sábado, 22 de mayo de 2010

FUNCIONARIOS


Muchas han sido las opiniones vertidas estos días, referiéndose a los recortes del Gobierno para superar esta crisis que nos ahoga. A cada familia, esta crisis le afecta de una manera distinta y tiene un modo diferente de enfrentarse a la misma; hay verdaderos dramas humanos escondidos detrás de muchas puertas, cabezas de familia en paro, pequeños comerciantes con sus negocios cerrados, gente hipotecada que ve cómo no puede hacer frente a los pagos, etc...

Pero hay un colectivo que está siendo la cabeza de turco, y pienso así no porque yo no crea que todos hemos de contribuir a paliar los daños de la crisis, sino porque, injustamente en mi opinión, este colectivo, al que casualmente pertenezco, está llevándose la palma de las críticas de la ciudadanía, estoy refiriéndome a los funcionarios, sí, lo habéis adivinado. Vaya por delante que la bajada del tanto por ciento que me corresponda, la voy a llevar muy mal, entre otras cosas, porque no es la primera vez que disminuye mi sueldo en poco tiempo. Subida de la retención del IRPF, bajada de la cantidad que se cobra por la productividad y ahora esto último.

Si a un sueldo ya bajo de por sí, le quitas todo eso, ¿en qué se queda?, sí, siempre es mejor que nada, por supuesto, pero la seguridad del puesto de trabajo no se puede pagar a cualquier precio.

La carta que a continuación incluyo es de un funcionario que la escribe y la publica, al parecer en un foro, harto con razón de las acusaciones recibidas durante estos días, carta que suscribo casi en su totalidad, y digo casi, porque la Postdata no es propia de mi estilo, aunque la incluyo también.

"Carta de un funcionario en un foro:

Resulta que en la década prodigiosa del pelotazo, cuando media España se lo llevaba caliente a casa, cuando un encofrador sin estudios se embolsaba tres mil euros, cuando hasta el último garrulo montaba una constructora y en connivencia con un par de concejales se forraba sin cuento, cuando un gañán que no sabía levantar tres ladrillos a derechas se paseaba en Audi, los funcionarios aguantaban y penaban. Nadie se acordaba de ellos. Eran los parias, los que hacían números para cuadrar su hipoteca, hacer la compra en el Carrefour y llegar a fin de mes, porque un nutrido grupo de compatriotas se estaba haciendo de oro inflando el globo de la economía hasta llegar a lo que ahora hemos llegado.

Y ahora que el asunto explota y se viene abajo, la culpa del desmadre. es de los funcionarios. Los alcaldes, diputados y senadores que gobiernan la cosa pública a cambio de una buena morterada no son responsable de nada y nos apuntan directamente a nosotros: somos demasiados, hay que ultracongelarnos, somos poco productivos. Los responsables bancarios que prestaron dinero a quienes sabían que no podrían devolverlo tampoco se dan por aludidos. Todos los intermediarios inmobiliarios, especuladores, amigos de alcalde y compañeros de partida de casino de diputado provincial no tenían noticia del asunto. Nosotros sí. Como diría José Mota: ¿Ellos? No. ¿Nosotros? Si. Siendo así que ellos? No. Por tanto, nosotros? Si.

La culpa, según estos preclaros adalides de la estupidez, es del juez, abogado del estado, inspector de hacienda, administrador civil del estado que, en lugar de dedicarse a la especulación inmobiliaria a toca teja, ha estado cinco o seis años recluido en su habitación, pálido como un vampiro, con menos vida social que una rata de laboratorio y tanto sexo como un chotacabras, para preparar unas oposiciones monstruosas y de resultado siempre incierto, precedidas, como no podía ser de otra forma, de otros cinco arduos años de carrera. Del profesor que ha sorteado destinos en pueblos que no aparecen en el mapa para meter en vereda a benjamines que hacen lo que les sale de los genitales porque sus progenitores han abdicado de sus responsabilidades. Del auxiliar administrativo del Estado natural de Écija y destinado en Barcelona que con un sueldo de 1000 euros paga un alquiler mensual de 700 y soporta estoicamente que un taxista que gana 3000 le diga joder, que suerte, funcionario.

La culpa es nuestra. A poco que nos descuidemos nosotros los funcionarios seremos el chivo expiatorio de toda una caterva de inútiles, vividores, mangantes, políticos semianalfabetos, altos cargos de nombramiento digital, truhanes, pícaros, periodistas ganapanes y economistas de a verlas venir que sabían perfectamente que el asunto tarde o temprano tenía que petar, pero que aprovecharon a fondo el momento al grito de mientras dure dura! y que ahora, con esa autoridad que da tener un rostro a prueba de bomba, se pasan al otro lado del río y no sólo tienen recetas para arreglar lo que ellos mismo ayudaron a estropear, sino que, además, han llegado a la conclusión de que los culpables son... tachan...los funcionarios.

Soy funcionario. Y además bastante recalcitrante: tengo cinco títulos distintos. Ganados compitiendo en buena lid contra miles de candidatos. ¿Y saben qué? No me avergüenzo de nada. No debo nada a nadie (sólo a mi familia, maestros y profesores). No tengo que pedir perdón. No me tocó la lotería. No gané el premio gordo en una tómbola. No me expropiaron una finca. No me nombraron alto cargo, director provincial ni vocal asesor por agitar un carnet político que nunca he tenido.

Aprobé frente a tribunales formados por ceñudos señores a los que no conocía de nada. En buena lid: sin concejal proclive, pariente político, mano protectora ni favor de amigo. Después de muchas noches de desvelos, angustias y desvaríos y con la sola e inestimable compañía de mis santos cojones. Como tantos y tantos compañeros anónimos repartidos por toda España a los que ahora algunos mendaces quieren convertir, por arte de birli-lirloque, en culpables de la crisis.

Amigos funcionarios, estamos rodeados de gente muy tonta y muy hija de puta.

PD. Si alguien, en cualquier contexto, os reprocha -como es frecuente- vuestra condición de funcionario os propongo el refinado argumento que yo utilizo en estos casos, en memoria del gran Fernando Fernán-Gómez: váyase Usted a la mierda, hombre, a la puta mierda".

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con esta carta.
Yo también soy funcionaria, y cuando la gente me dice que qué suerte, yo en vez que contestar como la posdata, suele decir, pues adelante, ya sabes, preparate unas oposiciones, y asi también tienes suerte tú.
Pero claro, cómo dice la carta, estudiar le gusta a poca gente -como si la oposición no la regalaran- y se esta mejor tomando cañitas, yéndose de vacaciones y otras muchas más cosas; y no pasando muchas noches en vela, estudiando muchísimo, no yendo de vacaciones, no saliendo...(esta parte no se ve, sólo se ve que eres funcionario).

A este paso vamos a tener que pedir perdón!!.

Saludos

Jesús Arroyo dijo...

El final el lo mejor, jeje. Es una salida triunfal.
Besitos.

Anónimo dijo...

La carta está muy bien; pero, es mentira.

Gemro dijo...

Teniendo en cuenta el número de parados que hay en este pais, el salario que perciben quienes trabajan en la empresa privada con contratos de vergüenza (contratos que pueden durar solo unas horas), las pensiones miseras de muchos españoles, etc. etc. y que además los dos sindicatos mayoritarios solo se movilizan a voz en grito cuando tocan los sueldos de sectores muy concretos (no pueden morder la mano que les da de comer) y que solo "amenazan" con huelga general AHORA y no hace uno o dos años, sinceramente creo que no hay para quejarse tanto, al menos tienen la suerte de tener un puesto de trabajo fijo y hoy por hoy eso ya es una loteria.
Mucha suerte. Saludos.

Anónimo dijo...

Mucha lotería? Llevar toda la vida estudiando y superar unas oposiciones es lotería? Más bien es esfuerzo...

carlos63 dijo...

Mujer yo no soy funcionario ni tengo nada en contra vuestra, pero de vuestra productividad, en general, nos acordamos todos aunque no haya crisis. Yo siempre he oido quejas. En cuanto, a la carta estoy de acuerdo solo en parte. Parece que olvida a los demas "curritos" entre los que me encuentro, que ni mucho menos gano 3.000 € y mi trabajo me lo he ganado a pulso sin amiguismos. Y que además no recordamos ni la ultima subida del IPC, eso funciona en las grandes empresas. Tampoco parece que sepa los salarios que se estan pagando a la gente normal y con un contrato renobable; que cuando se acaba, a la calle.

Cada uno tiene una profesión, que muchas veces no tiene ni la suerte de elegir, unos eligen la seguridad y otros la pasta. Aquí las victimas somos todos, no solos vosotros.

