domingo, 22 de junio de 2008

¡ESPAÑA!, ¡ESPAÑA!


¡Ay! Si en todo estuviéramos tan unidos como en el fútbol.... los españoles jugaríamos la Eurocopa, jugaríamos el Mundial, la Intercontinental, la Universal ¡yo que sé! y todo lo que nos echaran. Al final todo es cuestión de colores y banderas, como en el fútbol. Los programas decimos que nos separan y lo que no sabemos es cuánto nos unen. Me gustaría hacer el experimento de dar a alguien los dos programas de los partidos más votados, sin siglas, sin nombres, tan sólo aquellas ideas y proyectos que se plasman en un programa político. ¿Cuántos de nosotros sabríamos distinguir entre uno hecho para la izquierda y otro hecho para la derecha?

Sin colores ni banderas el hombre no sería tan intolerante, o, dicho de otra forma, sería mucho más tolerante con las ideas de los otros. A lo mejor me equivoco, puede ser, pero podéis sacarme de dudas. Si nos despojaran a cada uno de nosotros de esos colores, siglas, banderines o banderolas que nos identifican como pertenecientes a un determinado partido político, ¿nos reconoceríamos como pertenecientes a una u otra opción?.

En fin, a lo que iba, me voy porque he quedado con unos amigos para ver el partido, unos dicen que no pasaremos, otros que sí, pero todos gritaremos, seguro, seguro: ¡España!, ¡España! Y por una vez estaremos unidos en un grito.

¡Suerte!, tenemos que dejar toda la pasta italiana ¡¡¡al dente!!! ¡Ñam!

La imagen es de "el Niño" por una cuestión sentimental, ya que soy del atleti, como sabéis.

9 comentarios:

Miguel Pazos dijo...

Coño, a mi me das un programa antiliberal y lo odio xDDD. Estamos en semifinales, por cierto.

Terly dijo...

Felicidades, Shikilla, y que
¡ VIVA ESPAÑA !

Marcelo dijo...

Felicitaciones España! Y respecto de lo que dices sobre los programas de partidos sin poner sus siglas, me recuerda a la cata ciega, que es aquella donde los catadores no saben qué marca de vino están probando. Y ahí suele ganar cualquiera!
Saludos

Shikilla dijo...

Siiii! Estamos en semifinales y se acabó la maldición del 22. Disfruté muchísimo con el partido y fue una fiesta aqui en Badajoz que, la verdad, aprovechamos cualquier cosita para hacer de ello una celebración, aunque esto no fue cualquier cosita, me encantó que todos cantáramos lo de "A por ellos..." y que al final los italianos se fueran "al dente" ñam y ñam!!

Terly dijo...

Felicísimo por el resultado, pero...vaya nochecita...me ha tocado dormir en el sofá.
Menos mal que al final ha podido la deportividad y tras darme un besito en la frente me ha dicho...Anda...vente a dormir.
Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Bueno, bueno, bueno... Mi pregunta ahora que tenemos a Rusia frente a los nuestros. ¿Estamos en la final con Alemania? Yo creo que sí.
Quiero las banderas en los balcones y la fiesta en las calles.

Por cierto, no se que pasa. Ayer, tras ganar a los italianos, mi vecino, el republicano, sacó la bandera nacional con el toro. ¡Ojo! no quiero decir política con esto del fútbol.

Pedro dijo...

Sula ladraba: ¡A por ellos!,
los gatos hacían la ola
y yo me tomé un cubata
de ron, hielo y coca-cola.

En el balcón la bandera,
en el coche pegatinas
y a los guiris alemanes
les gritaba en las esquinas.

Los verderones cantaban,
brotaban las florecillas,
de la crisis no se hablaba,
¡Dios mio qué maravilla...!

Caballero ZP dijo...

El lado malo de esto es que aumentara el grado de aborregamiento de muchos, Viva España.
Saludos

ElPoeta dijo...

Mira por donde al final pasó España, in extremis pero pasó... No soy nada futbolero, pero es cierto que estas cosas unen y animan. Un beso, amiguita,
V.