viernes, 23 de mayo de 2008

MARIANO, ¿A QUÉ TE AFERRAS TÚ?


Cuando alguien llega al poder y desde la cúspide siente cómo sus decisiones, sus actos, sus errores y aciertos e incluso sus dudas, tienen una repercusión no sólo en los demás mortales que están bajo su mandato sino en la marcha del propio país donde se asienta ese poder, se puede llegar a comprender que el síndrome de la lapa haga mella en él y quiera a toda cosa mantener sus posaderas bien apegadas a la poltrona que ha conquistado, incluso que no quiera desprenderse de esa túnica decisoria que es un pasaporte para la posteridad, no es de extrañar que se obnubile con esa atracción, comparable a la sexual, que de ahí viene su nombre, llamada erótica del poder.

Seguido y rodeado, el triunfador, de una corte de personajes que crece como la espuma, siempre aduladora, decidme si no es hasta lógico que éste quiera perpetuar ese estatus.

Pero, Mariano, me gustaría saber; ¿A qué te aferras tú?, ¿Qué tipo de erótica de poder da el hecho de haber perdido dos Elecciones? ¿Tanto te seduce la cima como para ir dejando en la cuneta no una corte, ni siquiera tan sólo personajes, sino todos unos símbolos de dignidad y valentía, como son María San Gil y Ortega Lara, por ejemplo, entre otros?.

Esas personas y muchas otras más, me atrevería a decir que muchos de los que votamos al PP en las pasadas Elecciones, no somos simples votos, no íbamos tras de tu estela, cegados por tu luz, sino convencidos de que el equipo del PP era la mejor opción contra la política de Zapatero y, en el peor de los casos, como pasó, si no llegábamos a ganar, ejercitar una Oposición fuerte, digna también, porque, aunque los resultados son importantes y ganar es la meta, hoy lo que España necesita son personas capaces de equilibrar la balanza, frente a los muchos errores que, a mi juicio y a juicio de muchos, está cometiendo este Gobierno.

¿Crees que podemos estar equivocados tantos? ¿Crees que los que se han marchado están movidos por ambiciones políticas? Yo creo que no, creo que lo que quieren es luchar por sus principios y que éstos no sean ninguneados, olvidados o cambiados, algunos los han defendido con su vida, otros bajo la amenaza constante, otros desde el anonimato, todos con la confianza de que lo que defienden no sería traicionado.

Todos queríamos ganar y seguimos queriendo ganar las próximas elecciones, pero porque estamos convencidos de que las ideas que defendemos y esos principios de los que hablaba son dignos de seguir defendiéndose, no veo por qué y en qué han de cambiar para sumar votos.

Quieres los votos del centro izquierda, quieres los votos del centro derecha, quieres los votos de la derecha....quieres incluso bailarle el agua al PSOE, y en esta vida, Mariano, no se puede tener todo, es decir, puedes no tener nada pero sí conservar la dignidad.

Por eso, no entiendo cómo no echaste mano de ella, cómo no la has echado todavía, para salir con la cabeza alta desde ese ostracismo donde te recluiste tras las elecciones, y en lugar de ir como elefante en cristalería, revestido de una túnica que no habías ganado, diciendo a Aguirre “que se fuera”, traicionando con tus palabras de hoy las promesas de ayer, sumiéndonos en una “orfandad” a los votantes, en una indefensión que nunca debiste propiciar con tu síndrome de lapa, pegado a tu sillón, ¿Por qué sencillamente no te fuiste?, no tendrías en tu haber ninguna victoria electoral, pero tu dignidad habría salido intacta, créeme, aún estás a tiempo. Por tu bien y por el bien del Partido Popular.

10 comentarios:

Terly dijo...

No puedo estar más de acuerdo con toda la exposición de esta entrada.
Ya he comentado en el blog de Aguijón que en política no se pueden ir dando tumbos porque terminas despistando a tus votantes, que los has tenido a tu lado porque defendías unos principios y tenías una coherencia que hoy te saltas a la torera dejando huérfanos de dignidad a los que en ti depositaron su confianza. Y además con el agravante de ir llenando, de los cadáveres de aquellos que defienden lo mismo que tu defendías, los bordes de tu camino.
Por ganar un puñado de hipotéticos votos, Rajoy está arriesgándose a perder muchos más de aquellos
que ya tenía asegurados, amen de dividir al partido con riesgo de que se rompa en mil pedazos.
En mi opinión prefiero estar en una oposición con unos principios firmes y de pie que de rodillas en un gobierno cuyos principios de partido han sido acomodado a unos sectores con los que no se comulga

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Eso eso eso ke se vaya muuu lejos!!!!!!, y que tos le sigáisssssssssssssssssssss muuuchooo mas lejosssssssss todavíaaaa!!!!

Shikilla dijo...

No voy a eliminar ningún comentario, porque nunca lo he hecho, simplemente decirte agustín que, como por aqui todos tienen un troll, y yo no tenía, ¡bienvenida la discrepancia razonada y madura! y a los lectores habituales que quieran conocerte, que pinchen en tu nick, eso les dará una respuesta rápida y directa.

Aguijón dijo...

Shikilla me alegra que hasta los trolls te visiten. Demuestra cómo es tu blog.
Coincido completamente con tu entrada, como dices hemos escrito de lo mismo.
El problema es la poltrona.
Rajoy me está recordando al último Aznar... que ni ven ni oyen ni hablan... son "mini-dioses". Creo que Aznar ya ha recapacitado. Fue el mejor Pte de España pero al final se endiosó... ahora Rajoy está igual pero NO HA GANADO NADA. Es como Poulidor en el ciclismo. Pero lo peno es que no tiene un contemporáneo como el "canibal".

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Lo del síndrome le la lapa, está fetén, que diría un castizo. Pero, lo que debe de tener en cuenta Mariano, o aquel a quien le toque en su menosnto, es que la luchao no es contra molinos, sino contra gigantes; que el pulso no hay que echárselo a Z, que el "zorro" es el estupendazo equipo de publicidad y marketing -que no de propaganda política- del PSOE... y si no, lo tienen claro (en una humilde e injerente opinión, desde la periferia, en todos los sentidos).

Miguel Pazos dijo...

Mariano se aferra a Gallardón y a Soraya, que para eso han engañado a Rajoy. Al final, el menos culpable es Rajoy.

Un saludo

Fin de los Tiempos dijo...

Como bien hemos dicho todos, Rajoy piensa que la gente vota PP por siglas, cuando lo hace por ideales, y si mañana saliese un Partido Liberal-Conservador con Aguirre, San Gil, Mayor Oreja, Vidal Quadras... agárrate Rajoy que el clavo hierve

Chechu Arroyo dijo...

Bueno, bueno, bueno... En acta y a fuego digo que NO TODOS LOS GALLEGOS SON ASÍ, pero me empieza a recordar a aquel joven político que llenó las playas de turistas, que se calzó bañadores XXXXXXL y que habiendo sido un buen político no ha sabido jubilarse. ¡Sí! a ese, a ese... a Don Manuel Fraga y que hoy, por culpa de madre naturaleza, está ga-ga. Pues ¡eso! que Don Mariano parece seguir instrucciones de Don Manuel... "Marianooooo, no te marches, no te marches..."
No se puede, no se debe, dejar escapar a un peso pesado como María San Gil.
Besos Shiki.

Caballero ZP dijo...

Creo que la manera de vivir que tiene Mariano en la actualidad, no se la puede permitir su puesto de registrador de la propiedad, y es que vivimos en un país en el que el coche oficial tira mucho.
Saludos

Ramón Morcillo Valle dijo...

Shikilla, yo no soy sospechoso políticamente hablando. También voto PP. Lo que yo creo que le pasa a Rajoy lo puedes leer en :

http://hastainfinitoymas.blogspot.com/2008/05/rajoy-quiere-ser-coln.html

Saludos