viernes, 29 de abril de 2016

SER REALISTA


Que se queden en tierra los que no saben volar, los que tienen anclada el alma en las arenas movedizas de un pasado que engulle sus esperanzas, de una realidad que castra el valor del riesgo.

Los que sólo creen en lo que ven y sólo saben acariciar con las manos. Aquellos que amordazan la imaginación.

Dejadme soñar que es posible vencer la distancia y el tiempo, mirar a los ojos del recuerdo y sentir estremecerse el cuerpo; acariciar con palabras cuando las manos no llegan, besar el sonido de la voz amada. Inventar cada día el modo de mantener vivo el fuego, hasta que se rindan los muros y se extiendan los puentes..resistiendo, hasta llegar a la estación de lo posible.

No hay comentarios: