sábado, 14 de febrero de 2009

TEORIA DEL AMOR


Todos tenemos una teoría escondida en el cajón de la mesita de noche sobre ese otro universo que es el amor, cerca de nosotros, para saberla a mano y poder añadir notas cada vez que nos sorprende con enseñanzas nuevas. Cuando reconocemos al amor, entre una multitud de sentimientos, nos abandonamos a él igual que el niño al que amamanta su madre se abandona a la suave calidez de la epidermis materna.

Hemos puesto muchos nombres al amor, pero al final el amor es definido por el tiempo y la caricia, dibujado por la palabra y la mirada, el amor se reviste de mil túnicas, pero sigue debajo de todo aquéllo con lo que le hemos cubierto, palpitando, en la esencia de lo que es realmente: ese sentimiento que llena el alma, con tantas definiciones como corazones lo han experimentado, con tantas caras como maneras de vivirlo y sentirlo. ¡Ay, Polifacético y pluriempleado amor!.

El amor nos es imprescindible y no tiene por qué ser correspondido, pero si lo es, se inventa cada mañana y se pone de limpio, para salir al mundo con la sonrisa puesta, como un vendedor de enciclopedias que tiene la seguridad que en cada puerta que llame, no sólo le recibirán con los brazos abiertos, sino que le comprarán gustosos la pesada mercancía y además le darán las gracias por haber pensado en ellos.

El amor luce recién estrenado cada vez que cerramos los ojos y tomamos conciencia de él; al abrirlos, la vida luce diferente y si es de noche y miramos al cielo, podemos percibir claramente que alguien ha sacado brillo a las estrellas y la luna nos hace un guiño, cómplice de nuestra historia.

No hay días especiales para el amor, a él incluso le gustan los días de diario, si acaso los jueves son algo más especiales porque poniéndose de puntillas puede mirar a la derecha y a la izquierda y ver, desde ese ecuador semanal, los besos dados y los que le quedan por dar, aunque con el amor nunca se sabe, pudiera ser que nacieran muchos más besos de los previstos.

Su música de fondo puede ser cualquiera, él sabe crear melodías de notas infinitas que se pueden interpretar tan sólo con las manos o con los ojos, incluso con palabras que él sabe hacer sonar como lluvia de primavera. Hasta el ritmo cardíaco se pone bajo su dirección y a un gesto de sus dedos se pone a latir molto vivace.

Hay muchas teorías sobre el amor, todos tenemos una y esta es la mía.

17 comentarios:

ElPoeta dijo...

Me gusta tu teoría en líneas generales, pero hay algo de lo que discrepo. Yo creo que sí es imprescindible sentir amor para sentirse vivo, entendiendo por amor todos los afectos, cariños y pasiones hacia familia, amigos, y demás. Por supuesto que se puede vivir sin estar enamorado, pero no sin amor... De todas formas coincido en ti en que no creo en el amor a fecha fija y creo que hay que cultivarlo siempre, cada día. Un beso, amiga querida,
V.

Shikilla dijo...

Querido amigo poeta, quizás no has leído bien, digo en mi teoría que el amor nos es imprescindible, por supuesto, no que "no" es imprescindible, no podría vivir sin amor, sin amar...Un beso

Terly dijo...

Tienes toda la razón del mundo, el amor no es para festejarlo un día determinado sino cada instante de nuestra vida, porque si se sabe amar, todos esos instantes puden estar repletos de esa sensación maravillosa que llamamos amor. Y no tiene necesidad de que sea a un amor de pareja, que también, pero se puede amar la naturaleza, un paisaje, la música, la poesía, a Dios...
Sé que tú tienes stock de amor para poner una industria...
Besos y feliz día.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Una auténtica maestra del amor. Eso eres en cualquiera de sus formas y de sus facetas lo entiende y lo interpretas: la maestra del amor cubista, te nombraría yo.

Pedro dijo...

El Amor... ¡qué fácil, qué sencillo, qué simple....y qué difícil, que complicado, qué retorcido al mismo tiempo...
¡Pues no has dicho tú nada...!
Un besote.

david santos dijo...

¡Feliz día de San Valentín, y del Amor!

TCR dijo...

Pefectamente deacuerdo, permitirme añadir un nuevo comentario, el amor es una locura y no dura mucho, por amor se pierde peso, se pierde la cabeza, hasta se llega a matar, etc.. cierto es que hay muchas teorías pero es un estado emocional maravilloso que realmenete no dura mucho tiempo, el resto no es AMOR, si es vulgarmente amor.
saludos

Jesús Arroyo dijo...

Es como el gusanito que se mete por los poros. No podemos vivir sin él. Nos duele, nos calma, nos castiga, nos perdona, nos enloquece, nos descansa... pero, nos pase lo que nos pase, es necesario.

Anuskirrum dijo...

Shikilla has encontrado muy bellas palabras para definir el amor. Emocionantes para ilustrar tal sentimiento. Parece que estuviera dicho todo sobre el amor, y es increíble que cada persona lo llama de una manera.
Me encanta lo del amor de diario, el "jueves", para mirar de puntillas....

El amor tiende a hacernos grandes, nos ennoblece, nos compone. Es esa fuerza que atraviesa el tiempo y carga con nuestros miedos. El material necesario para construir, para unir, para comprender, y hasta para saber llorar una amargura.
Es el agua que riega nuestras raíces e hidrata nuestro presente, ese Dios que nos protege, y se acerca a nosotros con bandera blanca.
La libertad probablemente, en su estado más primitivo.

Un saludo

J. F. Sebastian dijo...

Qué gráfica y bella. No tiene nada que envidiar a la Primera carta del apostol San Pablo a los corintios 12,31- 13,8. Preciosa canción.

Felicidades.

Shikilla dijo...

Qué hermosas palabras las que me dejáis definiendo también, a vuestra manera, el amor. Qué tema para teorizar más bueno y qué gran excusa para examinar cómo andamos de amor en nuestra mochila.

Besos y gracias a todos.

Pantagruel dijo...

Shikilla, permíteme un off-topic algo egoista. Yo he debatido a veces contigo, y con algunos de tus visitantes; conoces mi estilo de discutir, a veces quizás algo prepotente, pero creo que no insultante... Te podré llamar como testigo llegado el caso? Perdón por la disgresión. ;-)

Tú entrada es poética, como casi todo lo que escribes.

Marcelo dijo...

Me pararé en medio de mi ecuador semanal (me gustó mucho esa definición!) e intentaré -al menos en el amor- que todos los días sean días adecuados.
Un saludo!

Shikilla dijo...

Pantagruel, depende de para lo que tenga que testificar, si lo he visto o leído, seré tu testigo.

Y no te preocupes que no hay ninguna digresión, aqui se habla de lo que se tercie :)

Claro que conozco tu estilo de discutir, no, no eres insultante, simplemente debates creyendo en lo que dices, como casi todos lo hacemos cuando creemos en nuestro discurso.

Saludos

Shikilla dijo...

Marcelo, a veces viene bien pararse en cualquier ecuador y mirar a un lado y a otro.

Espero que tu vida esté llena de días "adecuados" a lo que quieras, a lo que desees, a lo que te haga feliz.

Gracias y un beso

Terly dijo...

Hola Shikilla:
Tienes un premio, sorteo, concurso (no sé como llamarlo) en mi blog. Si te apetece participar, puedes pasarte por él para informarte y recogerlo, si es de tu interés.
Un beso

Anónimo dijo...

Si el amor es imprescindible, lo dificil es encontrarlo y ser correspondido, de todas formas siempre, tengo la puerta abierta, para que entre el amor cuando le parezca.