domingo, 18 de febrero de 2007

LA RESACA DEL CARNAVAL


Superando la resaca fiestera de este fin de semana carnavalero, acudo a la cita de este rincón, donde me he propuesto actualizar al menos cada día, el sábado estaba demasiado atareada preparando la gran noche donde uno se convierte en lo que no es, en lo que quisiera ser y no puede ó en lo que podría ser y no debe.

La anarquía de las horas este domingo me ha llevado a desayunar a la hora en que como todos los días, pero no he querido privarme de mis churros, me he dado el gustazo de tomar un café con leche y churros nada menos que a las 14:30, con lo cual, la comida ha sido cerca de las 17:30. Como decía, ¡anarquía total!.

La casa es como un campo de batalla, con disfraces desperdigados por todas las habitaciones, pelucas, pinturas, plumas y la brillantina, esa que se extiende por la cara y el cuerpo para darnos el aspecto festivo y luminoso, casi mágico, omnipresente en esta fiesta junto con los maquillajes excesivos y artísticos, eso sí. Luego me pasaré semanas con puntitos brillantes, estrellitas que se niegan a desaparecer, en la frente, en los pómulos, en la brocha del colorete, en fin, la huella de lo que ha sido el Carnaval.



Quien no lo ha vivido no puede comprenderlo, es increíble como a las 2 de la madrugada, por ejemplo, un río de gente disfrazada, de todas las edades, recorrían cantando y bailando, por grupos o por parejas, incluso solos, las calles de Badajoz. Y así toda la noche, hasta ahora que está pasando el desfile oficial, que durará más de tres horas, donde las comparsas con un colorido precioso y con el sonido de los tambores, presentan oficialmente sus trajes, hechos con paciencia, ingenio y fantasía.

Desde luego yo, que he nacido en Madrid, donde el Carnaval no tiene demasiado protagonismo, cuando me vine a vivir a Badajoz di con la horma de mi zapato, reconozco que desde niña me ha encantado disfrazarme. Veré si puedo subir alguna foto para que veáis el disfraz de este año.


Este año necesitaba despegarme de mí misma, si eso es posible, vivir otra vida sin ninguna complicación, sin problemas, quitarme una espada de Damocles que pende sobre mi cabeza desde hace meses y desde el viernes más aún, tal vez por eso elegí inconscientemente el disfraz de “flower power”, para preocuparme tan sólo de que las margaritas aguantaran en el pelo.

Pero creo que las preocupaciones vuelven, a medida que uno se quita las diminutas estrellitas, la brillantina, la peluca... Me pregunto si la vida, a veces, nos sorprende con cambios inesperados sólo por fastidiarnos, o es que en esos inescrutables caminos, en esos renglones torcidos, nos está probando para ver cómo respondemos. Quiero pensar, desde el fondo de mi alma optimista, que me prueba y que tengo que aguantar el palo de esta vela porque siempre, aún, lo mejor está por llegar.

11 comentarios:

Peorparaelsol dijo...

Bueno bueno yo fui ayer al desfile de carnaval de madrid y eso parecía cualquier cosa menos un desfile de carnaval. horrible, para mi gusto. Seguro que ali estuvo mejor!!!

La niña que riega albahaca dijo...

Hola!

Todos estamos hoy algo "resacosos", yo ayer estuve ejerciendo de enfermera....curiosamente, me da pavor la sangre y todo lo relacionado con la medicina,pero bueno, el carnaval es eso, ser lo que no eres.

un beso desde León!

Carnavaleros en el exilio dijo...

Intenté evitar la tentación y no lo logré. Esta mañana comencé a escucachar lo que hay colgado del concurso de murgas y ahora esto del año pasado, puf.Será mi primer caranval desde que tengo uso de razón que no lo paso así. Si puedes el lunes, échate un baile por los que no podemos estar allí y que es casi nuestra vida.
Ojala pudiera decir "nos vemos por San Juan" snif.
Besitos

Mariano dijo...

Yo tengo una envidia sana por la ilusión que viven los que disfrutan del carnaval: desde la preparación hasta el propio disfrute.
A mí no me llama la atención, no sé si porque en Madrid se diluyen todas estas fiestas, pero las vivo un poquitín a través de todos vosotros.

Mónica dijo...

Ciao,

No quiero ni contarte el descomunal "tamaño" de mi resaca, si es que, una ya no tiene años para tanto desfase.

Un abrazo

marta de esparta dijo...

es cierto que en madrid el carnaval ni fu ni fa... pero nosotras salimos anoche disfrazadas y lo pasamos en grande :D

maria del mar dijo...

Venga shikilla, me parece ver algo de bajoncillo, sera por la resaca?, venga al menos que te quiten lo vailao, eso no te lo quita nadie, lo demas, ahora no tiene importancia, piensa en lo bien que lo pasaste y disfruta del momento, lo que tenga que venir vendrá y se pasará, seguro.Gracias por contarnos tu velada, que por lo que dices tuvo que ser magnifica.
Besos

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

Te decimos los mismo que casi tod@s: "que suerte la tuya de disfrutar del carnaval". Aquí en Madrid es un desfile más y además algo aburrido.

Saludos.

guardafaro dijo...

Pues felicito a los de Badajoz, Cadiz y las demás ciudades españolas que aún mantienen un espíritu de carnaval. Como ya dijeron "peorparaelsol" mariano y ana y víctor, en Madrid es decepcionante. Un par de malos desfiles tardios, casi cual comparsa de reyes, y luego todos a casita. Y los veinte minutos de la lucha entre Don Carnal y Doña Cuaresma en la Plaza Mayor, pues nada que decir. Unas cuantas fotografías en la cámara y me quedo con las ganas de publicar algo decente, pero no merece la pena.

Shikilla dijo...

Gracias a todos, la verdad que en cada sitio imagino que hay sus fiestas especiales. En Badajoz además de la Feria de San Juan que es en junio, pues hay esta tambien.


Este año no es igual al de los demás para mí, todos los años salgo también el lunes que es un día grande, y este año por motivos que ya os contaré pues no me apetecía demasiado tanta fiesta.

Un abrazo a todos!

Mark dijo...

El carnaval es bonito. La vida, creo yo, no es que hace lo que puede por fastidiarnos, sino que (¿porque no lo miramos así?) es una especie de "sparring" que nos mantiene entrenados a base de, de vez en cuando, darlos un directo a la mandíbula o al hígado. Hala, a esquivarlo, y encima a darle las gracias. Bueno, y si de vez en cuando nosotros le damos a ella algún derechazo, mejor que mejor. ;-D