viernes, 4 de mayo de 2007

¡POBRE PANTOJA!


¡Pobre Pantoja! Pone un circo y le crecen los enanos. Vamos a tener que pensar que las malas lenguas que decían que esta mujer tenía “gafe” estaban en lo cierto.

Parece que el hecho de ser folklórica no exime de dar cuentas a la Justicia, y es que tanto la Justicia como Hacienda son muy tiquismiquis y no se casan con nadie ¡faltaría más!, que digo yo que si esta mujer tiene asuntos turbios y ha delinquido, sea como sea, que pague, porque si usted o yo o el vecino de la esquina tratáramos de “escamotear” unos cuantos milloncitos con artes nada folklóricas sino más bien “malas artes”, estoy segura que nos llevaban codo con codo al juzgado de guardia, o al cuartelillo más próximo y lo más seguro es que ni usted ni yo tengamos listos y preparados para ingresar, en concepto de fianza, los 90.000 euros que ella ha tenido que pagar.

Creo que a Isabel Pantoja no la salva esta vez ni la peineta ni la pose de víctima por amor “que no sabe nada”. No olvidemos que ya se vio metida en algún asuntillo anterior por causa del “escamoteo monetario”, como por ejemplo el asunto de la caja fuerte de Cantora cuando murió Paquirri y el feo asunto también de la caja fuerte de Encarna Sánchez.

A mí me da pena, mire usted, porque cantando como canta, teniendo sus fans, su público, uno podría pensar que no tiene necesidad ninguna de llevarse estos disgustos y de dárselos a su madre, la pobre Doña Ana, que seguro que en más de una ocasión le dijo que Julián Muñoz no le convenía, y que no aceptara regalos de desconocidos, aunque les conociera, aunque fuera un sinsentido, porque las madres tienen para esto mucha vista. O porque ella no sabía que su hija también sintió la llamada del dinero fácil, supuestamente.

Qué verdad encierra el refrán aquél de “dime con quién andas y te diré quién eres”, lo malo es que aquí no sabemos bien si la manzana podrida ha sido uno u otro, Julián o Isabel, porque ahora es fácil echar las culpas a quien, tal vez, sin dejar de tenerlas, no sea el único.

5 comentarios:

Gasper dijo...

Ahora sí que va a tener que cantar!!!

Te mando un besote grande, querida Shiki

GERARDO dijo...

Shiki,pirmero un saludo afectuoso y decirte que extraño esa comunicación que antes teníamos.

Lo de La Pantoja es lamentable pero es así como tu dices, ojala! sea menos la cosa.
Te voy a dejar colgado un poema para que no me olvides:

Vengo del más allá de las alturas convertido en sonido y en silencios, desde el fondo del mar y más allá de los planetas vengo tibio anidando en cada pecho un lenguaje de ecos que alucinan.

Vengo de montañas escondidas y de ríos bañados de espuma entre sus piedras,
vengo de las noches que gimieron encontrando los besos y los cuerpos, de las ansias, de los sueños y de los entuertos.

Soy etéreo y furtivo, y navego las velas que van hacia horizontes,
soy renuncia, entrega y despedida y la herida que sangra y también que cicatriza.

Soy lejano, oscuro y tenebroso, casi un misterio que aguarda entre las sombras y amanece prendido entre las rosas.

Soy cercano, viviente, enardecido, soy luz de esplendor y bienvenido, soy alegría y tristeza, soy barco que se aleja y barco que regresa.

Soy como el agua del río que pasa inadvertida, amando si, mucho a las vidas porque en ellas convivo y les trasciendo,
soy su entraña, su alma, y pensamiento, soy luz y más luz, soy El RECUERDO.

Recibe un beso en tu alma.

El Buen Salvaje dijo...

Antes de todo muchísimas felicidades, Shiki. Una madre como tú se merece una gran felicitación.

De segundas (y de refilón) todos tenemos cosas que esconder a la justicia del Homo Moderno pero no todos nos llamamos Isabel Pantoja. Lo peor de todo es que este "incidente" le hara triplicar su cahé en verano. Es triste, pero es así de "morbosa" la gente.

Saludos salvajes.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

La ambición no tiene límites y cuando uno se olvida de donde viene, suelen ocurrir estas cosas.
Aquí, al amor mutuo que han traido y llevado por las portadas de toda la prensa rosa nacional, ha sido simple atracción de talonario bajos el canto inigualable del metal de la monedas. Al final, cada uno encuentra su sitio y no te libras del destino ni con agua caliente.
Un saludo.

Shikilla dijo...

Gracias, Gasper, Gerardo, Gregorio, y para que no todas las iniciales de este comentario sean G, gracias a tí tambien Buen Salvaje, realmente lo de ser madre ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, así que me honran las felicitaciones por ello, lo soy con toda mi alma, aunque hay algo a lo que siempre aspiro: a ser no sólo mejor madre sino también mejor persona.

Besos a todos