domingo, 2 de agosto de 2015

CON NOSOTROS, SIEMPRE




A ese corazón que late lejos y, sin embargo está en cada uno de los que te queremos, porque tú te encargaste de repartirlo entre nosotros. A ese corazón, que lleva un poco de los nuestros...hoy lo he sentido pasar, dejando una estela de paz en mis recuerdos. Mientras miraba al infinito, entre la noche y la luna, su calor ha revivido mi alma y ha hecho que florezca la esperanza. Cada noche miraré al cielo, para sentir la vida que no te arrebató la muerte.

No hay comentarios: