jueves, 31 de julio de 2014

DE NUEVO, EL AMOR...



Cuando el amor nos toca el corazón, todo nuestro ser se viste de danza, hay un ritmo distinto en el día a día y las cosas conocidas tienen un brillo nuevo que las hace parecer diferentes.


Cuando el amor entra en nuestra vida, el corazón crece y las manos se suavizan, brotan de ellas caricias dispuestas a ser portadoras de ese sentimiento que nos llena y expandirlo por  ese Universo que  inventamos.


Nada es como era antes de que el amor nos cubriera; Su manto invisible nos aísla del mundo. Todo se ve desde arriba, pequeño e insignificante, desde la atalaya de las miradas infinitas y los dedos enlazados.


Cuando el amor nos sonríe, estalla la noche en besos y la mañana en nostalgias de lo que no nos dijimos, de lo que no nos dio tiempo. Hay una magia en el aire como de seda blanca, que se pega a nuestro cuerpo y hace que éste se mueva con el ritmo de todos los bailes, con la fuerza de todos los vientos.

Cuando el amor nos envuelve, nada ni nadie puede hacernos desistir de la idea de que él es el mejor y tú eres la más bella.

No hay comentarios: