sábado, 10 de octubre de 2015

AMAR




Hubo días sin sol y amé la lluvia,
hubo espinas en las rosas y amé las flores.
No encontraba respuestas y amé el silencio.
Se hizo larga la noche y amé la luna,
se apagaron las luces y amé las estrellas.
No podía andar y amé el camino.
Hubo traiciones y olvidos,
decepciones amargas y abandonos,
hubo adioses que desgarraron el alma para siempre
y amé todas las horas de mis días.
Tropecé, caí mil veces, derramé lágrimas,
y amé el amanecer apasionadamente.
Se quebró el corazón con tantos golpes
que fue rutina recomponer los pedazos.
¡Pero seguí amando!


Sin límites, sin condiciones, sin descanso,,,
¡sin motivos...!
Tan sólo amar me salva de esa muerte
de quien vive por vivir, sin estar vivo.

No hay comentarios: