lunes, 27 de enero de 2014

BUENOS SENTIMIENTOS


 
 
Si yo fuera valiente y no tuviera vértigo...

Subiría al edificio más alto del mundo, aunque para llegar tuviera que escalar peldaños tan altos como el Everest o el Himalaya, y utilizar la esperanza para auparme a la ventana que se abre a todas las calles, desde donde se ven todas las casas y los campos de todos los países, en la que se puede contemplar cómo se funden todos los paisajes en un millón de colores y observar como los ríos van hacia los mares, pintando de azul y verde la Tierra ; La ventana que permite ver las puestas de sol a la vez que los amaneceres.

Una vez allí, echar a volar, para que el viento los esparza, buenos sentimientos, todos los que alguna vez cada uno de nosotros deseó a otro, los que dijimos y los que no, los que no se hicieron palabra pero estaban en el corazón, los que nos hacen ver el lado bueno de las cosas, los que nos empujan al perdón... todos los buenos sentimientos que podamos imaginar...para que cayeran como lluvia que empapara la tierra.

Si yo fuera valiente y no tuviera vértigo.




No hay comentarios: