martes, 16 de febrero de 2010

BIEN COMÚN


Hoy he estado leyendo un artículo que Adolfo Suarez Illana ha publicado en El Mundo acerca de las palabras del Rey y el llamamiento que hace a los partidos políticos para que se llegue a un Pacto social que acabe con esta crisis en la que nos encontramos inmersos. Os dejo el enlace del artículo en el blog de Suarez Illana porque, sinceramente, me parece muy bueno.

Apunta a un deseo que a casi todos, si no a todos, nos gustaría ver realizado: contemplar como nuestros políticos, sin importar el color de sus ideas, trabajan hombro con hombro para lograr eso que parece utópico y suena a ciencia ficción, el llamado bien común, ¿no debería ser uno de los fines de la Política?.

También habla de la figura conciliadora del Rey y de su misión de arbitraje y moderación, como dice el art. 56 de la Constitución española.

Nada que objetar al artículo de Suarez Illana que me parece, como he comentado en su blog y también en su facebook, impecable, tanto en sus palabras como en sus intenciones, en esas intenciones que, repito, son loables y todos firmaríamos. La buena gente tiene buenos deseos. El hecho de que Gobierno y Oposición se pusieran de acuerdo para unir sus esfuerzos y luchar contra la crisis sería, por supuesto, muy bueno.

Pero lejos de esa visión romántica de la Política como instrumento que capacita a la sociedad para trabajar por el bienestar de todos sus miembros por igual, sin desviaciones partidistas o personales, lejos de ese "bien común" que, como se afirma en el Concilio Vaticano II, "abarca el conjunto de aquellas condiciones de la vida social con las que los hombres, familias y asociaciones pueden lograr más plena y fácilmente su perfección propia" (Gaudium et spes, 74); lejos de todo eso, tanto Gobierno como Oposición mantienen su particular lucha, al margen de las verdaderas necesidades de España. Lucha que, en cierto modo, se justifica con las acciones de cada cual.

El Gobierno, con el agua al cuello y no pudiendo salir solo de la crisis, va echando cabos de cuerda, invitando a todo aquél que quiera tomarlos, ya sea la Oposición, ya sea un alma caritativa, para que le eche una mano y puedan tirar de esa soga y salvarles el trasero.

En esa actitud de autosuficiencia y megalomanía de su líder a la que nos tiene acostumbrados no cabe la palabra IMPOTENCIA igual que no cabía, no hace mucho tiempo, la palabra CRISIS, pero sí caben muchas otras palabras y actitudes que no ayudan para nada a salir de la misma.

La Oposición se ofende y hace bien, porque incluso para pedir algo, Zapatero utiliza el eufemismo ridículo y declara que en la ronda de contactos han dejado para el último a Rajoy, no olvidemos que es el líder del partido más importante después del PSOE, diciendo que es "un gesto de deferencia y no de mala fe". No obstante, Rajoy ha pecado de callarse demasiadas veces, peca de discreto y crédulo. Cree más en Zapatero que él mismo, así que yo confío en que no se deje engañar.

¿Quién puede creer ya a Zapatero? y, sobre todo, ¿quién puede confiar en alguien que cada cierto tiempo dice que ya estamos saliendo de la crisis cuando la realidad es dura y se empeña en desmentirle una y otra vez?. ¿Quizás la Monarquía cree en Zapatero más que en Rajoy?, quiero pensar que no, ni en uno, ni en otro, aunque es difícil esa neutralidad si se dan una vuelta por las oficinas del paro.

En cuanto a la neutralidad, arbitraje, conciliación, mediación, etc.. del Rey Juan Carlos, no digo yo que no crea que es su papel, ya sé que lo dice la Constitución y me parece muy bien que el Rey intente todo eso por el bien de España y de los españoles, pero eché y echo en falta ese tipo de actuaciones reales en otros acontecimientos muy importantes para España, quizás menos materialistas, pero vitales para el futuro de nuestro país, para la formación y desarrollo de nuestros hijos y nietos. Sucesos lamentables que cambiaron el rumbo de la Historia de España o que cambiarán, de producirse, el mañana de este país, hay muchos ejemplos, cada cual que ponga el suyo.

Voltaire decía que el sentido común no es nada común, pues yo creo que hoy en día en la Política el bien común no es nada común.

8 comentarios:

Pedro dijo...

¿Sentido común...?
¿Cumplir la Constitución...?
¡Me parece que a ti te ha fermentado el café con leche!
Verás Shikilla, estamos en España, futura "Confederación de Autonomías de la Peninsula Ibérica, C.A.P.I. y aquí "eso" no existe desde hace unos años, por culpa de unos y dejadez y omisión de otros.
Triste, pero es así.
Un abrazo.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Verdades como puños suelen salir de tus manos. Yo te invito a leer, si no lo has hecho ya, el artículo de Carmen Posadas en el último XL Semanal. Lo titula "Pack de ideas" y es realmente genial. Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tienes tanta razón, sueles tener tanta, que el día que te falte puede que revientes. Yo también echo en falta ese tipo de actuaciones reales –y reales- por parte del Rey en asuntos menos materiales, pero más humanos. Los echo en falta, sí. Y tengo muchos ejemplos, como todos. Sí.

Por lo demás: estamos atravesando una crisis aún más profunda que la económica. Y más peligrosa. Una crisis que no es sólo de gobierno, sino de política, que es peor: en un sistema democrático, creo, hacen falta al menos dos fuerzas que puedan ser alternativa en cualquier momento, y creo que de seguir Zapatero con sus incongruencias, pude hundir irremisiblemente a su partido. Un partido tan necesario como es el PSOE. Pero mientras haya gente que, por lo que sea, le vote y gente que, por interés propio, le ayude, esto no parece que se vaya a solucionar… y un pacto en esas condiciones: ¡Imposible!


Besos.

Anuskirrum dijo...

Estoy con todos, con lo que habeis escrito, completamente de acuerdo. Como dice Pedro, ya hace tiempo que se han olvidado el respeto y cumplimiento de nuestra hermosa Constitución.
Además, mientras haya unos cuantos que les interesa tener a este papanatas arriba, creo que estan dispuestos a lo que sea.
Os habeis dado cuenta, que pronto le han calado en Europa?, y aquí todavía casi en pañales con el.

La verdad es que esta España nuestra esta soportando unas tomaduras de pelo cada vez más considerables. Y creo que a la hora de votar, muchos no piensan exactamente en cual es el bien común, si no lo que a cada situación personal les conviene.

ElPoeta dijo...

Hola. Quiero disculparme porque últimamente apenas tengo tiempo para pasarme a leer y comentar en los blogs de los amigos, entre otras cosas, porque ando embarcado en un proyecto solidario. De eso precisamente trata la última entrada de mi blog. Agradecería que le echaras un vistazo, así que para hacerlo más fácil, te dejo marcado el camino:
Crónica del Viento: Tú puedes ayudar
Abrazos y besos,
V.

オテモヤン dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Estrella Altair dijo...

Buen articulo, por lo menos sincero y valiente..

raro será que no te llaman facha..

.. por que hoy en dia la izquierda pretende hacer rancia a la derecha y al centro que tambien tiene derecho a la vida , valga la redundancia.

La vida política está tan deteriorada, que no sé... estaríamos mejor sin ellos... sin gran parte de los que chupan del bote, tanto a derecha como izquierda..


Un saludo

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Y no sólo eso: La crisis mundial, los 4 millones de funcionarios despedidos, el terremoto de Haiti, el de Chile, la muerte del disidente cubano...