jueves, 15 de febrero de 2007

LAS MURGAS DEL CARNAVAL DE BADAJOZ


Este viernes comienza el Carnaval de Badajoz, pero antes de que se llenen nuestras calles de miles de personajes dispares como piratas, esquimales, cleopatras, y glamourosas de la belle époque, compartiendo época, lugar y fiesta con astronautas, drags queens y los protagonistas del caso malaya, por poner un ejemplo, viene la avanzadilla de las murgas, donde España se llena de poetas del ingenio, de la sátira, del ripio con gracia, que persiguen y cumplen con el objetivo de darle una colleja a muchos de los casos y cosas que pasan en este país dibujando una sonrisa de complicidad en todos los que les escuchamos y les aplaudimos porque nos solidarizamos, casi siempre, con esa crítica hecha con gracia.

Estos días, cientos de autores anónimos de las letras de las murgas cogen el testigo de Quevedo, Góngora, el conde de Villamediana, Cervantes, Clarín y el mismísimo Fénix de los Ingenios, Lope de Vega, que ya en su tiempo utilizaron la sátira para denunciar y arremeter en tono burlesco contra las situaciones, personas o instituciones incluso, del momento.

Sin duda, somos un país en el que abundan los críticos, yo diría que cada español es un crítico, a veces con mala leche, a veces con arte, pero no me podéis negar que también con un aguzado ingenio que no creo que exista en otros países. Aquí y ahora en Carnaval, más que nunca, todos somos Quevedos y Góngoras, todos tenemos nuestra crítica particular que hacer.

Por todos ellos, por los que año tras año, se convierten en la voz de los que quisiéramos dar esa colleja simbólica a los políticos, personajes y personajillos de la vida pública, “del corazón”, tanto local, nacional como internacional, va este pequeño homenaje.

Os dejo aquí este vídeo del año pasado de la Murga Ad líbitum, disfrazados de Fernando Alonso, una de las más antiguas, lleva ya 25 años cantando en el Carnaval, y tiene la particularidad de que siempre va a compañada de un miembro de la misma vestido como San Pancracio que se pasa todo el Carnaval con el brazo extendido y una careta blanca que esconde toda expresión, asistiendo a las actuaciones de sus compañeros totalmente inmóvil, como si del mismísimo santo se tratara. Todo un reto de paciencia y aguante. Como tradición, cada año me hago una foto con él, exhibiendo los distintos disfraces con los que participo en el Carnaval, que, os confieso, ¡¡me encanta!!, y ya estoy calentando motores para el fin de semana en el que el pregón dará el disparo de salida. A sus puestos......




Y aquí, San Pancracio.

4 comentarios:

La niña que riega albahaca dijo...

Hola!

Despues de mi parón por examenes
(que logré superar sin volverle loca de remate jeje) vuelvo por estos lares.
Gracias por tus comentarios


un saludo desde León

Mari Carmen dijo...

Nunca he participado en un carnaval, quiero decir de esos de renombre. En esta ciudad hay, como en la mayoría, un pasacalles para poder ver a todos esos colectivos que se disfrazan. Tampoco he ido a verlas, que yo recuerde. No me atraen. Sí me gustaría participar en esa otra clase de fiesta que dura todo el día, y varios días, y no sólo un par de horas desfilando por las calles. Algún día me gustaría ir a Cádiz, ciudad donde tengo familia, pero por las fechas que son... es difícil.

Un beso y disfruta de tus carnavales :)

LOLA GRACIA dijo...

Hola XIQUI..ya hice el meme que me encargaste y..en fin, me encantaría tener un San Pancracio de carne y hueso a modo de fetiche. Te imaginas?
Un beso

Mercedes dijo...

MUY BUENOS EL VIDEO DE LAS MURGAS...JAJJAAJ