domingo, 21 de diciembre de 2008

UN PAR DE CONTRASTES



Hay gente que se asoma al mundo por un agujerito y no ven mucho más allá de lo que les muestra esa ventanita: la televisión. Y en esa ventana rectangular, cuadrada, de plasma o LCD e incluso de las ya casi en desuso de ¿cristal?, muchos ven pasar las imágenes y las historias de otras gentes y hacen un acto de fe grandísimo cada día para creer que lo que están viendo es verdad, porque realmente es increíble.

Las miserias se mezclan con el lujo y las noticias se suceden en un cocktail maléfico de guindas con guindillas, sal y azúcar, hieles y mieles, congéneres que conducen coches de lujo y otros que buscan en basureros, anuncios de perfumes caros y colas en los comedores de beneficencia (por cierto, palabra usada con mucha frecuencia ahora).

Contrastes que, si yo viviera en una aldea perdida y las únicas imágenes del mundo que me llegaran fueran las que salen de esa ventanita abierta en nuestros salones, tendría un cacao inmenso en mi cabeza y el corazón en un puño.

Contrastes que, sin vivir en aldeas perdidas y con los pies en el mundo, también me encogen el corazón, como el reportaje que ayer nos contaba que durante dos semanas unos cinco mil inmigrantes han vagado y vagan por Jaén y Córdoba para convertirse en braceros en la campaña olivarera, sin éxito. ¿Por qué? porque el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ha recibido más de 15.000 inscripciones de parados españoles, andaluces, dispuestos a trabajar en la campaña. Otros años al menos siete mil inmigrantes encontraban trabajo en Jaén; en esta ocasión, los sindicatos calculan que apenas un 10% de ellos podrá echar unos jornales.

Cuando la crisis aprieta, los parados españoles vuelven a tareas que antes copaban en su mayoría los inmigrantes. Ahora, estos extranjeros se quedan al raso porque incluso el polideportivo lo cierran, ya que se trataba de una medida excepcional. Un primer plano de un senegalés o, tal vez, malí, llena la pantalla de una negrura infinita, tanto como la mirada del extranjero en la que se adivina tristeza, impotencia, resignación bien aprendida.

Después del reportaje, en un cambio brusco, sin aviso previo, una ciudad llena de luces de colores, abetos repletos de regalos y escaparates de lujo llena la superficie y se desborda por los lados de esa ventana al mundo, en una insultante alegría que provoca en mí asco, tan infinito como la negrura de la tez negra, de los negros ojos de esos negros que vagan buscando un techo, en el Sur de nuestra España que se hace brecha abierta, dolorosa herida en plena Navidad.

Y es entonces cuando las noticias que me llegan por ese agujerito de contrastes me dibujan una sonrisa maléfica, como el cocktail que tomamos cada día en ese vaso que antes tenía 625 líneas y hoy no quiero ni pensar…



Resulta que el toco-mocho o el timo de la estampita, que eran cosa más bien de hace años, fruto de la posguerra unida a la imaginación y a la picaresca, no sólo se da en España, sino que también se ha dado en el corazón de la bolsa mundial, Wall Street, donde un trilero llamado Madoff, ha estafado a ricos, guapos y famosos, entre los que se encuentran personajes como Steven Spielberg o españoles como Alicia Koplowitz , lo cual me hace pensar que, a lo mejor, dentro existe una especie de ley del equilibrio y la compensación.

Aunque la desgracia de esta gente no beneficia a nadie, sí que tienen estos nuevos timados algo en común con aquéllos otros de los timos tradicionales, en ambos casos, los timadores se aprovecharon de la codicia de los que se creían unos “listillos” y querían aprovecharse del pobre que tenían enfrente sin saber que éste era un timador, trilero y el verdadero “listillo”. ¿Dónde está la bolita?.

Feliz Navidad en el contraste, amigos.


12 comentarios:

ElPoeta dijo...

Tienes razón, mi reflexiva amiga. Estamos tan acostumbrados que apenas nos damos cuenta, pero esos contrastes son chocantes y crudos. Un beso y feliz Navidad, con perdón ;-)
V.

Európides dijo...

Hola Shikilla.

A los que engañan a los ricos, no los metía en la cárcel, la cárcel debe estar par los que roban a los pobres. Por eso a los listillos que le s han pegado el palo les deseo que espabilen y a los lazarillos que les han timado les pondría una medalla y les haría un monumento.
Es muy fácil engañar a un pobre, pero hay que ser muy listo para engañar a un rico.

Nosotros seguimos igual, pero ellos, los ricos que han perdido tanto dinero, si en vez de intentar ganar de más se hubieran dedicado a repartir esa pérdida entre los que lo necesitan, ahora no se sentirían robados y habrian hecho un bien para una buena causa.

Han perdido la opción de haber hecho su buena obra por la cual serían admirados y no como ahora que en vez de admirados son mirados como tontos o lelos.

Te deseo como ya sabes unas Felices Fiestas, una FELIZ NAVIDAD con los tuyos y que te sonría el nuevo año a ser posible con grandes éxitos.

Besos

J. F. Sebastian dijo...

Esa misma tv les muestra un mundo tan idílico como falso que, unido a la desesperación les hace pagar un dineral y jugarse la vida en los cayucos. Preciosa canción de P. Gabriel.

Feliz Navidad a tí y todos los tuyos.

JF

brigate dijo...

feliz navidad wapi,
gracias por tu visita.... yo hace casi 3 meses que no veo la tele NADA, ni el telediario. Y soy féliz.

Aguijón dijo...

Feliz y Santa Navidad con los tuyos... Lo primero.
En segundo lugar, creo que es bueno que los españoles volvamos donde estuvimos... que no se nos caigan los anillos por hacer según que tareas...
un beso,

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me gusta el sabor agridulce que has elegido para felicitarnos las fiestas; dadas las condiciones que estamos atravesando, me parece apropiadamente humano ese tono.

Felicidades, Shikilla... y a los demás, también.

Zinquirilla dijo...

La realidad es cada vez más bipolar.

Feliz Navidad a ti también.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Gracias por todo.

Miguel Schweiz dijo...

Jo, con tantos contrastes me he quedao... es que yo venía a desearte las clásicas felicidades, pero ¿sabes? sin esa rutina u obligación, otro contraste :)

Y lo hago porque siempre me ha gustado tanto compartir tus ideas, tus reflexiones y queda claro que no es un dia al año sino todo el año y espero que muchos años más.

Abrazos Shiki, en navidad, sin navidad y cada dia

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Ya me tengo que irme hacia esa cena que cada año toca. Este año, gracias al sistema de blogs y blogueros, tengo la oportunidad de, antes de cerrar el ordenador, poder felicitarte esta NOCHEBUENA.

Un beso, Shikilla.

Terly dijo...

Hola Shikilla:
Todo lo que cuentas son verdades como puños que todos conocemos pero que nos dejan un sabor amargo cuando nos las recuerdan. Es triste, muy triste, pero si los políticos, ya no digo los de España, sino los del mundo entero, no resuelven este problema o no saben resolverlo, ¿que podemos hacer los demás aparte de entristecernos?
Un beso y de nuevo feliz Navidad.

amigoplantas dijo...

El señor Madoff conoce bien las verdaderas motivaciones humanas, ¿ambición?, no tanto como el anhelo de sentirse importantísimos (as) siendo admitidos (as) en el selectísimo club de sus clientes

Certificación por si mismo de pertenecer a la creme de la creme del rien-ne-va-plus