¿Que pensarias si vuestro puesto de trabajo no fuera seguro?.

Por cierto, este señor seria capaz de ser encofrador para ganar 3.000 €, creo que no. Trabajar en la obra no es comodo ni facil, al igual que muchos puestos de funcionario, medicos, policias...

Puede ser que el problema venga de muchos de vuestros compañeros, que llenan el corte Ingles en horas de trabajo o que almuerzan en 1 hora y media o que uno ficha a todos los demás o que cualquier motivo nimio es motivo de baja. Y esto es verdad, tengo amigos y familiares que son funcionarios y no tengo miramientos a la hora de reprocharselo. Tal vez, deberiais empezar a poner a cada uno en su sitio y de esta forma evitariais esa mala imagen. Ademas los que hacen esas malas practicas se vanaglorian de ello ante los demas mortales de forma que parece que lo haceis todos. Ah! y del merito de una oposición no lo dudo, yo no creo que hubiese sido capaz de pasarla.

Saludos.

Pilole dijo...

Desde luego, la carta de éste funcionario, no tiene desperdicio y lógicamente estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. Pero éste imbecil por no decir lo que verdaderamente pienso de él, es el culpable de TODO lo que está sucediendo y nadie más, él solito nos ha llevado a ésta situación. Un beso

Európides dijo...

Una cosa es congelar y otra es mermar, llevar a los funcionarios a vivir con el sueldo de hace diez o quince años a los tiempos de ahora.

Es vergozoso y una medida demencial que además es discriminatoria.

Los platos rotos los tenían que pagar los que los han roto, los socialistas y no algunos sectores que no tienen la culpa de haber accedido a sus puestos ganándoselo a pulso y no como ellos, que ocupan cargos a dedo y con sueldos abusivos.

Me hubiera gustado más que hubieran tomado la medida de poner límites a los sueldos de todos los alcaldes y concejales de España, a todos los miennbros de los sindicatos, que son unos comprados y una lacra que no sirven para nada.

Pero no, es mucho más sencillo atacar a un colectivo que lo da todo por los demás.

Y no hablemos de los pensionistas, que como los funcionarios, al parecer, son los que tienen que pagar por la inficacia, la negligencia y el despilfarro de los socialistas.

Un abrazo.

maria jesus dijo...

Estoy totalmente de acuerdo.

Y no soy funcionario

Un beso

Anuskirrum dijo...

Coincido con lo escrito con Európides. Es inmoral la medida, teniendo en cuenta la cantidad de nóminas que se pagan a cuenta de cada cargo servido por Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, Sindicatos sin fronteras, Asesores de don Presidente, políticos como Leire Pajín, cobrando por tres cargos diferentes, etc.
Al final, los funcionarios debemos ser los mas indicados, yo supongo, que porque es el sector económico cuya denostación le va a salir mas barata a don remendón, ya que cuenta con la aprobación de una gran mayoría de la sociedad.
Incluso podría rebajar nuestros sueldos sin necesidad de crisis, y muchos le apoyarían, creo. En este caso, aún, con más motivo.
Como sabe este señor, encontrar las ocasiones, está claro que zapatero podía haber sido, pero como se ve, a base de remiendos y chapuzas.

Pedro dijo...

Espero ansioso las próximas Elecciones Generales para ver a dónde van a parar los votos de la inmensa mayoría de los que se quejan amargamente.
Leí hace muy poco en los comentarios de un blog (creo que fué en Zapaterias) que se debería poner un impuesto especial de 100€ a cada uno de los que votaron a este Gobierno, de esta forma se recaudarían 1.100.000.000€ de los causantes de tener a estos inútiles en el poder.

Anónimo dijo...

La culpa de todo la tiene zapatero. De que un ayuntamiento tenga el solo mas deuda que todos los demas juntos 12000 millones y subiendo. De los que rebajaron sus cifras malvendiendo todas las empresas publicas para colocar a todos los amigos.
De que nadie se haya preocupado de cambiar el sistema de trabajo del ladrillo a la industria.
Sip, la tiene zapatero por que subio las pensiones minimas y las no contributivas en un 25 por ciento en seis años cuando si solo las hubiera subido el ipc hubiéramos ahorrado.
De que lso funcionarios cobren un sueldo bajo, similar a los de cualquier administrativo de cualquier empresa mas o menos normal.
Por cierto vote a zapatero y probablemente le vuelva a votar.
A quien seguro que no votare son a lso que van de patriotas y salvapatrias y lo único que les preocupa es su culo.

