miércoles, 14 de mayo de 2014

DISTANCIA



A veces sueño con los ojos abiertos. Siento la brisa del aire como pequeños besos que rozan mi piel y se van...(como tú), dejando solo la estela del aroma del espliego. Tú, cuando te vas, dejas un abismo que me aísla de tu mundo, galaxias diferentes que habitamos...Y el desconocido aroma de todas las primaveras que nos quedan por vivir. He soñado, con los ojos abiertos, que la distancia era un pañuelo blanco , de seda tan suave como la caricia de tu voz en mi alma, que yo doblaba mil veces, hasta hacer un pequeñisimo cuadradito, donde habitaban mi corazón y el tuyo, tan pegados que eran uno y latían al unísono.

No hay comentarios: