jueves, 25 de diciembre de 2014

TODOS LOS AMORES SON ETERNOS




Todos los amores son eternos mientras la chispa esté encendida, mientras las miradas hablen el mismo idioma, mientras las palabras se queden pequeñas y haya que recurrir a las manos, convertidas en aves envolviendo con sus alas al amado: Todos los amores son infinitos, mientras se conjuga el verbo de la entrega y de la ilusión, mientras los despertares inciten al beso y al abrazo, mientras caminar juntos sea un paseo contemplando el paisaje de la vida.

No hay amores pequeños. Todos los amores son grandes, inmensos, aunque duren el instante de cruzarnos por la calle cada día, y nos extrañemos cuando esto no suceda. Todos los amores merecen una canción, un poema, un color y un olor que nos traiga su recuerdo…un nombre que grabar en los árboles y repetir bajito, mirando a la luna en las noches de verano.

¿Cuánto vale un te quiero?, cuando sale del alma e ilumina la noche oscura de la soledad, es tan valioso, como cuando en la algarabía se escapa de los labios hasta el oído de quien amas. Un te quiero tiene siempre un valor incalculable, no hay te quieros de rebajas ni de oferta, todos tienen incrustado, a modo de diamante, un corazón en el medio, engarzado en sus letras…Y si no es así, si se trata de un te quiero falso, antes o después perderá su brillo, oxidándose, apenas con el aliento de un beso.

Si te digo alguna vez: ¡Mi amor, te quiero! Nunca dudes de mis palabras, porque será cierto.

No hay comentarios: