viernes, 10 de octubre de 2008

CONSEJOS Y TRUCOS PARA SOBRELLEVAR LA CRISIS


Llegaron las vacas flacas, y como parece que se van a quedar durante una temporadita que ojalá sea cortita, porque estos huéspedes son de los que da gusto perder de vista, he decidido recopilar una serie de trucos o consejos para sobrellevar esto de la mejor manera posible y hacer frente a la "innombrable". De este modo podremos ahorrar unos eurillos que nos vendrán de perlas.

Hazte una lista de la compra antes de ir al supermercado con lo que necesitas y cíñete a ella. Compra marcas blancas, no porque seamos racistas, sino porque suponen un considerable ahorro.

No lleves a tus hijos a los supermercados, a no ser que hayan cumplido los 35 años, tampoco vayas con hambre, ni con depresión, ni con euforia. Pero, ¡ojo!, llévate la cartera.

Aprovecha los alimentos de temporada y las ofertas del supermercado para llevar una dieta equilibrada pero económica. Métete en la cocina y prepara tus propios platos, abandona la comida precocinada o las llamadas de última hora al Telepizza, Telepaella o el chino de turno. Descubre el placer de cocinar y verás cómo la báscula también te lo agradecerá, si no eres cocinillas, te recomiendo "La cocina para inútiles" del Blog de Pedro.

Deja el tabaco. Suponiendo que fumes un paquete de tabaco rubio cada dos días, te debes de gastar una media de 50€ al mes. Lo que al año suponen, como mínimo, 600€: o lo que es lo mismo, casi un mes de hipoteca. (Bueno, reconozco que con este truco digo lo que el refrán: Consejos vendo, que para mí no tengo).

Coge la bici: el precio de la gasolina no para de subir, quizás al mismo ritmo que tus michelines. Puedes matar dos pájaros de un tiro subiéndote a la bici para ir a trabajar: te ahorrarás el coste de la gasolina, por un lado, y la cuota de ese gimnasio al que nunca vas, por otro.

Si coges el coche, recuerda: Ahorra Gasolina. Conduce siempre con marchas largas y entre las 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto en coches de gasolina y a unas 1.500 ó 2.000 en los diesel. Modera tu velocidad, por encima de los 100km/h el consumo de gasolina se multiplica.

Descubre el placer de quedarte en casa: acaba de empezar el otoño, la caída de las hojas, los días lluviosos y más cortos nos invitan a quedarnos en casa. Disfruta de ese inmenso placer dedicándote a cosas que requieren tiempo: leer, actualizar el blog o jugar al cinquillo en familia. Todo eso será bastante más barato que salir a dar una vuelta y acabar metidos ¡Dios sabe dónde!.

Invita a cenar en casa. Recomienda a cada uno que traiga una cosa, pero sé listo, la bebida y los postres es lo más caro.

Déjate las tarjetas de crédito en el cajón: la mejor manera de no caer en la tentación es no cruzarte con ella. Si vas a ir a comprar, llévate en efectivo el dinero que puedas gastarte y deja las tarjetas de crédito en casa, así te evitarás sorpresas desagradables a final de mes.

Consigue ingresos extra, seguro que tienes una habilidad secreta que puedes explotar, mover las orejas a voluntad, cuadros de punto de cruz, castillos con palillos, bailar el zortziko o la muñeira, etc..

Si tienes una terraza, cría un par de gallinas para que den huevos. Si en la terraza, además, en vez de margaritas, plantas cebollas o ajos, mejor que mejor.

Recupera los jerseys de lana que te hizo tu abuela. No eran los más bonitos.... pero puede evitar que enciendas la calefacción.

Trucos con el móvil: llama a tu amigo, amiga o vecina, deja que suene el teléfono dos veces y cuelgas enseguida, al final te llamará ella y otra llamada que te ahorras.

Merienda gratis en los supermercados con las promociones de los alimentos. A las azafatas o azafatos nunca les molesta que comas, sino todo lo contrario, pero ¡eso sí! no caigas en la tentación de comprar ninguno de los productos que promocionan a no ser que lo tengas anotado en la lista, no vale llevar un Boli en el bolsillo y anotarlo a última hora, la lista ha de ser cerrada como en las Elecciones.

Apaga las luces cuando no estés en una habitación. Las luces piloto de televisores o vídeos, monitores de ordenador , etc. esas que se quedan encendidas después de apagar el aparato en cuestión, también consumen energía. Si sumamos todas las de una casa consumen tanto como una tostadora encendida, así que si apagamos desde el botón del electrodoméstico, estaremos ahorrando luz. El uso de bombillas de bajo consumo hará que nuestro recibo de la luz baje considerablemente, aunque en un principio hagamos un mayor desembolso, a la larga el ahorro es considerable. Además, ¿por qué no volver al romanticismo de la cena con velas?.

Ahorra en calefaccion y/o aire acondicionado: Vístete acorde con la temperatura exterior, en invierno usa jerseys de lana y en verano camisetas de algodón. De esta manera no tendrás que abusar ni de la calefacción ni del aire acondicionado. Recuerda que tu casa o tu oficina no tiene por qué ser una sauna en invierno ni el polo norte en verano. Además ahorrarás en enfermedades respiratorias y medicamentos!!

Espero que os hayan sido útiles y si sabéis algún truco o consejo más, compartidlo, que yo os lo agradezco, y España aún más.

10 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

¡Qué fuerte lo que está pasando ¿Verdad Shiki?
Ojalá que estos consejos sean suficientes y que el humor siempre nos fortalezca.:)

Un abrazo

Pantagruel dijo...

El sábado pasado mi gran superficie de cabecera, situada en una zona más bien deprimida de la ciudad, estaba a tope de gente, y las cajas todas funcionando con cola; parecia Navidad. Yo creo que en mi barrio, en lugar de seguir tus consejos, hemos decidido que para que se lo quede Botín, mejor nos lo comemos. Eso sí, mi hermano, a bastante distancia de aquí, ha plantado un macetohuerto del que esperaba buenos productos y a bajo precio; lástima que a la araña roja tambien la hayan parecido los producos buenos y baratos.

Jesús Arroyo dijo...

Primera medida: Por mucha "jambre" que pasemos, no comernos el humor.
Hablando de "jambres", recuerdo que cuando mi padre nos escuchaba decir "tengo hambre", se volvía como un resorte y nos decía "¡no! no tienes hambre, tienes ganas de comer". Nació en 1925... Espero que solo se quede en eso, en ganas de comer.

Las siguientes: Ya las has dicho tú.

Beeeesos.

Terly dijo...

¡Qué barbaridad, Shikilla! Después de leer todos tus consejos me he quedado alucinando. Como soy hombre de números, he ido sumando todo lo que me puedo ahorrar y creo que al final me van a tener que devolver dinero, no sé quién ni como ni donde pero el saldo me sale negativo.
Tus consejos los voy a empezar...pero ya. No has blado omo
aorrar co el ordedor per yo ya he comzado por comrme algunas letas.
Un bes.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Leyendo tus consejos me venían como arcadas y a intervalos, más o menos regulares, entre las bocanadas, me venía –no sé por qué- el título de una película, a la mollera: “El silencio de los corderos muertos”. ¿Debemos de ser tan corderos como para permanecer callados? ¿Es que esta “p...” crisis carece de autoría?... ¿Y si nos acordamos de la madre de Penete?

Saludos afectuosos, desde la discrepancia: Algo habrá que hacer, pero no mirando hacia otro lado.

PD: Lamento no estar de acuerdo con esa actitud tan pasiva que nos aconsejas. (Alguna vez teníamos que discrepar, ¿no, Shiki?

Pedro dijo...

¿Crisis? ¿Pero de que crisis estáis hablando...?
A mí mi Presidente me ha dicho que no hay crisis y si mi Presidente dice que no hay crisis...¡No hay crisis!
¿Si los ahorradores pueden estar trnquilos...?
¿Por qué han aumentado las garantías mínimas...?
¡A ver si es que vamos a tener crisiiiis...!
¡Voy a comerme el chocolate que tenía ahorrado, no sea que se devalue...!

Shikilla dijo...

Sí, muy fuerte miguel, pero tienes razón, el humor nos fortalece, prueba de ello es mi entrada que está escrita desde el punto de vista del humor.

Panta, anoche salí a cenar a nuestro país vecino, Portugal, donde hay una marisquería muy conocida, El Cristo se llama, y estaba a tope, muchos de los que había eran de Badajoz, también me pregunto si será para que no se lo queden los bancos.

Jesús, hambre no creo que pasemos, claro que no, ni jambre tampoco, mira que a mi me vendría bien un poquitín, pero no creo que llegue la sangre al río, y prometo no comerme el humor, antes me como un codo.

Terly, si te comes letras, no te comas la h que esa no sabe a "na", a humo nada más.

MSM, no creas que discrepamos tanto, en realidad los consejos que pongo están matizados y salpimentados de segundas intenciones, alguno, y no significa que claudique.

La pasividad no es lo mismo que el "ahorro", incluso en época de vacas gordas, algunos de los consejos son bien sabidos para no derrochar, y eso que yo me reconozco una "gastona".

Pedro, yo para chocolate siempre tendré!!, eso es un producto de primerísima necesidad para mí, ¿con qué podría sino mitigar mis neuras y depres?

Pantagruel dijo...

Conozco esa marisquería de Elvas, lo que pasa es que la última vez que estuve allí aun había puesto fronterizo con civiles y guardias, que registraban maleteros y miraban detenidamente el pasaporte. Entonces si había crisis no nos enterábamos. I love Portugal.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ya decía yo que Shiki... Disculpa si te he hecho definirte más de lo que quizá deseabas.

Abrazo.

Blogger dijo...

New Diet Taps into Pioneering Idea to Help Dieters Get Rid Of 20 Pounds within Only 21 Days!