miércoles, 7 de diciembre de 2011

IMAGINACIÓN CONTRA LA CRISIS

La imaginación al poder

Probablemente las frases que más hemos escuchado últimamente sean las relativas a la situación crítica en la que se encuentra nuestra economía, frases, con toda seguridad, negativas, agoreras, sentenciadoras, frases, en resumen, pesimistas en cuanto al futuro que nos espera.

Sería de tontos negar que eso es cierto, pintar de color rosa el momento en el que nos encontramos, cuando todo apunta a que esas frases son un reflejo de la realidad que vivimos y que, lamentablemente, viviremos aún por mucho tiempo.

Pero yo me pregunto si podemos cambiar eso y reconvertirlo de modo que esas frases, sin hacer que nos alejemos o cerremos los ojos a la realidad, en lugar de quitarnos la esperanza, en lugar de hundir las ilusiones, se revistan de un poder distinto y logren el efecto contrario, es decir, que esas palabras actúen como revulsivo, como motor de nuestra voluntad para querer y creer que su poder depende tan sólo del significado que nosotros les demos.

Estamos asistiendo a una metamorfosis de la sociedad, algo está cambiando, y para adaptarnos a ese cambio, lo primero que tenemos que modificar es nuestra mentalidad. Los patrones de siempre ya no valen, algunos conceptos han caído en picado, aquello que nos decían nuestros mayores y que sirvió durante mucho tiempo para elegir estudios, profesiones, etc, e inclinarnos por las que tradicionalmente tenían más “futuro” o por lo que era un trabajo “seguro”, ahora no se ajusta en absoluto a la realidad, y vemos como gente con profesiones “de futuro y seguras”, también han pasado a engrosar las listas del paro. Tendremos que cambiar la mentalidad en el ocio, en la alimentación, en los viajes...etc..

Cambiando en eso tenemos ya mucho ganado, acordémonos del poder de la mente. Pero esos cambios en nuestra manera de vivir y pensar no pueden hacerse así como así, no podemos engañar a la mente que, por otra parte, está siendo bombardeada desde todos los flancos con la realidad, de la cual no debemos apartarnos. Entonces ¿qué podemos hacer?, ¿qué podemos poner en el lugar de las antiguas ideas, de los viejos conceptos?, ¡ pondremos imaginación!.

La imaginación ha tomado un protagonismo inusitado en los últimos tiempos, dicen que cuando la necesidad aprieta es cuando se agudiza ésta, surgen las grandes ideas y las soluciones para muchos problemas. ¿Será la imaginación la salvadora de esta crisis? No creo que la imaginación por sí sola pueda acabar con esto, tendrá que ir unida a acciones, a hechos, pero sí que ayudará ¡y bastante!.

Quizás éste sea un buen momento para dar protagonismo a otras cosas en nuestra vida, esas pequeñas cosas, cotidianas, sencillas, que quedaron relegadas por otras más brillantes y grandiosas, quizás es el momento para dejar de perseguir oropeles y dar sentido y valor a lo que tenemos.

Hemos estado durante mucho tiempo viviendo en paraísos artificiales, acostumbrados a alcanzar casi todo sólo con estirar la mano, nada nos era inalcanzable...o casi nada, y ahora, de repente, ese paisaje se nos ha convertido a la luz de la verdad como un decorado de cartón piedra. Nos tendremos que acostumbrar a él. Hay cosas que no podemos disfrazar, están ahí, si no hay dinero no hay dinero, pero si, además de la escasez material, nuestro espíritu se hunde y no es capaz de gestionar lo que nos ha tocado vivir, ni siquiera la imaginación nos ayudará a salvarnos.


4 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

He entrado en un momento en que un cartelido dice: "0 comentarios". Pues con eso te vas a quedar Shiki, porque soy incapaz de hacer un comentario global a la situación.

Besos.

Shikilla dijo...

Realmente, Juan, admite pocos comentarios esta entrada, digamos que ayer me puse a filosofar y salió esto.

Aunque no me negarás que poner imaginación a las cosas, a la vida, es siempre una buena postura.

Besos y gracias por tu visita!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tú dirás o pensarás lo que quieras, pero en lo que no vamos a estar de acuerdo es en que sea tontos "pintar de Rosa el momento" cualquier momento.

Besos.

Anónimo dijo...

a mi me parece una gran reflexión, y comparto tu mismo punto de vista, la imaginación es un mundo propio tan inexplorado, que si las personas hicieran mas uso de ella quizá viviríamos mejor, seguro a nivel personal y posiblemente a nivel social tambien, apoyo tu pensamiento y agradezco encontrar en internet una entrada que incite al mundo a imaginar un poco mas y a dejar de mirar solo hasta donde llegan nuestras narices, hay mas cosas ademas de los problemas de la vida solo tenemos que aprender a ver un poquito mas allá y dentro de nuestro propio ser. nuestra imaginación.