domingo, 14 de diciembre de 2008

LLEGA LA NAVIDAD, SIN ÁNIMO DE OFENDER


Cada vez queda menos para que llegue la Navidad a nuestros calendarios, curiosamente, a los calendarios de todos: cristianos, ateos, agnósticos, trabajadores por cuenta ajena, por cuenta propia, pequeños y medianos empresarios, políticos, funcionarios, estudiantes y soldados sin graduación…todos, sin excepción, están preparando la Navidad, no del mismo modo, por supuesto, pero sí que tienen en mente, la mayoría, esos días de Fiesta, esas comidas y cenas de empresa, de familia, de amigos, los regalos, amigos invisibles, etc…


Lo cual, dadas las circunstancias presentes y que todos conocemos, es bastante paradójico, si me lo permitís, como todo lo que últimamente se está dando en el panorama actual. Si me pidieran definir el último año, diría que es: UNA PURA PARADOJA.


A mí que siempre me están corroyendo las dudas de todo tipo, me asaltan muchas en esta época del año, a saber:


Dudo si ahora que se ha prohibido el uso de la cruz en lugares públicos, será políticamente correcto poner los Nacimientos en los escaparates, hacer concurso de belenes, organizar y sacar a las calles las cabalgatas de los Reyes Magos o incluso cantar villancicos, es más, ¿será moralmente correcto cogerse vacaciones en Navidad para los no-cristianos teniendo en cuenta que lo que se celebra es el Nacimiento de Jesús? ¿No se sentirán ofendidos los que por ser Navidad no tienen que ir a trabajar y reivindicarán su derecho a seguir trabajando porque lo que se celebra no va con ellos?


A mí me parece que para no caer en la ofensa gratuita del personal y preservar del soponcio a ese espíritu no-cristiano que se duele con los símbolos tradicionales de nuestra religión y creencias, deberíamos acceder a las vacaciones, en esta época del año, aquellos que, previa presentación de la partida de Bautismo, acreditemos fehacientemente que somos cristianos bautizados. ¿Qué necesidad tenemos de herir la susceptibilidad del personal con nuestras celebraciones?


Claro que me dirán que cristianos bautizados en este país hay muchísimos y eso podría dar lugar a que la picaresca que nos caracteriza se pusiera en marcha, todo por conseguir unos días de vacaciones.


Como no creo que nadie de motu propio abjure de su pertenencia a la Iglesia católica, y no por las razones con las que los sufridos mártires se mantenían firmes en su fe, sino por otras quizás mucho más mundanas, léase bodas, bautizos, comuniones y demás eventos sociales, y si no al tiempo; propongo que en las Parroquias un monaguillo se sitúe a la entrada del templo y vaya poniendo un sello en la cartilla que, a tal efecto se nos entregará y en la cual figurarán las diversas celebraciones propias de la Liturgia de Navidad, Misa del Gallo incluida. El que no presente la cartilla con los sellos al acabar las vacaciones, deberá doblar turnos y trabajar el doble.


¿Qué es duro de cumplir? ah! se siente, el que algo quiere algo le cuesta, unas vacaciones bien valen una Misa, aunque sea del Gallo.

24 comentarios:

Terly dijo...

Mi querida Shikilla, si fuera así, como tú dices, estoy seguro que se harían cursillos de falsificación de documentos y sellos, ¿o es que crees, por ejemplo, que por esa "nimiez" el Sr. Caldera se iba a quedar sin sus vacaciones de Navidad?
Un beso.

Pantagruel dijo...

Lo siento, Shikilla, tu entrada tiene su gracia pero la argumentación es falaz: en navidad se celebra el solsticio de invierno, que todos estamos invitados a celebrar. Con rigor histórico no se tiene ni idea de cuando nació Jesús, si es que alguna vez lo hizo. La iglesia se apropió de esa fiesta, como de muchas otras (cosas).

Jesús Arroyo dijo...

Hola Shikilla:
Bufff! estas cosas me ponen de los nerviooooooooos.
Muchos besos.

Európides dijo...

Hola Shikilla.
No te falta razón para esa gran verdad a la cual se acoge todo el mundo sin ser, sin sentis y participando en algunos casos activamente, aún cuando están la mayoría del tiempo despresitigiando o a ver que inventan para fastidiar más si cabe a la Iglesia.

Pero a la hora de acogerse a esas gratificantes vacaciones y a las costumbres, son los primeros.
Todavía conservo mi cartilla de bautismo, que no todo el mundo tiene y que donde mis padres vivían entonces se daba a los que se bautizaban acreditando en papel algo que sin letras está escrito.
No soy practicante, pero nunca me han enseñado nada malo, todo ha sido enseñar una Doctrina y normas de vida que si muchos las llevarán a cabo habrían muchas mejores personas.

Besos

J. F. Sebastian dijo...

Apoyo la moción Shikilla. Pero me temo que nos ibamos a quedar solos... Por no hablar de los palos que nos caerían del gremio de la hostelería, entre otros.

Shikilla dijo...

Terly, tienes razón, ya inventarían lo que fuera para no quedarse sin vacaciones.

La picaresca es muy, muy pícara, valga la redundancia.

Shikilla dijo...

Pantagruel, si es que la Iglesia es muy suya, coge una celebración se adueña de ella y a echar a correr, pero ¿como es que desde la Edad Media hasta nuestros días no ha habido nadie defendiendo el solsticio del invierno y su celebración con la suficiente fuerza como para que la Iglesia se quede compuesta y sin Fiestas?

Realmente, mi argumento no es falaz, simplemente está puesto al día, actualizado.

El solsticio de invierno en las antiguas culturas, tanto la celta, como la romana, también estaba dedicada a los dioses. Así que me temo que si Jesús no hubiera nacido, como pareces poner en tela de juicio, otros ocuparían su lugar como hijos de otros dioses, o como dioses mismos.

Al margen de históricas o míticas elucubraciones, Panta, con toda honestidad dime: ¿en estos días tú dices "feliz solsticio de invierno" o felices fiestas, Navidad, pascuas, días, vacaciones....etc?

Shikilla dijo...

Jesús, a mi siempre me pone de los nervios la hipocresía, la supuesta modernidad que no es sino retroceso, el querer borrar de un plumazo siglos de cultura, y sobre todo, la ceguera de quienes pretenden borrar los orígenes de Occidente y su civilización, haciendo una Historia a la carta.

Besos

Shikilla dijo...

Európides, en realidad, mucha de la gente que se casa por la Iglesia, permiten que sus hijos hagan la Comunión, o bautizan a los niños, solamente pisan los templos en esas celebraciones, bodas, bautizos y comuniones y pare usted de contar. La hipocresía social, además, les hace callar cuando se trata de defender su fe, la Iglesia a la que pertenecen e incluso al sacerdote de su parroquia, si se tercia.

¿Por qué? yo me lo pregunto siempre y no encuentro respuesta.

Shikilla dijo...

J.F Sebastian, quizás la pregunta que me hago más arriba y le comento a Európides, tenga como respuesta lo que tú dices, a lo mejor no se trata de ser muchos y malos sino pocos y buenos, y no se me entienda ese buenos y malos como maniqueísmo, sino que me refiero a por lo menos, cristianos comprometidos con nuestra fe. Cristianos coherentes, sin complejos, convencidos de que nuestra fe es un regalo.

Un saludo

Pantagruel dijo...

Ya sé que las enciclopedias del internet están muy desprestigiadas, y más desde el varapalo de Don Javier Marías, pero algunos artículos de Wikipedia, como el relativo a "Jesús", parecen bien fundamentados; ¿quién soy yo para poner nada en tela de juicio?:

"Según la opinión mayoritariamente aceptada en medios académicos, basada en una lectura crítica de los textos sobre su figura,[1] Jesús de Nazaret fue un predicador judío que nació el año 6 a. C., vivió a comienzos del siglo I en las regiones de Galilea y Judea (en los actuales Israel y los territorios palestinos ocupados) y fue crucificado en Jerusalén en torno al año 30.
[...]
Lo que se conoce de Jesús depende casi absolutamente[2] de la tradición cristiana, especialmente de la utilizada para la composición de los evangelios sinópticos, redactados, según opinión mayoritaria, unos 30 ó 40 años, como mínimo, después de su muerte
[...]
Existe una minoría que niega la existencia histórica de Jesús de Nazaret.[1]
[...]
El relato evangélico es la fuente principal para el conocimiento de Jesús, y constituye la base de las interpretaciones que de su figura hacen las diferentes ramas del cristianismo. Aunque puede contener elementos históricos, expresa fundamentalmente la fe de las comunidades cristianas en la época en que estos textos fueron escritos, y la visión que por entonces tenían de Jesús de Nazaret.
[...]
A diferencia de lo que ocurre con otros personajes de la Antigüedad, pero al igual que sucede con otros muchos, no existen evidencias arqueológicas que permitan verificar la existencia de Jesús de Nazaret. La explicación principal que se da a este hecho es que Jesús no alcanzó en su tiempo una relevancia suficiente como para dejar constancia en fuentes arqueológicas.[61]
[...]
En el estado actual de conocimientos acerca de Jesús de Nazaret, la opinión predominante en medios académicos es que se trata de un personaje histórico, cuya biografía y mensaje fueron significativamente alterados por los redactores de las fuentes, que actuaron movidos por intereses religiosos. Existe, sin embargo, una minoría de estudiosos que, desde una crítica radical de las fuentes, consideran probable que Jesús no fuese un personaje histórico real, sino una entidad mítica, similar a otras figuras objeto de culto en la Antigüedad."

Eso es todo, o casi todo, que no es lo mismo, pero es igual.

En la edad media la iglesia ya se había hecho con todo el poder, y no había más que hacer. Y por supuesto que las fiestas del solsticio estaban dedicadas a deidades; ya hemos dicho que nuestro cerebro ha evolucionado con el software de creer; el no creer, el poner en duda, es una postura activa, que requiere una energia adicional.

Yo, por si acaso, felicito "las fiestas" y deseo un buen año nuevo. Es mi fórmula habitual, que hago ahora extensiva a tí y a tus visitantes. Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Perligrosa entrada has colgado. Con las cosas de comer -se dice-, no se juega; pues con las vacaciones tampoco. Imagina que pasa por este blog un tal Pepiño,el de las palabras incompletas, sí. Ese se saca la herramienta del bolsillo y da un tijeretazo al las vacaciones navideñas, y le clava la culpa al PP... pero, vamos, como el que lava.

Deja, deja... que unas vacaciones, son unas vacaciones.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con esta entrada. Posteriormente se han comentado cosas diversas, pero creo que algo se nos olvida...Nadie ha hablado de "EL Corte Inglés". Por Dios! cómo os habeis podido olvidar de ello? Nada ocurre es España hasta que no lo anuncia El Corte Inglés. Cuando es primavera? Cuando es otoño? Cuando es Navidad? Los historiadores han pasado siglos investigando, los científicos analizando, los maestros enseñando....para qué? Si solo tienes que poner la tele y el paladín del consumismo ya dirige tus acciones con un simple anuncio. Alguien debería hacer un estudio sociológico profundo sobre ello: familias, personas....intentando tapar sus miserias personales y familiares con carísimos regalos y copiosas cenas. A quién le importa lo que se celebra? Quien intenta buscar un sentido profundo a la Navidad? Muy pocos. La mayoría tan solo busca sentirse mejor cuanto más importante sea el regalo que adquieren. Y todo eso, es lo que estamos transmitiendo a las nuevas generaciones.
Sin duda alguna, me quedo con la Navidad de mi infancia, con la ilusión, con los villancicos, los langostinos y el estuche nuevo para Reyes.........Nungún anuncio nos tenia que decir lo que celebrabamos, todos lo sabíamos. Levanto mi virtual copa por eso: porque nunca perdamos la ilusión.

La tía Sol

Shikilla dijo...

Querida Sol, cuánto me alegra verte por estos lares!, como siempre, tienes razón, tus palabras siempre acertando en la diana. El Corte Inglés es el rey de los solsticios y las festividades, ni siquiera podríamos querer a nuestros padres igual si no fuera porque él nos anuncia el Día del Padre y el Día de la Madre.

Un altar, ara en honor del materialismo-sentimentaloide, aunque suene ¡¡como no!! a paradoja, deberíamos levantar a San Corte Inglés.

Besitos, Sol y gracias por iluminar este rincón con tu luz, siempre querida.

Shikilla dijo...

Pantagruel, pues eso, te deseo unas felices fiestas navideñas.

Shikilla dijo...

MSM, Pepiño no se acerca por aqui, al menos podría tener la deferencia ya que yo he ido a su blog a ponerle lo que pensaba de sus ínfulas de héroe a distancia, pero ni me ha publicado el comentario, ni me ha contestado. Hay que ver!!! ni me escribe, ni me llama, me ningunea el Gran Pepiño Salvador!!

Zinquirilla dijo...

Esto me recuerda lo que decía Savater con herir sensibilidades al vocear la fe (sic). Pero lo has descrito muy bien, todos cogen vacaciones y piensan en las navidades (comidas, regalos, etc).

Eso sí, un amigo mío cada 25 me manda un sms con un Feliz Saturnalia, que es la fiesta anterior que evolucionó hacia el nacimiento de Mitra. No se trata de apropiarse de festividades, la iglesia está formada por hombres y en la espiritualidad humana hay un acuerdo tácito de respetar espacios o fechas sagradas. Hablo de espirtualidad y sensibilidad, claro con borricos como hay...

p.d.: Shikilla muchas gracias por comentar en mi nuevo blog, ¡te has adelantado a su presentación! :D

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Póbrecita Shikilla, que su amor frustrado, D. Pepiño la ningunea: Quien desprecia (¡ojo!), comprar quiere... ;-)

Terly dijo...

Querida Shikilla:
Mis mayores deseos de que pases tú junto a tu familia unas felices Navidades.
Un abrazo

VILLANCICO DE NAVIDAD
Terly

Fue un día veinticinco de Diciembre,
cuando nació el Niño Jesús en Belén,
¡Qué frío más grande el de aquella noche!
se helaron los charcos y el pozo también.

María y José cantaban al Niño
canciones más viejas que Matusalén
y los pastorcillos con gracia sonaban
zambombas, panderos y hasta la sartén.

Mientras la mula y el buey resoplaban
y daban calor al Rey en los pies,
los Magos le dieron valiosos regalos
de oro, incienso, mirra y dijeron, amén.

Una estrella brillaba en el cielo
que iluminaba toda Jerusalén,
¡anuncio de Dios que a todos traía
un mensaje de amor, de paz y de bien!...

prosasypixeles dijo...

Hola Shiki:
Con esto de creer y no creer, siempre me viene a la cabeza una frase que dijo Gabriel Garcia Marquez en Radio Nacional de España, en una entrevista:
" A la hora de morir, hasta el mas ateo mira al cielo".
Mas o menos asi la recuerdo. Lo del morir no tiene nada que ver con el post, pero lo segundo si.
Un cordial saludo a ti y tus visitantes, y Felices Fiestas. Y Feliz 2009.

Caminarsingluten dijo...

Nuestros mejores deseos para que paséis unas Fiestas Navideñas lo más amenas y alegres posibles, disfrutando de la compañía de vuestros seres queridos, y que en próximo año, además de continuar en contacto, consigamos entre tod@s llenarlo de amistad, amor, salud y paz.

Muchos besotes, abrazos y felicitaciones.

Ana y Víctor

SOMMER dijo...

Tienes razón. Creo que nos estamos pasando. Todo se nos está escapando de las manos...

En todo caso, feliz navidad.

Dulce dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro. Feliz Navidad

Anónimo dijo...

AY, QUE DILEMAS EXISTENCIALES, ESTAS CHICAS DEL PP !!!!