sábado, 23 de diciembre de 2006

¡¡Feliz Navidad, feliz reencuentro...!!




Esta Navidad, personalmente, es especial para mí. Mi vida ha dado un giro de 180 grados, y se cumplió mi frase, ésa que, desde hace un tiempo, me repito constantemente: Lo mejor, aún está por llegar. Llegaron cosas buenas, muy buenas y excelentes, doy gracias a Dios por ello y espero seguir con esa racha. Aunque he de reconocer que puse mi esfuerzo y mi trabajo, mi esperanza y mi fe en cada una de las cosas que me propuse.

En estos días en que los tópicos se suceden, vuelvo a casa de mis padres, como el turrón, al reencuentro de las viejas tradiciones de familia, al calor de su cariño y sus mimos. Como cada año, al mismo tiempo que el soniquete de la lotería de Navidad, los primeros villancicos y el ambiente festivo de las luces de la calle, retorna la hija, y se transforma un poco en la niña de las trenzas, que, ilusionada, esperaba que pasaran los días de las fiestas raudos y veloces, para detenerse en un eterno 6 de enero, día de los Reyes Magos.

Allí voy, a empaparme de todo eso, una vez más, antes de pasarles el testigo a mis hijos.

¡Feliz Navidad, feliz reencuentro, felices días familiares, a todos!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades también a tí, que sigas como eres, siempre!!! y un Buen Año 2007. No cambies