martes, 18 de diciembre de 2007

LA PREGUNTA DE DAVOS


Estoy segura que todos tenemos deseos que nos gustaría ver cumplidos, deseos personales, familiares, deseos como convecinos, como ciudadanos... Este año, además, y gracias a la compañía de Internet Google, podemos hacer llegar esos “buenos deseos” que siempre les deseamos a todos por estas fechas y que, la mayoría de las veces, no son más que una frase hecha, a los verdaderos Reyes Magos de nuestros días, a aquéllos que tienen en su mano la varita mágica para hacerlos realidad o, al menos, para intentarlo.

¿Cuántas veces hemos dicho que nos gustaría hacer del mundo un lugar mejor? ¿Cuántas veces eso nos ha parecido una utopía, otra frase hecha más?. Pues bien, como digo, Google hará llegar este año nuestra carta a esos Reyes Magos, mediante un programa llamado: The Davos Question (La pregunta de Davos).

¿Qué es el Foro de Davos? Para quien no tenga claro lo que es el Foro de Davos, aquí tenéis a grandes rasgos la historia de este Foro Económico Mundial, donde los personajes más poderosos del mundo, en una especie de aquelarre de conjuros mágicos, intercambian su magia y su poder, no sé si para arreglar el mundo pero sí para influir en su marcha.

¿Y qué es eso de la Pregunta de Davos? Pues aquí es donde entra el proyecto de Google para este año: hacer llegar a los poderosos nuestras voces, voces de los ciudadanos de a pie, que ni por asomo hubiéramos pensado asistir a esa cumbre todopoderosa que se celebrará entre los días 23 y 27 de enero de 2008, pero que así, al menos, podremos soñar con que nuestra idea, proyecto, sugerencia, etc.. llegue donde nosotros no podemos llegar porque, dejémonos de tonterías, sabemos que todos debemos hacer algo por mejorar el mundo, pero por muchos buenos deseos que tengamos y mucha voluntad que les pongamos, los que realmente tienen las herramientas para llevar a cabo esas ideas, son ellos.

¿Cómo hará llegar Google nuestras ideas hasta los grandes de Davos? Mediante el archiconocido Youtube, en el que todos podremos contestar a esa gran pregunta:"¿Qué pueden hacer los países, las compañías o los indivíduos para hacer del mundo un lugar mejor en 2008?". Se votarán las mejores propuestas y las que mayor apoyo obtengan, se utilizarán para introducir los temas en las sesiones plenarias del Foro de Davos.

No me negaréis que el ritual es muy parecido al que año tras año hemos usado para recibir los regalos de los Reyes Magos, escribimos la carta en forma de vídeo, la colgamos en Youtube con nuestro deseo para un mundo mejor como quien la echa a un buzón y, después de dejar los zapatos relucientes, nos echamos a dormir a esperar que estos Magos, desde la atalaya de su Reino, hagan realidad, de una vez por todas, esos “buenos deseos” que ya tenemos desgastados por el uso.

Así que a ver si nos portamos bien y no nos ponen carbón.

5 comentarios:

El Buen Salvaje dijo...

A mi no me harían caso porque mis propuestas no serían para ganar más dinero, sino para mejorar aspectos humanos y espirituales de la Tierra.

Incluso, en algunos casos, perderían dinero. Así que me ahorro el esfuerzo de trasladarle a "los poderosos" ("los codiciosos", más bien) unas ideas que les entrarían por un oído y les saldrían por el otro, sin siquiera limpiarles el tapón de cera que tienen para todo lo que no sea dinero.

Saludos salvajes.

Caminarsingluten dijo...

Os deseamos unas Buenísimas Fiestas y un Año Nuevo repleto de satisfacciones, donde se cumplan vuestros sueños e ilusiones.

Si vienes por Madrid, que tengamos la oportunidad de poder conocernos y disfrutes de esta tu ciudad.

Mari Carmen dijo...

Como idea no está mal pero me temo que a 'ellos' nuestras ideas les importan un pito y que van a lo suyo, que suele ir, en general, en contra de lo nuestro.

Querida Shiki, que pases unas felices fiestas junto a tu familia y amigos. Que el 2008 sea mejor que este que ya se marcha y se realicen todos tus sueños.

Un abrazo :)

Miguel Schweiz dijo...

Shiki, voy a usar este servicio Google que me acerca a ti cada día del año para dejarte mis deseos, o sea que sin saber qué es lo que realmente quieres tú, se cumpla y aunque no es necesario que sea en esta época, pueden significar un impulso fuerte, o bien para conseguir lo esperado o disfrutar lo obtenido.
Muchas felicides envueltas en un abrazo

El funcionario dijo...

Joder se me ocurren tantas cosas. Quizá les pediría la pena de muerte para los gilipollas. Siempre he creido que decidir a quién dar el Premio Nóbel es relativamente fácil, pero si en este mundo tuviesen que elegir al gilipollas del año sería una tarea imposible. Demasiados candidatos con demasiadas estupideces. Gracias por hacernos la vida más alegre y gratificante.