viernes, 29 de abril de 2016

VOLVER A LA NIÑEZ



A veces, desearía volver a esa infancia feliz, a salvo de todas las cosas, donde las heridas solo lastimaban las rodillas y mamá las curaba con la frase milagrosa de: " sana, sana, culito de rana..." las lágrimas eran siempre saladas y se secaban con besos.
El mundo era infinito desde  mis ojos de niña y la vida era un regalo que siempre traía ofrendas.
Ser niña de nuevo con sueños por estrenar, sin heridas de amor ni decepciones. Y,  sobre todas las cosas, sin el miedo del adiós a los que amas.

2 comentarios:

Andres Zuniga dijo...

Que bellas reflexiones!!! Un placer pasar por tu blog. Te invito a visitar el mío. Saludos!!!
https://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/

Mª Rosa Rodríguez Palomar dijo...

Gracias!