miércoles, 11 de noviembre de 2009

EL ALMA DEL REVÉS


¡Tengo un blog!, ¡soy bloguera!. Sí, ya sé que lo sabéis, lo que digo son afirmaciones tan obvias que suenan ridículas escritas en mi propio blog y por mí, pero me las repito con frecuencia porque, aunque en principio esas dos frases no sugieran otra cosa que no sea lo que es evidente, tener un blog y, por tanto, ser bloguera, te reviste con una capa de responsabilidad y obligatoriedad de la que es difícil deshacerse.

No se puede uno zafar sin remordimiento de conciencia, desazón o malestar, del yugo que nos une a cada bloguero con nuestro blog o, mucho peor aún, con nuestros blogs. Si es una tarea ardua mantener un buen ritmo de publicaciones y lograr que nuestro sitio sea un lugar vivo donde fluyan las visitas y los lectores, donde se comente, se debata, etc... imaginaos que será para el que tenga más de un blog. Yo confieso que, después de intentar abrir otros sitios web, he desistido. Mi otro blog de Poemas se convirtió en una especie de cofre donde guardé hace tiempo unos cuantos poemas y allí se quedaron para ser leídos por quien quiera, no lo actualizo nunca, pero sigo teniendo visitas en mayor o menor cantidad. Los blogs son como hijos a los que tienes la obligación de cuidar, dar de comer, vestir, etc..

Todo el mundo da por hecho que si tienes un blog es porque tienes algo que decir, porque quieres compartir algo, porque lo que pasa en el mundo te gusta o te disgusta y quieres aplaudirlo o criticarlo, en fin, esperan de ti que, al menos, digas algo. Pero yo, últimamente, me sorprendo buscando cosas que decir ¿Por qué?.

He vuelto del revés el alma por si tiene alguna costura rota en la que no hubiera reparado por donde se me escape la inspiración, ya sabéis, (según la RAE): “El efecto de sentir el escritor, el orador o el artista el singular y eficaz estímulo que le hace producir espontáneamente y como sin esfuerzo”. No es que yo considere que dé el perfil de escritora, oradora o artista para poder alcanzar ese singular estímulo, pero me vendría bien un espontáneo “producir como sin esfuerzo” del que habla la Real Academia, incluso aunque fuera y pareciera con esfuerzo.

No tengo ideas nuevas, tampoco ninguna que pueda servir, una vez sacudida, limpia del polvo del olvido, maqueada con barniz blanco de copal y adornada con guirnaldas de flores menudas, para traerla aquí y sentarla en el alféizar de esta ventana donde contemplar el mundo y, sin ánimo de parecer pretenciosa, también donde el mundo la contemple (¿quién dice que no?), como si fuera recién estrenada.

Tal vez, en noviembre migra la inspiración de la mano de las aves hacia los lugares cálidos.

Tal vez, hay tanto que expresar, que se amontonan las palabras sin concierto y ninguna cede el paso a las otras, con lo cual, todas se quedan en nada, son sentimientos no dichos, ideas desdibujadas, música de silencios en pentagramas vacíos, son esa desazón que transforma la unión del bloguero y su blog en una mala pareja uncida por el yugo de la imposición, la obligación de decir sin que quieras, de contar sin que debas, de escribir sin que puedas.

Lo que salva el amor de esa pareja, lo que hace que siga aquí todavía, lo que quita el yugo pesado y hace ligera la carga, es la magia de momentos como este, en el que, sin tener nada que decir, llegando al final de mi escrito, me invade el sentimiento cierto y profundo de que no migraron todas las palabras, de que mi alma, vuelta del revés como un calcetín cualquiera, no tiene costuras rotas y, al contrario, guarda y se queda con todo; de que, es posible, que hace unos renglones no hubiera ideas viejas que maquear y adornar con flores blancas, pero ahora sí, ahora se han sentado en el alféizar y esperan, a que otro día me sienta incapaz de “producir como sin esfuerzo” y salgan ellas a gozar redivivas una resurrección espontánea.

21 comentarios:

eligelavida dijo...

Hola Shikilla; Pienso que se trata de pequeños momentos en los que las musas no acompañan, pero que se superan. Siempre que paso por aquí encuentro cosas interesantes, de manera que es posible que te de esa sensación, pero que no sea real. Ayer precisamente decía D. Enrique en su blog que anda mal de tiempo y peor de imaginación y, sin embargo, siempre publica cosas interesantes, con ese punto que te hacen pensar. En fin, no desfallezcas y adelante. Un abrazo de ánimo.

Incongruente dijo...

¡Ah, Shikilla, la inspiración! Es cierto que el escritor está compuesto por dos partes fundamentales. 1ª: La musa inspirativa, la inspiración. Yo no pienso como tú, creo que siempre está; unas veces te arrolla con su empuje y se te amontonan las ideas, hasta el extremo de que en ese empujón incontrolado, se pierden muchas en los pozos profundos de la memoria; otras viene con suavidad, como las aguas del río cuando en los bajales serpentea por los llanos del valle y riega hasta el último suspiro; las últimas, son momentos de resistencia pasiva, como la de los niños pequeños cuando quieren llamar la atención de los padres. A mí son las que más me gustan, porque me da la sensación de que les saco más provecho.
2ª: El trabajo forzado del "negro". Ese que desarrolla las ideas y poniéndolas como filas de hormigas en concierto y orden, sirven para ser leídas por ojos ajenos. Cuando, como ahora, te encuentres en la tercera posibilidad, mi consejo de viejo zorro es que leas a otros y verás como esas perdidas ideas en los pozos de tu memoria regurguitan como el pasto en el estómago de los rumiantes y darás a luz nuesvos escritos, que serán la delicia de tus lectores, entre los que me encuentro. Un cariñoso saludo.

Terly dijo...

Querida amiga:
¿De qué te quejas? Tú no necesitas inspiración, eres tú la propia inspiración, más aún después de verte en esa nueva foto del perfil
que apareces como una diosa del mismísimo Olimpo.(por lo menos)
Bueno... espero que no me llames machista por echarte un piropo, jejeje...porque ahora por menos de esto te llevan a la cárcel.
Tú siempre tienes qué decir y nos lo demuestras en cada una de tus entradas y lo que lamento y te reprocho, es que hayas abandonado el interés por seguir premiándonos con tus poemas.
Un afectuoso beso, casi paisana.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Te burlas de los mortales que por aquí pasamos? ¿O es que para esa sinfonía que aún resuena en mi interior, que nos has ofrecido, no hace falta inspiración? ¿O, acaso eres tú misma la inspiración?

Un beso de un mortal.

Carlos dijo...

A mí a veces me ha pasado. Últimamente me está pasando justamente al contrario: tengo un montón de ideas sobre las que escribir y nada de tiempo. Estoy por pasarte alguna ;-) Un beso.

Shikilla dijo...

Eligelavida, no desfallezco, sé que van y vienen como las golondrinas, esas ideas a veces esquivas y, a veces, también, manantial de borbotones. Gracias.

Shikilla dijo...

Para tener en tu nick la palabra incongruente dices cosas con muchísimo sentido, se ve que la musa es una vieja conocida tuya.

Saludos y gracias.

Shikilla dijo...

Querido Terly, más me duele a mí no escribir poemas, mejor dicho, no publicarlos, porque he de confesar que alguno sí que he escrito, pero soy muy dura con la crítica y me he puesto suspenso.

Subiré al blog cuando apruebe los que sean merecedores de ello.

Besos

Shikilla dijo...

¡Ay! Juan, mira que eres amable conmigo, no te niego que sí que me gustaría ser inspiración, como a todo el mundo, si no me equivoco.

Quién pudiera ser tema para un poema, una canción, un relato...

Besos

Shikilla dijo...

Carlos, pásame algunas para que rieguen este jardín seco de mi materia gris.

He ido a leerte y cierto que nunca te faltan ideas que compartir.

Felicidades!! y un beso.

Angelo dijo...

Lo de blogueros y blogueras, desde un principio me ha sonado siempre a moteros y moteras y este grupo siempre me ha producido un gran respeto y admiración sin gustarme las motos.Yo soy todavía muy novato. ¡Estoy aprendiendo tanto! Estas en mi lista de blogs, así que quiere decir que el tuyo me importa. Los hijos tú lo has dicho. Los cuidamos, mimamos, le damos todo y cuantas veces tenemos la sensación de hacerlo mal, o de que algo no damos. Forma parte de nuestra vida. Sin las bajadas , no podríamos seguir subiendo, así que son necesarias. Ya ves a mi me ha dado por cambio de look y nombre.Un besote. En mi blog explico lo del cambio de look.Ah es mi cumple. (yo como los niños)

salvadorpliego dijo...

Se ve que tienes mucho que expresar y lo expresas bien.

Un gusto leerte.

Saludos.

Pedro dijo...

Sí, hoy te levantas sin ninguna idea y puede que mañana y pasado igual, pero de repente se te llena la cabeza de cosas que puedes hacer y te desbordan...
Esos momentos hay que aprovecharlos, tomar apuntes y guardar las ideas para más adelante escribiéndolas en borrador.
A mí me ayudan mucho mis animales. Estoy enseñando a las perras a escribir a máquina y los gatos toman clases de taquigrafía ¡claro, así cualquiera...!
Un abrazo de oso.

Trini dijo...

A mi eso me pasa en verano, hasta el punto de que este, pasado, me he replanteado cerrar los blogs( de hecho he cerrado uno). Ahora, con el otoño, parece que ha vuelto una estela de mi musa:)

La verdad es que tener un blog te cra una especie de obligación y, esta obligación, si se vuelve agobiante, no merece la pena.

En fin... ideas, sólo queremos ideas:)

Besos

Emma dijo...

Bueno Shikilla, yo estoy igual... y no me gusta tener que "buscar" qué decir en el blog. He decidido que lo haré cuando surja algo.
Será eso, que la inspiración también migra de vez en cuando ^^
Un besote y feliz semana!

Jesús Arroyo dijo...

Shikilla:
Yo, que soy de los que pinchan tu blog de poemas para ver si hay alguno de fecha reciente, te digo que si me toca las naries no ver ninguno nuevo, me alegra mucho volver a leer los de ayer.
Creeme una cosa, ¡vas a seguir haciendo verso!
Un besazo enorme desde los Madriles nuevamente.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Genial tu reflexión, que por otro lado es en sí misma su propio desmentido. A todos nos ocurre. Las musas nos abandonan, y con el paso del tiempo vuelven y se insinuan...incluso en ocasiones, sin mediar palabra, te violan, jajaja. Un abrazo. Me encantó tu escrito, como siempre.

Zinquirilla dijo...

Y dices que no estás inspirada me ha erecordado aqule soneto me manda hacer Violante. El

Zinquirilla dijo...

Y dices que no estás inspirada me ha erecordado aqule soneto me manda hacer Violante. El

Zinquirilla dijo...

Y dices que no estás inspirada me ha erecordado aqule soneto me manda hacer Violante. El

Zinquirilla dijo...

¿Y dices que no estás inspiraílla? Me recuerda el soneto que manda hacer Violante. Tienes el arte de escribir y el gusto de entretenernos.

Yo también he estado paraílla, te reto a que t pases por mi blog a ver si das con la tecla :D