domingo, 20 de marzo de 2005

Mi padre y su filosofía

Mi padre y su filosofía
Todos los padres tienen para los hijos una especie de libro secreto donde, al parecer, han ido anotando todas las enseñanzas a lo largo de sus años para poder un día traspasarlas a sus hijos.
Mi padre tiene también el suyo. Libro que yo no he visto ni he tenido en mis manos, pero que sin duda existe, porque me ha dado tantas pruebas de ello que me basta con recordar cualquier momento de mi vida para encontrar alli mismo un ejemplo de alguna de las valiosas experiencias y consejos que guarda.
Su filosofía es sencilla, yo diría que de sentido común, nada complicada, su filosofía es como él.
Mi padre es el ejemplo claro de lo que podríamos llamar "vive y deja vivir", ejemplo de generosidad, no he visto un corazón más generoso, si pudiera darnos todo, nos lo daría.
Cuando yo era niña admiraba a mi padre porque era tan alto que me parecía el ser más fuerte e invencible que había en la tierra, ahora le veo desde la perspectiva de mi altura y, aún así, me sigue pareciendo alto. Creo que lo que le hace ser grande a mis ojos es el amor por la libertad que nos ha inculcado a lo largo de nuestra vida.
En realidad le fui descubriendo con los años, porque en cada edad tenemos un concepto diferente de lo que es un padre y lo que significa el nuestro en nuestra existencia.
Hoy creo que tengo la verdadera medida de lo que es para mí el mío y lo que ha significado en mi vida, hoy sé quien es mi padre gracias a los acontecimientos de mi propio caminar, y del apoyo que he tenido por su parte, claro que junto a mi madre, de la que también hablaré en otro post.

No hay comentarios: