viernes, 23 de febrero de 2007

¿QUÉ COLOR TIENE LA MUERTE?


Querida Idoia:

Hoy te he conocido, desde las portadas de todos los diarios te asomas con una cara casi de niña, tenías 23 años y, prácticamente desde siempre un sueño: ser soldado profesional.

Tu padre dice que esa idea no había quien te la quitara de la cabeza, que era un sentimiento grande el que tenías por esa profesión. Al igual que tu novio, Braulio, que también desde siempre sintió una vocación especial por ayudar a los demás y por los uniformes, metido siempre en Protección Civil y diciendo que él quería ser militar.

Ambos teníais otro sueño, casaros, y para ello, decidisteis sacaros el carné de conducir tanquetas, las BMR y presentaros voluntarios a la misión en Afganistán, ahorrar lo suficiente y poder cumplir ese sueño compartido. Braulio se lo decía a su padre: “En cuanto volvamos de la misión de Afganistán, Idoia se convertirá en mi mujer”.

Ibais a ir juntos, en el mismo relevo, pero ¡lo que son las cosas! un esguince retrasó tu marcha y, por tanto, tu vuelta a casa ya no podríais hacerla juntos, Braulio volvía antes.

Una mina anticarro mató en Afganistán vuestras ilusiones, proyectos, sueños, tan nuevos, tan pronto, tan jóvenes. Los sueños no deberían ir a la guerra, deberíamos dejarlos a salvo en lugares fuera del alcance de las minas, de las balas. Pero la realidad es que los sueños van con nosotros donde vayamos y corren la misma suerte.

Cuando el miércoles Braulio regresaba, se enteró de tu muerte, Idoia, y no quiso dejarte sola, pidió volver para estar junto a ti, y al final ¡ya ves!, sí que habéis vuelto juntos.

Allí estaban esperándote, tú seguro que los veías, tus padres, tus amigos, él, tal vez recordándote de pie, junto a la bandera de España, como en esa foto que ha salido en todos los diarios, ahora venías envuelta en ella tú y tus sueños rotos. Roja y amarilla la bandera. Cuando hay una danza macabra de colores, del color de las cruces a los méritos, del color de las misiones, del color de la guerra y de la paz, se abre paso otro color, el negro intenso, profundo, doloroso, el color que creo yo tiene la muerte. Porque el negro es la ausencia del color, comparable tan sólo a tu ausencia para ellos, los que te quieren de verdad. ¿Verán ellos los colores?. Tú estabas allí y ya no estabas. Roja y amarilla la bandera.

Pero te pregunto a ti que la conoces, a ti que lo sabes ahora, a ti que te ha llegado... tan nueva... tan pronto...tan joven... ¿Qué color tiene la muerte, Idoia?

16 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

qUÉ triste! La única hija de sus padres. Al menos murió haciendo algo que le gustaba.

Peorparaelsol dijo...

qué pena! acabo de ver la noticia en el telediario la madre se ha desmayado y todo no me extraa, de mi edad y acabar así. Qu mundo mas injusto!!

La Gata dijo...

No voy a entrar en lo que pienso en cuanto al papel de los militares, de la defensa, de la guerra y de la paz... pero sí al poco respeto de los medios de comunicación ante una cosa tan privada, tan personal. Es muy triste ver un telediario y que sólo te pongan las imágenes de los múltiples desmayos de una mujer totalmente destrozada. Pero claro, que tonta soy, el morbo es lo que vende.

illary dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Isabel dijo...

Nunca entenderé lo absurdo de algunas muertes inmerecidas...;o también los inmerecidos nacimientos de algunos que nunca debieron nacer...
Todo según se mire y piense...
Mí pésame a sus familiares y amigos por el evidente dolor igualmente inmerecido...
Estupendo post,Shikilla...Un abrazo.

mariadnne dijo...

Entré con la idea preconcebida de decirte gracias por visitar mi blog..pero he quedado perpleja ante tan cruel noticia..aca no llegan estas noticias a los titulares..esto nos da una idea de que la globalizacion solo es para hacer o decir lo que a los gobiernos les conviene..

Por respeto no añadire nada a este parrafo..respeto a los deudos y a un Pueblo que ha perdido a una de sus jovenes hijas..jovenes como si sobraran..!!

Un abrazo y gracias por darme la oportunidad de decirte Bienvenida a este espacio tan unico donde lo que prevalece es algo lllamado identidad de sentimientos conpartidos,,ser algo mas humanos cada dia..

(Deja en paz a Luis Martin que yo lo vi primero..)))!!Un besito !!

Shikilla dijo...

Gracias por los comentarios. mariadnne, desgraciadamente, los jóvenes viven en este mundo como nosotros, donde hay guerras. Ojalá alguna vez llegáramos a ver, nosotros, nuestros hijos, nietos, biznietos....un mundo sin guerra! Me temo que desde que el hombre es hombre existen y existirán.

Ade dijo...

Hola amiga, lamento mucho la muerte de la joven soldado. Dicen que matrimonio y mortaja del cielo bajan, a ella le tocó lejos de su patria y de sus querencias, tratando de ayudar en una tierra extraña.
Aqui en Venezuela vivimos peor que si estuvieramos en guerra, tenemos 45 muertos diarios de forma violenta. Si es verdad que no tenemos Minas tenemos el hampa desbordada, cuando sales a la calle no se sabe si regresas a tu casa.
Gracias por tus comentarios en mi blog, me han causado mucha gracia y claro que iremos por allá.
Un besote Ade

Gasper dijo...

No sé qué decir...
Pienso que quizás ellos dos también pudieron quebrar sueños de otros.

Y todo esto no deja de demostrar que las guerras son inhumanas porque arrojan lejos, tan lejos los corazones.

Besos

Jabi.- dijo...

Una española muere defendiendo el prestigio Estado Unidense... que mundo raro.Pobre niña, seguramente fue demasiado para ella y dios quizo que toro terminara en ese momento, que dejara de sufrir.
Tristes pero ya "normales" noticias. Suerte

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

Todas las guerras son inumanas y esta "niña" (podría ser nuestra hija), que conducía una ambulancia, ha tenido que perder sus sueños en un pais tan lejano... ¡No a la Guerra!.

Respecto de tus post, solamente decirte que estar cargado de sentimientos y de dolor. La has realizado un buen homenaje...

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

Todas las guerras son "inumanas", ya que ninguno de los que las organizan son humanos... por eso no pueden ser inhumanas.

Saludos.

Mari Carmen dijo...

Yo sigo preguntándome qué hacemos allí. Sé que puede sonar incorrecto, pero me lo pregunto porque no sé si realmente ayudan a aquella gente -supongo que de alguna manera sí- o más bien ayudan a los intereses de Papá Estados Unidos.

Una lástima la muerte de esta chica, y todas las muertes de tantos inocentees.

Un abrazo

Merce dijo...

Es terrible lo de esta pobre chica, y no quiero ni pensar como estarán además de su familia, todos los compañeros que han quedado allí....

maria del mar dijo...

Qué triste noticia para todos, pero en especial para su familia.Una chica tan joven y todos sus sueños rotos en un momento, no es justo, pero las guerras son asi, injustas.Desde aqui mi apoyo a esa familia.
Darte las gracias,shikilla, por tu manera de rendir homenaje a esta chica.
Besos

luz de gas dijo...

Buen homenaje. Idoia murió, en el trabajo que habia elegido, y sabia que podía ocurrir algo así allí o dónde la enviaran. No deja de ser por ello menos triste, alguien tan joven. Saludos