliz año nuevo, ni más ni menos. Uno puede preguntarse si ese "feliz" no encierra ya un poco todo lo anteriormente expuesto, pero a mí me parece que encierra algo más y que es mucho más sencillo, tanto de hacer como de decir. Procurar la felicidad de los que nos rodean nos hará sentirnos mucho mejor también a nosotros. No hacer la puñeta al de al lado, ese prójimo que, a veces, desconocemos, a pesar de estar pegadito a nosotros.

Lo dicho, feliz año nuevo, ni más ni menos.

No hay comentarios: