lunes, 5 de abril de 2010

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!


Vuelvo de las vacaciones con el corazón lleno. Feliz y renovada, la fuerza de la familia, de los que me quieren, es una inyección de vitalidad y alegría. Estar con los míos y celebrar la Pascua juntos hace que me sienta afortunada y me hace también saber que, aún en la distancia, el amor de la familia es inquebrantable, como también lo es el amor de Cristo hacia cada uno de nosotros.

Hace cinco años que, poco después de inaugurar este blog, escribí una reflexión en la Semana Santa de aquel año 2005, he querido traerla hoy de nuevo, porque no he variado ni un ápice, aquello en lo que creía entonces y sigo creyendo, con más fuerza si cabe, hoy.

UN PARÉNTESIS PARA MEDITAR (Jueves, 31 de marzo de 2005)

"Este paréntesis de la Semana Santa me hace cada año meditar sobre la fe en general y sobre mi propia fe en particular.La belleza de las procesiones que salen en cualquier rincón de nuestra geografía durante estos días, el silencio profundo, la devoción de muchos, la curiosidad también de otros, la contemplación como espectadores o la participación como cristianos de los que llenan las calles flanqueando las aceras, mientras los pasos se suceden entre tambores o bandas, en medio de las luces de los cirios y faroles, no deja cada año de sorprenderme, de remover por dentro ese anhelo que tenemos los seres humanos a lo largo de la historia de alcanzar la trascendencia de nuestro propio "yo".

No es en la Pasión ni siquiera en la Muerte donde Cristo da la talla de Dios, porque, aun siendo éstas grandes pruebas para cualquier persona que decide morir por lo que predica, no dejarían de ser "posibles" para cualquiera, ya fuera un "loco" que afirmaba perdonar a quien le mataba, ya fuera un "revolucionario" que prometía un mundo mejor para quien dejara todo y le siguiera, ya fuera el adalid del "amor universal".

Lo que le da la talla de Dios a Cristo es vencer a la muerte tres días después de haberla sufrido, demostrarnos que la Vida puede existir aun habiendo muerto. Ahí está la piedra angular de la fe, en ese Cristo es en el que creo, aunque al que padeció y murió por mí, le amo del mismo modo que El me amaba cuando en su Cruz, al perdonar a los que allí estaban, también me estaba perdonando a mí.

Me conmueve pensar que por medio de su Resurrección se hace posible mi trascendencia después de la vida, de esta vida que El sabe que tanto quiero.

16 comentarios:

Poetiza dijo...

Paso a conocerte y leerte. Fue un placer haber estado aqui. Te dejo mis saludos y un beso, cuidate.

Gizatar dijo...

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Pedro dijo...

Sabes que no soy nada religioso, pero eso no quiere decir que no te desee Felices Pascuas. Además:
¡Feliz Régimen!
¡Feliz dejada del tabaco!
y
¡Feliz marcha de tu Atleti! (siempre y cuando no se cruce con los intereses de mi Real Madrid...)
¡MUAC!

Anónimo dijo...

También pienso que han sido unos buenos días para aprovechar y vivir en familia y estar con los que realmente y El que realmente, siempre está.

p.d

Qué curioso está lo del Quitómetro, ajjaja

Mercedes

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me produce alegría ver que hay quien ses siente feliz. Gracias.

Un beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eligelavida dijo...

Me encantan estas entradas testimoniales por lo que tienen de auténtico. ¡Feliz Pascua!

Shikilla dijo...

Encantada de saludarte, poetiza, y recibirte en mi blog, saludos también para tí y te visitaré.

Shikilla dijo...

Gizatar, lo mismo te digo, feliz Pascua y encantada de haber recibido tu visita. Saludos

Shikilla dijo...

Querido Pedro, sí que estoy feliz, porque no es poco haberme quitado dos pesos de encima, el del tabaco, que aunque nada más sea al precio que está no es poco, y luego el mal que hace.

El otro peso va poco a poco dejándome también más ligera, estoy contenta porque no paso nada de hambre.

Y mi Atleti ¡¡qué te voy a decir de él!! superfeliz como una perdiz, asi que si se cruzan los merenguitos en nuestro camino de nuevo, no es por nada, ¡os vamos a machacar!.

Muchos muacs para ti, amigo Pedro.

Shikilla dijo...

Hola, Mercedes, lo del Quitómetro es un aliciente, sobre todo para comprobar cómo quemaba mi dinero en pitillos.

Un besito, guapa!!

Shikilla dijo...

Eligelavida, es que yo creo que estamos para dar testimonio. No somos perfectos, tenemos nuestras debilidades, pero el sentimiento y la fe es algo que motiva para intentarlo con todas nuestras fuerzas.

Un beso

maria jesus dijo...

Vengo a conocerte desde zinquirilla. Feliz Pascua de Resureción

Shikilla dijo...

Maria Jesús, pues bienvenida y feliz para tí también.

Pantagruel dijo...

Shikilla, tu amiga Zinquirilla ha decidido terminar nuestro debate por las bravas. Lo siento. Menuda prenda.

ROSARIO =) dijo...

HOLA . . . soy mexicana y la verdad, para verguenza de mi pueblo,no entiendo nada de fútbol(y que me perdone el tri), pero por una casualidad entre en tu blog y me encantó la reflexión, soy formadora bíblica en la iglesia catolica y espero me permitas usar tu reflexión en mi curso, de tan sencillo, realmente es grande !!! gracias por compartir tu alma con nosotros . . . Dios te bendice,cuidate, y muchos besos aztecas !!!