sábado, 16 de noviembre de 2013

DETALLES




¡Qué importancia le damos a los detalles!. Tienen el poder de hacernos sentir seguros de nosotros mismos. A veces, un bolso, un collar, unos zapatos... te colocan por encima de los demás mortales ( nunca mejor dicho en el caso de los zapatos de tacón.

Hay complementos que con sólo ponerlos, nos hacen sentir "citius, altius, fortius" más rápidos, más altos, más fuertes...y yo añadiría........más guapos.

Pero, en el fondo, los detalles son solamente eso, pequeñas pinceladas en la pintura final que somos cada uno de nosotros; son marcos donde se encuadra la obra, lucecitas que adornan ese universo especial que somos, sí, que todos somos, tú y yo, y aquél y aquella....

Y la confirmación de que somos especiales, grandes y bellos por nosotros mismos, es que, lo que llena el bolso son nuestras cosas, al vestido le damos nuestras formas, al collar le prestamos nuestro cuello, y los zapatos, esos de vertiginosos tacones que estilizan y elevan, no pueden andar si no les prestamos nuestros pies....

Los detalles son importantes, pero sin nosotros, no tienen razón de ser. El problema es que hay personas que no se acaban de creer que la pintura es más importante que el marco, si nos creyéramos de verdad que somos una obra original hecha por Dios, única e irrepetible, no daríamos tanta importancia a lo que, en realidad, no la tiene.

No hay comentarios: