lunes, 28 de marzo de 2011

ESE ADIÓS


Ese adiós hipotético que temo,
que doy por imposible e imagino,
incoherencia nacida de la nada,
que ensayo cada día y aniquilo,
que disfrazo de colores y de brumas,
de amaneceres y ocasos desvaídos.

Ese adiós que alumbro y amamanto,
retoño de las ramas ya caídas,
nonata criatura imaginaria,
sombra alargada que me vuelve desvalida;
que turba y enloquece mis sentidos,
adiós de lágrimas y noche desabrida.

Si pronunciado por tu boca me llegara
como relámpago partiendo en dos mi vida,
moldea las palabras con cuidado,
lima de aristas sus cien mil esquinas;
Ya cincelado el dolor, será en mi alma
huella indeleble de amor y despedida.

Mª Rosa Rodríguez Palomar.
(64 maneras de olvidar las 61 maneras de amar)

No hay comentarios: