martes, 4 de diciembre de 2007

EL PAPEL MÁGICO

Todos los años por estas fechas se nos plantea el mismo problema: qué regalar a los niños, ya sean hijos, sobrinos, hijos de amigos o vecinos. Empleamos gran parte de nuestras vacaciones, los más previsores, o las últimas horas si se nos echa el tiempo encima a los más lentos, en Navidad o Reyes, según tengamos costumbre, buscando el regalo perfecto.

El resultado muchas veces no es el deseado, ya que después de que te has matado buscando algo que sea original, que no lo tenga, que le haga realmente ilusión y le divierta o, si puede ser, todas las cosas a la vez, te encuentras con que el niño, acostumbrado ya a tener de todo, lo recibe con una cara, que ni siquiera intenta disimular, de hartazgo o simplemente indiferencia.

Este vídeo, que he intentado poner en el blog y no he sido capaz, por cierto, (tendréis que clikar en el enlace), demuestra que los niños pueden divertirse con cualquier cosa, incluso con un trozo de papel. Por lo menos el regalo de los más pequeños lo tenemos solucionado, basta con un Hola o un periódico atrasado, dudo que otra cosa les haga reir tanto como a este pequeño del vídeo un simple trozo de papel, claro que a lo mejor es un PAPEL MÁGICO.

Incluso parece que el trozo de papel es un buen regalo también para los padres, que se lo pasan bomba. Así que ¡hala! a reciclar revistas y periódicos, claro que me asalta una duda: ¿Cómo se envuelve el papel para regalo?.

4 comentarios:

El Buen Salvaje dijo...

Me parto. Como molan los niños.

¡¡No le compres muchos regalos a tus hijos!! ¡¡valorarán más lo que tienen!!

Saludos salvajes.

Trini dijo...

No me gusta la Navidad, a excepción del día de Reyes.
Ese día disfruto aún como una niña, sin embargo, siempre quedo un poco triste por la “triste” fiesta que mis hijos hacen a los regalos, (sea cuales sean) será que a nosotros nos faltaron tantas cosas que a ellos les sobran...
Voy a ver el video.

Besitos
Trini
http://poemasdeshanna.blogia.com

Fernando dijo...

Entrar a estas horas en wel blog recomendado del cocinillas me ha supuesto un trauma de órdago. Impresionantes sus recetas.
Hola de nuevo

Carlos dijo...

Genial, Shiki!! Me he reido mucho con el video.

Ya sé que suena muy "abuelo Cebolleta" pero yo en mi infancia recuerdo que éramos capaces de jugar casi con cualquier cosa, idear mundos enteros a partir de cualquier objeto. La imaginación al poder.

Mi amigo Mario, una mañana que me pasé yo jugando con su hija a dibujar y a no sé qué más historias que fuimos inventando, dice que los niños pequeños al final acaban valorando mucho más el tiempo que les dedicas personalmente, el rato que juegas con ellos, que el tiempo que les dejas solos delante de brillantes juguetes o juegos que lo hacen todo solos.