domingo, 14 de octubre de 2007

BLOG ACTION DAY: MEDIO AMBIENTE



Hoy para solidarizarme y colaborar con el Blog Action Day y aportar mi granito de arena, quería hablar en este post de la importancia que tiene para la Humanidad resolver cuanto antes los problemas del Medio Ambiente, y también, de lo vital que es encontrar soluciones de las que depende la existencia no sólo de nuestro hábitat sino también de la propia Humanidad.

Pero voy a hablar de algo mucho más cercano a mí, de algo que me ha hecho ver en primera persona lo urgente de cambiar el chip respecto a la conservación del Medio Ambiente.

Ayer como era Domingo y no trabajaba, aproveché para hacer el cambio de ropa en los armarios, guardé toda la ropa de verano y saqué la de invierno, un cambio que año tras año, temporada tras temporada se produce en muchos millones de casas.

Me di cuenta de que muchas de las cosas que volvía a guardar eran las mismas que llevaban conmigo varios años entrando y saliendo del un armario a otro y que no usaba, es decir, volvía al mismo sitio sin haberla usado ni una sola vez, así durante varias temporadas. Pero eso no es todo, como cada año compro cosas nuevas, éstas se van acumulando con lo que ya tengo, una considerable cantidad de ropa que llena mis armarios. Lo mismo ocurre con zapatos, bolsos, etc..

Entonces una alarma se encendió dentro de mí, ¿cómo iba a hablar de la destrucción del Medio Ambiente y de la conservación de la Naturaleza, de las energías renovables, de los puntos ecológicos, si precisamente Medio Ambiente es todo lo que nos rodea y yo misma estaba imbuida dentro de esa espiral de destrucción que quería prevenir y combatir desde mis palabras?.

Tal vez sola no pueda hacer gran cosa por la conservación de este Planeta, ya reciclo mi vidrio, mi cartón y papel y acudo a los puntos ecológicos para depositar cada cosa en su contenedor. Procuro utilizar la ducha más que el baño, a pesar de que me encanta sumergirme en la bañera llena de espuma, escribo en papel reciclado, utilizo bombillas de bajo consumo, no dejo correr el agua mientras me lavo los dientes, etc.. Me preguntaba qué más podía hacer, hasta que ayer me encontré rodeada de montones de ropa tratando de justificar el hecho de conservarla con miles de razones y ninguna convincente.

Preparé bolsas y metí en ellas aquellas prendas que sí pueden, de verdad, utilizar otros, cosas que pueden tener otra vida y ahorrará a alguien tener que comprarla, a la vez que ampliarán para mí el sentido de la palabra "reciclaje".

Hay muchas organizaciones, asociaciones y fundaciones que se dedican precisamente a recoger todo lo que a nosotros nos resulta ya “inútil” recuperándolo para una nueva vida a la vez que ayudan a que personas sin recursos, drogadictos, alcohólicos, etc.. puedan rehabilitarse y ganarse el pan, por ejemplo: REMAR ,RETO,TRAPEROS DE EMAÚS.

Al menos la temporada que viene, cuando cambie la ropa de armario, no me encontraré con nada que no me haya puesto este año y, además, habrá sido por una buena causa. ¿Me queréis dar más sugerencias para luchar por la conservación del Medio Ambiente? ¡Adelante!.

3 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Algo así he pensado yo porque me pasa lo que a ti: aunque procuro no comprar cosas innecesariamente, al final siempre adquieres 'demasiado' de todo. Yo también guardo esas prendas, nuevas, que ya no uso y las entrego para quienes las necesiten.
Vivimos en la época del derroche y realmente es un crimen.

Un abrazo,

Yo voto al PP dijo...

España te necesita para defenderla del referéndum de Ibarretxe. Vota al PP.

Saludos cordiales

Caminarsingluten dijo...

¡Hola Sckilla!, cada uno de nosotros, si hacemos como tú, reciclamos, intentamos consumir menos y reconocemos nuestros errores respecto al Medio Ambiente... ya hacemos algo importante.

Lo triste, es que la gran mayoría, y como en la mayoria de los casos, se piensa que esos no nos afectará, y entonces... ¿para que reciclar?.

Si ha eso le sumamos, la especulación urbanística, el lamentable estado de las aguas potables, los intereses económicos, etc.

Bueno, gracias por reciclar y por sumarte a este Día.

Besotes,

Ana y Víctor.