domingo, 20 de diciembre de 2009

LA NAVIDAD



Llega el tiempo en que la palabra se suaviza y el gesto se dulcifica, tiempo de manos estrechadas y besos estrellados, por donde quiera que vamos. Generosa dádiva, que a muchos les parecerá despilfarro de cariño. De repente, nos convertimos en sembradores de buenos deseos y felicidad; usamos, durante unos días, la vieja fórmula que nos hemos pasado de generación en generación para salir del paso en estos días, pero solamente hasta el 31 de diciembre, en el que a partir de las 00,00 horas, cambiamos por otra, igualmente antigua y conocida.

La Navidad está aquí, a la puerta de las casas en este invierno tardío que quiere recuperar el tiempo y nos pinta las mejillas y la punta de la nariz de rojo helador, como ese personaje que nos ha traído la costumbre foránea, Rodolfo el reno. La Navidad está aquí y comienza con la cantinela entrañable de unos niños que reparten premios y sigue con nuestra propia cantinela repartiendo sonrisas:¡Felices Pascuas!, ¡Feliz Navidad!.

Pero, sobre todo, la Navidad está aquí año tras año porque un día Dios se hizo hombre y hubo quienes creyeron, vieron y amaron, escucharon la Palabra y le siguieron. El origen está en Él y Él es el principio, también es el fin para quienes le amamos.

La Navidad tiene sus partidarios y sus detractores, salvo en los niños, entre los cuales no he encontrado ninguno que reniegue de ella o la rechace. Quizás el secreto esté en hacerse niño, mirar con ojos inocentes estos días y despojarnos de todo lo que no sea ilusión, amor al prójimo, esperanza en que se cumplirán nuestros buenos deseos para con los demás y para con nosotros mismos.

De intentarlo, tenemos que hacerlo pronto y con ganas, entre otras cosas porque “El Enemigo no duerme”, nos sigue a todas partes, pero nada podrá contra nosotros si permanecemos unidos a Jesús. Enemigos, lamentablemente, hay muchos, Dios solamente uno, aunque le llamemos de distintas maneras.

Lo dicho, amigos, llega la Navidad y yo también siembro en vosotros mis mejores deseos de felicidad, para que fructifiquen y podáis ser vosotros también sembradores de paz.

14 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Hola Sikhilla.
En estos días donde Dios se hace Niño entre los hombres, algo GRANDIOSO que pasó desapercibido para todos menos para unos pocos humildes pastores que fueron los primeros en saberlo. Aún hoy día esta pasando así, muchos no se dan cuenta y pocos los que sí, en estas Navidades - el príncipe del mal- nos dan un regalo manchado de sangre no respetando el mensaje de AMOR de la Navidad, con la aprobación -por el momento- de la ley radical de aborto libre.
Pero ahí está, el 24 volverá a nacer Jesús/Niño en los corazones de carne que estan sedientos de su AMOR gratuito y contagiarnos con la LUZ para irradiar -aunque les pesen- a aquellos que no le quieren, queriendo seguir en tinieblas.
Nosotros al "tajo", orar y confiar en CRISTO.
Feliz navidad, "Sikhi".
BENDICIONES.

Ramón Morcillo Valle dijo...

A pesar de todo, y de todos los que le persiguen, Jesús en el pesebre se sigue riendo porque sigue alegre, ya que siempre habrá hombres y mujeres de buena voluntad.
feliz navidad

Terly dijo...

Unos cuantos días al año en los que todos deseamos lo mejor para todos... ¿No es esto ya de por sí un milagro?
Un Niño llega cada año con su Santa inocencia de Dios para recordarnos que ésta debiera ser la norma y no la excepción. A ver si somos capaces de tomar nota y todos nos aplicamos el cuento.
Querida y muy amiga Shikilla, te deseo una vez más que estas fiestas de Navidad, así como el próximo año y los venideros, sean para ti y todos tus seres queridos, inmensamente felices y...
jejeje... que yo esté aquí para percatarme de ello... otros jejejeje... y un fuerte abrazo.

ElPoeta dijo...

Espero que disfrutes de estas fiestas con la gente a quien quieres y que en este nuevo año podamos seguir unidos compartiendo sentimientos e ilusiones a través de las palabras. Besos,
V.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé cómo hacerlo: si de normal te deseo toda la felicidad posible, ¿qué te puedo decir en estas fechas?

Uno y mil besos.

Natalia Pastor dijo...

Felíz Navidad,Shikilla.
Que pases una maravillosa Nochebuena en compañía de tu familia y seres queridos.
Un beso.

eligelavida dijo...

Hola Shikilla. Vengo a saludarte y a desearte una feliz Nochebuena en compañía de los tuyos. ¡Feliz Navidad!

Miguel Schweiz dijo...

Shiki, gracias por esos deseos que van hacia ti también. Una noche que siempre puede ser mágica, con todos alrededor de una mesa compartiendo luces y belenes, años que quedaron y se fueron como los vientos y años que seguirán, generación tras generación.

Que seas muy feliz en ese hogar tuyo rodeada por todos los que amas.

Soy YO - MilThon dijo...

HOY QUICIERA LLENAR TU BLOG DE ALEGRIA Y PAZ DE AMOR Y CARIDAD, DE FRAGANCIA Y ENORME GRACIAS.
QUE BIEN QUE ESCRIBES Y JUSTO ENTRO A FORMAR PARTE DE TU IDEARIO.
FELIZ MUY FELIZ NAVIDAD QUE LA ESTRELLA DE BELEN ILUMINE TU MENTE Y GUIA TUS PASOS CADA DIA QUE EL EL DIOS CONOSTROS SIGA GUIANDO NUESTROS PASOS, LLAMEMOS COMO LO LLAMEMOS, ACEPTEMOS COMO LO ACEPTEMOS CON EL NOMBRE QUE QUERAMOS PERO SIEMPRE SERA EL MISMO AYER HOY Y SIEMPRE
TE DESEO LO MEJOR AMIGA
P. MILTON

Angelo dijo...

No quiero dejarte de expresar la alegría que ha sido para mí encontrarte en la red. Que la luz de esta noche te ayude a renovar las fuerzas y desilusiones que hayas dejado or el camino. Un beso
Santa y Feliz Nochebuena

Emma dijo...

Hola Shikilla ;)
Mis buenos deseos pra estos díasse extienden a todos los días del año para tí y tu família. Disfrutad mucho y sed felices SIEMPRE.
Un beso!

J. F. Sebastian dijo...

Feliz Navidad.

blumun dijo...

Feliz Navidad, amiga, y que Dios nos llene de bendiciones,a todos.
Abrazos :)

Incongruente dijo...

¡Que gloria da ver que alguien habla de Dios sin sonrojarse, sin vergüenza de ser oído, sin tapujos ni disimulos!
¡Que gloria da leer a alguien que reconoce públicamente que cree en Jesús, que reconoce que estas fiestas no son por un solsticio de invierno, invento de auqellos que NECESITANDO estas fiestas porque en el fondo siguen creyendo, públicamente niegan a Jesús por vergüenza ante los ojos de aquellos que no solo nunca tuvieron Fe porque jamás les convino, sino porque tampoco está "de moda" creer en un Dios tan poco progre.
Que esta Navidad y este nuevo año te llenen de satisfacciones, espirituales y literarias; las primeras para que sigas con esa paz interior que te caracteriza, la segunda para que tus admiradores disfrutemos de tus palabras.
Besos y abrazos para tí y todos los tuyos.