Terly dijo...

También yo suscribo esta carta de la A a la Z, incluida la misma Z.
Tiene toda la razón del mundo mundial. Nunca me presenté a una oposición porque pensé que era cosa de superdotados y con unos "SENOJOC" impresionantes (escrito al revés para no herir susceptibilidades)
Creo que si yo fuese funcionario, estaría armando ya la "marimorena" porque para eso sí que los tengo.
Un beso, Shikilla.

Shikilla dijo...

En fin, veo que hay opiniones para todos los gustos, aunque no me gustan los anónimos, estoy de acuerdo con lo que dice la anónima funcionaria. Sacar la oposición para mi supuso un trabajo seguro y estable pero tuve que pagar el precio de alejarme de mi hijo cuando aprobé porque me mandaron a Barcelona, tengo una entrada sobre este tema.

Es cierto que a este paso vamos a tener que pedir perdón por ser funcionarios.

Shikilla dijo...

Jesús, sí que es verdad que dan ganas de mandar a ese lugar a mucha gente, jajaa.

Shikilla dijo...

Otro anónimo, esta vez escueto y conciso, pero lamentablemente tan escueto que acusa de algo sin argumentar, ¿en qué miente la carta?

Shikilla dijo...

Gemro, únicamente me gustaría puntualizar que a esa lotería puede jugar cualquiera. A lo mejor les toca también.

En cuanto a los sindicatos estoy de acuerdo, deberían haberse movilizado ya cuando el IRPF.

Saludos

Shikilla dijo...

Lo que dice este anónimo es la pura verdad, lo que acabo de decir, la lotería esta no tiene más que estudiar y competir contra los miles de personas que también quieren lo mismo que tú.

Shikilla dijo...

carlos, te doy la razón, hay muchos colegas dentro de la Administración que se tocan las narices, al igual que también los hay en la empresa privada, con la diferencia que en ésta última pueden despedirte y en la Administración también pueden amonestarte, aunque reconozco que es mucho más difícil.

La Responsabilidad es un patrimonio que cada cual administra a su manera, siempre pasa factura, de todas modos, cuando se administra mal, antes o después...o al menos me gusta creer eso.

Los bocazas que se vanaglorian de faltar al trabajo o tocarse las narices durante el mismo, son de una especie que tampoco falta en la empresa privada, (yo he trabajado en la empresa privada y también la conozco).

Shikilla dijo...

Pilole, él es aquél...que negaba la crisis, la evidencia y al sumsum corda que se le pusiera delante.

Saludos, guapa.

Shikilla dijo...

Európides, eso hubiera sido justo, pero ¿quién creyó que este Gobierno sería justo, cuando sus seguidores congregados por un "pásalo", desde el principio, actuaron con manifiesto desprecio a la democracia, llamando asesinos al anterior Presidente del Gobierno y a los seguidores de la Oposición?

Shikilla dijo...

María Jesús, pues gracias por tu solidaridad.

Un beso

Shikilla dijo...

Anuskirrum, yo también pienso que los recortes podrían empezar por otros sitios, todavía quedan asesores y cargos de confianza que NO VALEN PARA NADA, pero siempre pagamos los mismos.

Un beso

Shikilla dijo...

Pedro, yo también espero ansiosa las Elecciones, tengo curiosidad, una curiosidad muy grande, porque me han dicho que hay mucho masoquista suelto y lo mismo es verdad...¡quien sabe!

Shikilla dijo...

Anónimo, pues si con la que está cayendo vuelves a votar a Zapatero, según confiesas, lo tuyo es pasión, sin duda.

Claro que si al otro lado tienes a los "salvapatrias a los que les preocupa solamente su culo", comprendo que votes a Zapatero, porque si no entiendo mal la disyuntiva que planteas es: ZAPATERO o PSOE, ¿no?.

Hay gente para la que su culo es su patria y a la patria la tratan como al culo: aplastándola contra cualquier poltrona.

Shikilla dijo...

Terly, no es cosa de superdotados aprobar una Oposición, hay cosas mucho más difíciles, pero sí que es verdad que, al menos las del Estado que son las que hice yo, están basadas en la igualdad el mérito y la capacidad.

Un beso y me alegra leerte de nuevo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

La crisis, en todo caso, no creo que sea un fenómeno meteorológico que, de momento se nos viene encima sin que nada podamos hacer; la crisis es algo que se va fraguando poco a poco,, con las orejeras puestas y, por tanto, mirando sólo unidireccionalmente hacia los pelotazos y todo eso que se suele decir. La crisis, esta crisis, es prima hermana de la anterior: es crisis de ladrillo también, como lo será casi seguro la que venga y la otra; pero seguramente todos miraremos en las venideras, igual que en ésta, a nuestras hipotecas... después: alguien tendrá que pagar, ¿no?, aunque sea pocarropa.

Lo siento por la parte que os toca, como lo siento -aún más- por la parte de quienes no les toca nada en el reparto del pastel. Pero mientras votemos románticamente, habrá que pagarlo con la cruda realidad.

Besos.

Shikilla dijo...

Juan, votar románticamente al psoe tiene lo que tiene el amor para los románticos que, a veces, es ciego.

Tienes razón, yo también me solidarizo con aquellos que llevan pagando la crisis, su crisis personal, sin pastel ni migas del pastel que llevarse a la boca, con problemas mucho más gordos que el hecho de que recorten aquello que no tienen, su salario.

Un saludo

Vanessa dijo...

Hola!!! La carta.... ummm veamos. Yo me he presentado a 2 oposiciones y la tristeza es ver como le dan las plazas a los amigos-conocidos de... y lo digo de verdad, estudié casi un año, al igual que muchos, y cuando te llamaban para entrar, se reían, charlaban como si los conocieran de toda la vida.... y zas!!! a esos les cayó la plaza. ¿Casualidad?

Yo desistí, sinceramente, trabajaba y estudiaba todos los días durante un año... para esto. No digo que todo sea igual pero fueron 2, nada más y nada menos.

En fin, tampoco soy partidaria de esas medidas... sí por las de recortar los salarios de todos y cada uno de los que componen el gobierno, senadores, congresistas, alcaldes... ahí sí se recaudaría un buen dinero para ayudar con la crisis.

Bueno, paisana (soy de Cáceres), en mi blog tienes algo para ti. Saludos. Vanessa

Shikilla dijo...

Vanessa, sin duda esas oposiciones serían de otras Administraciones, no de la General del Estado, porque como he dicho ya en otro comentario, en esas es casi imposible por no decir imposible entrar si no apruebas, por los principios de igualdad, mérito y capacidad. Creo que es lo más justo que hay.

Créeme, a mi no me ayudaron más que mis codos. En otras Administraciones (locales o autonómicas)quizás sea de otra manera, no puedo decirlo.

Gracias por tu comentario iré a ver tu blog.

Manuel dijo...

Hola Shikilla. Te rescato del Blog de Jesús y me ha encantado curiosear en el tuyo.

Me atrevo a hacer un comentario en este post; quizá guste a unos y a otros no, pero lo cierto es que no pretendo atacar a nadie.

Yo no soy funcionario, vaya esto por delante. Pude serlo y firme la renuncia hace ya más de 18 añitos. Firmé esa renuncia a un funcionariado interino que habría terminado en funcionariado “cum laude”, porque el techo me oprimía la cabeza y yo no quería eso en mi vida.

Mi hermano mayor, al que quiero entrañablemente, es funcionario de toda la vida. Para mí, ejemplo de honradez y de pundonor. Como es normal en todos los grupos profesionales, no puedo decir lo mismo de todos los funcionarios que haya conocido. Ni, por cierto, de todos lo abogados, médicos (yo soy médico), albañiles, ingenieros, mecánicos, etc.

Considero al individuo responsable de su vida y de sus acciones. Pero también considero que la estructura legislativa que permite la malversación, es responsable del mal funcionamiento de sus instituciones. Nunca culpare a un funcionario de serlo y sí reclamaré el buen trato que merezco, que cualquier ciudadano merece, a aquellas personas que me atienden por cuenta de la administración.

El problema de la amplia estructura burocrática de este país no viene del gobierno Zapatero, ni del Aznar, ni de cualquier otro que haya existido en las últimas décadas. Esta multiplicación de panes y peces en forma de administraciones locales, regionales o autonómicas, diputaciones y centrales, ha supuesto la creación de miles de puestos de trabajo inútiles a cargo de la tesorería pública, con duplicidad de funciones y, por tanto, con actividad de zánganos por parte de unas y otras. Y desidia en muchos sectores, reconozcámoslo.

Yo no trabajo para el Sistema Nacional de Salud desde hace 13 años. Pero trabajé en él y ahora compruebo los desatinos a los que hemos llegado. Un solo ejemplo: se sigue exigiendo una altísima nota de selectividad al estudiante “nacional” para entrar en la carrera de Medicina, pero las administraciones autonómicas no cesan de “importar” médicos generalistas y especialistas de países en los que la formación médica es más que dudosa. ¿Alguien entiende esto?. Hay una sola explicación: es más barato importar un mal médico que formar a un buen médico. El resultado poco importa.

Señores funcionarios: ustedes no son culpables de nada. Ustedes trabajaron, estudiaron, rindieron oposiciones y aprobaron. Solo serán culpables si no atienden con responsabilidad y respeto sus tareas; serán culpables sin consideran al usuario como un pesado que les importuna; serán culpables si dejan de considerarse lo que son, un servidor público, y se convierten en reyezuelos de Taifas.

Los auténticos culpables de esta situación, son aquellos “interinos” que van tejiendo la telaraña administrativa que tenemos, sin tasa ni freno, conscientes de que su reino no es de este mundo. Al menos no del mundo en el que nos quedamos los pringados de infantería. Los culpables son aquellos que tratan de respaldar sus mandatos efímeros con prebendas, chapuzas y prevaricaciones, por si pueden aferrarse un poco más al sillón y, así, hacerse un poco más ricos.

Pero, más allá de esto, el culpable es el Sistema que permite que un político, un “Servidor Público” en definitiva, se enriquezca en base a su puesto logrado a través de las urnas. Eso si que es un delito que debiera ser perseguido por… ¿por quien?. ¿Por esa Administración de Justicia que adolece de lo mismo que estoy contando?.

Creo que, mejor, apaga y vámonos….

Gracias, Shikilla, por dejarme voz en tu espacio. Un beso

ROCIO dijo...

Yo soy funcionaria y trabajo y mucho, la fama que nos han colocado siempre quizás ahora tengamos que hacer uso de ella, que nos queda despues de perder mucho dinero en años y años. En tiempos de bonanza de ganancias para bancos y empresas nadie se acordaba de nosotros y ahora este elemento de presidente ante el mieditis de Obama echa mano en una noche de insonmio de lo más fácil, funcionarios y jubilados, lo malo no es eso, es que ni va a tener suficiente ni sabe que hacer con ello.

Mi deseo y de mis compañeros es que se vayan a su casa y vengan quienes puedan arreglar el paro y tantos y tantos problemas.

Un cordial saludo.

Rocío

Vanessa dijo...

Hola de nuevo Shikilla, las 2 veces que me presenté fueron para la Administración Local, he de especificar para no haber malos entendidos.

Me alegro que me hayas aclarado eso, pero en ningún momento he dudado de que no hubieras estudiado, que seguro que tuvo que ser mucho :)

Besos. Vanessa

Shikilla dijo...

Manuel, en primer lugar te pido disculpas por no haber contestado antes a tu comentario por haber estado en otros temas estos últimos días.

No puedo añadir nada más a lo que dices, salvo que estoy totalmente de acuerdo en casi todo lo que expones, incluso en lo que dices respecto a los médicos, que por mi trabajo es un tema que conozco y sé que vienen muchos de fuera a trabajar aqui en España.

Todo lo que dices es muy sensato en mi opinión, no entiendo cómo esa sensatez que muestran, como tú dices, "los de infantería" no se les contagia a los políticos de turno.

Un saludo y bienvenido a mi blog.

Shikilla dijo...

Rocío, bienvenida a mi blog también.

Una de las cosas que tiene la democracia es la alternancia de poder y, por supuesto, manera de gestionar y administrar ese poder, por eso es bueno que de vez en cuando se cambie, sobre todo cuando los que están lo hacen mal.

Saludos

Shikilla dijo...

Hola de nuevo, Vanessa, gracias por aclararlo, pero no hacía falta, casi que me temía que eran una de esas por lo que ya te he dicho antes, y sí estudié, aunque también me ayudó el estar tranquila, porque compañeros de oposición que estudiaron también, se pusieron nerviosos. Todo influye.

Un saludo

Blogger dijo...

Listen Online: Sprinter - True Lya Lya (Electronic Music)