domingo, 28 de enero de 2007

EN CLASE DE HISTORIA


DE PUNTILLAS
De puntillas ha llegado mi sueño
a besar los párpados calientes,
exhaustos de achicar mares enteros
del alma donde reina la noche.
Tu voz me llama, me susurra,
y arremete con toda su dureza,
contra el ladrón que roba mi alegría.
Caballero que vence, sin batirse,
al fantasma impasible que pasea
corredores de largas lejanías.
Valedor de un mundo diferente,
donde el Amor es sólo el soberano
por el voto del beso y la caricia
y del encuentro deseado de las manos.

Copyright © Shikilla


Aprovechando que buscaba un libro entre todos los que guardo, metidos en cajas apiladas en armarios, he tenido un reencuentro inesperado con retazos de mi vida, de mi época de estudiante de Bachillerato (el antiguo), y he hecho algunos hallazgos que me han emocionado por un lado, y por otro, me han servido para saber, por ejemplo, por qué he tenido y tengo aún algunas lagunas en Historia, que voy llenando poco a poco, a lo largo de los años, leyendo e investigando por mi cuenta.

Cuando digo lagunas no me refiero a una profundización en la Historia, sino a desconocimiento de muchas cosas que debería haber aprendido y sabido ya desde mis años de Bachillerato, si no hubiera sido porque...¡¡me dedicaba a hacer otras cosas!!

Esta imagen que está arriba, es un trocito de folio que encontré entre las hojas de mi libro de Historia, al igual que encontré en el de matemáticas decenas de corazoncitos con iniciales, y en el de latín, frases y jaculatorias para ayudarme a aprobar, como ésta: "Virgen Santa, Virgen pura, con tu esfuerzo y con tu ayuda, haz que apruebe esta asignatura". Era una especie de oración desesperada para aprobar, que no sólo yo, sino la mayoría de mis compañeras,
pensábamos que era el talismán para un cinco, al menos, seguro. Cosa que, lamentablemente, comprobamos que no era así, muchas más veces de las que hubiéramos deseado.

Está visto que a mis 15 años (haciendo cuentas, eran los que tenía cuando escribí este poema, ilustrado con ese dibujito tan cursi) en clase de Historia, mi imaginación volaba, entretenida en otras "historias", mucho más románticas que las que tocaba estudiar. Al fín, logré saber la razón de esas lagunas en mis conocimientos, la razón era él, aquél al que iba dedicado el poema.

Por más que hago memoria no recuerdo su nombre, ni su cara, ni siquiera si fue uno de esos "amores imposibles" a los que siempre he sido muy dada, o uno de los que me cruzaba por el pasillo del Instituto y me dedicaba alguna sonrisa. Lo que sí está claro es que la Historia me inspiraba para escribir tales cosas, ya que habla de Caballeros, valedores, soberanos y fantasmas.

Está claro también, que lo que siempre me gustó fue escribir, por eso hoy, como siempre he hecho en mis diarios de papel con cerradura y minúscula llave, con sus páginas de bordes dorados, en esos diarios que se iban acumulando al pasar los años, y que siempre han estado presentes en mi vida, hago lo mismo con este blog, diario a fin de cuentas, un poco menos íntimo, un poco más público, pero desde mi verdad, como aquéllos, y constato que este mismo poema sigue vigente en mi vida, el "Caballero valedor" puede ser otro, pero el Amor sigue siendo soberano de mi mundo, de un mundo diferente, donde yo voy creciendo cada día, ahora, incluso, siendo protagonista de mi propia Historia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu post me ha hecho reflexionar de una manera futurista: ¿Tú crees que en un futuro - digamos a 20 ó 30 años vista - los blogs podrán asumir la función de esa hoja de cuaderno escondida durante años? Igual nos podremos comunicar mentalmente y los blogs se transformarán en antiguallas fósiles.

El futuro es tan impredecible que no nos queda sino imaginar y soñar.

Un abrazo, y felicidades por el Atleti, que no te lo había dicho.

Shikilla dijo...

Claro, Alex, date cuenta que en esto de la comunicación vamos increíblemente rápido y si creemos a esos que dicen que únicamente utilizamos una parte de nuestro potencial del cerebro...pues no sé, lo mismo hasta adivino la jugada que tienes en mente y hasta te gano en el ajedrez...sueño imposible, creo yo!!

Gracias pero hoy creo que ha empatado mi Atleti, claro que eso no es del todo malo, mientras que no pierda, digo yo.

Jasua dijo...

Al leer este post se me han venido a la cebeza un mar de recuerdos, y me he sentido profundamente identificado contigo. En mis tiempos de instituto, yo solía ser ese niño soñador y despistado, con la cabeza a pájaros, y los libros y libretas llenas de suspiros por una chica que jamás me quiso como yo quisiera... Mi primer amor fue el primero no correspondido. Y recuerdo que también escribía; cursiladas que solo se pueden escribir con 15 o 16 años, pero que en aquel momento me ayudaban a sobrellevar mi primer fracaso amoroso. Gracias por hacerme recordar, y un besazo enorme

lapicero_azul dijo...

Eso de escribir en clase me suena mucho. Ahora estoy realizando el bachillerato y desatender para vomitar en un folio es mi pasión.
Un blog muy interesante con esa sal andaluza que tanto endulza.
Por cierto, no me presento a eso de los 20 blogs, pero tranquila, te ha servido para ganar un voto.

lapicero_azul dijo...

Corrijo, todavía no tienes el voto. Tengo que inscribir mi blog y toda la pesca. Lo tendrás pronto