jueves, 2 de enero de 2014

LOS HIJOS

 
 
Los hijos, ¡cuánto se les quiere!, tanto que...alfombraríamos las calles para que no se hirieran al caer cuando son pequeños, inventamos las palabras que quieren oír cuando están decaídos, hacemos de nuestras manos paraguas para que no les ...moje la lluvia, intentamos acercarles a sus sueños todo lo que la vida nos permite...y si hay niebla y no se ven las estrellas, colgaremos faroles del mismo cielo para que nuestros pequeños encuentren el camino de vuelta a casa, si se sienten perdidos. Los hijos....¡cuánto se les quiere!

No hay comentarios: