miércoles, 25 de abril de 2007

SANT JORDI


El día 23, Sant Jordi, brotaron rosas por todas las esquinas de Barcelona, las calles se llenaron de puestos donde las vendían. Cuando iba a trabajar por la mañana me iba encontrando con esa alegre bienvenida, trozos de primavera de todos los colores, porque incluso había una rosa nueva llamada Arco Iris que, como su nombre indica, tenía todos los colores, aunque creo que la que se llevaba la palma era la de color rojo.

Rosas engalanadas, con lazos y papeles brillantes, porque aquí el día del amor es el día de Sant Jordi, y los enamorados, amigos, compañeros, se regalan rosas y libros. Felicidades, por cierto, atrasadas porque escribo cuando mi trabajo y mis medios lo permiten, a todos mis compañeros de Biblioteconomía, porque Sant Jordi o San Jorge, es nuestro patrón.

Conocía la tradición catalana de oídas, incluso había visto imágenes de este día por televisión, pero ahora compruebo “in situ” que vivirlo no es lo mismo que verlo, sencillamente era impresionante la cantidad de gente que estaba por la Rambla y por las calles del centro, y cómo la gran mayoría llevaban rosas y libros en su mano.

Según los diarios, se han vendido 5,5 millones de rosas, procedentes de Holanda, Colombia, Ecuador, y, claro, también del resto de España, exactamente un 25%, libros imagino que se habrán vendido también muchos, pero no sé si tantos.

Aprovechando que el libro más vendido el año pasado fue La Catedral del Mar de Ildefonso Falcones, y creo que este año también está muy bien situado, como digo, aproveché para ir a ver en vivo y en directo la Iglesia de Santa María del Mar, una preciosidad obra del arquitecto Berenguer de Montagut.

4 comentarios:

Felipe Sérvulo dijo...

Ya ves. Tu por Cataluña y yo por Andalucía.
Disculpa que no te escribiera antes.
El día 3 de mayo estaremos en la librería Catalonia a las 7 leyendo cosas nuestras invitados por el Ayuntamiento de Barcelona en la Semana de la Poesía.
A ver si ya nos conocemos.
Abrazos.

Miguel dijo...

Shiki, al menos veo que disfrutas de tu estancia en Barcelona, que no todo es trabajo :)

Pues sí, segurísimo que se vendieron muchas, muchas pero muchas más rosas que libros. No obstante es bonito que se le brinde una fiesta...

Por cierto La Catredal del Mar, además de ser como dices un best seller, está requete bueno, eh. Parece que somos muchos a los que nos ha atrapado. :)

Un Besito

Gasper dijo...

Pienso que, más allá de las fechas y los lugares, el amor siempre será bienvenido.

Besos en forma de arco iris

Shikilla dijo...

Gracias a todos, por seguir asomándoos a mi casa incluso aunque muchas veces no puedo actualizar, ¡sois tan amables!.