martes, 20 de febrero de 2007

EL HOGAR EN LA MALETA


Creo que las personas somos animales de costumbres. Nos acostumbramos a levantarnos siempre a la misma hora, a tomar el café con un determinado número de cucharillas de azúcar, a comprar el periódico en el mismo quiosco, a ver siempre las mismas caras... a vivir en la misma ciudad, o, al menos, a tener referentes, que nos den seguridad, que nos proporcionen la sensación de tener unas raíces.

Por eso cuando algo rompe esas costumbres cotidianas, es como si se nos resquebrajaran un poco nuestros cimientos.

Mis padres eran una excepción, la costumbre para ellos era el cambio y el referente que nos ofrecieron era la propia familia. Mi infancia fue un ir y venir constante de ciudad en ciudad, cambios de colegios, cambios de pisos. No lograba acostumbrarme a un lugar cuando ya estaba enrolada en aquellos traslados, que mis padres hacían como si nada. Es lo que tienen algunas profesiones y algunas personas que, sin miedo a lo nuevo, apuestan siempre por ir hacia delante.

Por eso, tal vez, soy sedentaria, soy una apasionada de las antigüedades, de las viejas fotografías, de todo aquéllo que da aspecto de intemporalidad a los espacios de mi casa; como si hubieran estado alli siempre, eternidades fingidas que me hacen sentir segura. Tal vez buscando esas raíces que nunca llegamos a echar en ningún sitio.

Desde que formé mi propia familia, me propuse crear ese lugar de referencia para mis hijos. Llevo unos veinte años viviendo en Badajoz, aunque no nací aquí sino en Madrid, le he tomado un cariño especial a esta tierra, donde están parte de mis raíces, aquí tengo mis amigos, mi casa, mi vida.

Aprobé una oposición hace poco y estaba a la espera de que salieran las plazas y, al fín, el viernes, justo cuando mi corazón estaba preparado para fiestas y jolgorios, se sobresaltó, al enterarme que me habían destinado a Barcelona.

Desde entonces, hay una quiebra que va creciendo a medida que tomo conciencia de lo que significará para mí dejar todo esto y empezar en una ciudad nueva, que no conozco. Nuevo trabajo, nuevos amigos, nuevos paisajes para mis ojos.

De repente toda mi infancia ha venido en forma de recuerdos a agolparse en mi cabeza, he revivido esa punzada que sentía cuando me despedía de mis amigas y compañeras del colegio, de pronto también esa sensación que estaba dormida, la de la transitoriedad de las cosas.

Desde que me separé he luchado por mi independencia, y se me había olvidado que ésta tiene un precio. Pero, a pesar de que despedirme de mis amigos, casa y lugar, es duro, no tengo miedo a lo nuevo, mis referentes personales van conmigo, son mis hijos y soy yo. Mi hogar, como me enseñó mi madre, irá plegado en la maleta.

Curiosamente, dolorosamente más bien, el miedo que tengo es ajeno totalmente a todas esas cosas. He pensado que si me hubieran dado plaza en cualquiera de las otras ciudades que puse, fuera de Cataluña, quizás no tendría tanto miedo. Mi miedo, lamentablemente, es a que mi hijo de diez años tenga problemas con la lengua, con el catalán. Si me trasladara a París o a Roma, sería algo con lo que contaría, porque iba fuera de España, pero me parece gratuito este miedo que me acongoja hoy. ¿Es excesivo mi temor? A lo mejor me estoy ahogando en un vaso de agua, pero es lo que siento y cómo me siento.

33 comentarios:

gerardo dijo...

Que interesantes reflexiones haces en función de tu traslado.
En hora buena! y mis felicitaciones por tus logros.
"Caminante no hay camino, se hace camino al andar"
No te angusties por tu hijo, el tiene una bella edad para la adaptacón y tiene lo mas hermoso,tu apoyo, que sin lugar a dudas con tu capacidad y tu amor de madre vas a saber manejar.
Comprendo tu miedo y quisiera estar allí para decirte, adelante vamos a seguir la lucha que envolverá un bello futuro para tu hijo.
Un abrazo afectuoso.

rashad dijo...

hola
atencion a chikilla, hace 4 o 5 años conoci una chica con ese nik, era de sur de españa, nos chateamos y era muy agradable, no se si eres tu, creo recordar que trabajaba en autoescuela o algo parecido si eres tu para decirte que soy rashad (pakistani) desde barcelona y me gustaria ponerme en contacto contigo, mi correo es
rashad12@hotmail.com
un saludos

Mariano dijo...

Lo primero sin duda es felicitarte por haber aprobado unas oposiciones.
Después, decirte que por lo que dices tienes unos cimientos bien asentados, con lo que la dureza de cualquier cambio seguro que la llevas bien. Aunque entiendo perfectamente que estés preocupada y con sentimientos encontrados
Yo por tu hijo no me preocuparía. No lo digo gratuitamente, sino porque tengo amigos que han vivido lo mismo y no han tenido excesivos problemas. Los enanos se adaptan a todo (y si no, echa la vista atrás y acuérdate de ti misma).
Y por último, tienes el referente de la comunidad bloguera, que te acompañará allá donde vayas.
Así que felicidades y mucha suerte.

Peorparaelsol dijo...

Hola!! los cambios siempre dan un poco (o un mucho) de vértigo al principio pero suele volver a la normalidad poco a poco. yo creo que no es excesivo tu miedo, al principio cuesta acostumbrarte a los cambios mas aún cuando llevas tiempo siguiendo una rutina. Tu tanquila por tus hijos que enseguida harán nuevos amigos y estarán encantados con el cambio. nunca he estado en Barcelona pero seguro que es genial. Muchisimos ánimos y enhorabuena por la plaza. Como dice Mariano te seguiremos donde vayas!!!

La niña que riega albahaca dijo...

Hola!Buenos días shikilla!

Con respecto a todos esos cambios de los que nos hablas en tu entrada,yo tengo una opinion contradictoria,por ejemplo,por una parte, me encanta vivir en León, y adoro mi tierra,pero, a veces...siento que me ahogo y me gustaria poder marchar y ver mundo...por eso, el año que viene me voy a Granada



Muchos besos!

Shikilla dijo...

rashad, siento decirte que no soy yo, por el sur es frecuente que se denominen "chiquilla" a las mujeres y el sonido es parecido a un "shikilla", de ahí lo del nick. Lo siento, suerte.

Shikilla dijo...

gerardo, mariano, peorparaelsol, niña que riega la albahaca, gracias por vuestras palabras, hoy he amanecido mucho más optimista, será que el sol me hace ver las cosas de otra manera.

Un abrazo a todos.

VICTOR ALFARO dijo...

Shikilla enhorbuena por haber aprobado!!! muchas felicidades! de verdad, me ha parecido un post super tierno, y sobre todo muy sincero. Gracias por tu sincerdidad, por contarnos tus quebraderos de cabeza. Yo te cuento, nunca he vivido en Barcelona, pero si lo conozco muy bien porque he pasado allí muchas semanas y fines de semana. Como en todos los sitios "hay gente pa tó", pero en general son unas personas maravillosas, mis mejores amigos son catalantes y yo sin saber un ápice de catalán hablo con ellos y con su gente sin problema alguno. Claro que otra cosa es el tema de tu hijo, q va a tener que ir al colegio y tragarse tantas clases en catalán (es una cosa que nunca he podido entender del todo). Tienes/tenéis que mirarlo desde un punto de vista positivo, no? tu hijo va aprender otro idioma, eso le va a dar más riqueza cultural, y seguramente le abrirá la mente para aprender en el futuro más idiomas aún (ojalá). Seguramente no sea sencillo, Shikilla, seguramente tendréis días complicados, en los que no entenderéis ciertas cosas, pero tenéis que intentarlo. OJalá que el idioma no sea un problema. Lo deseo de todo corazón, Shikilla, un besazo muy fuerte!

Mari Carmen dijo...

¡Estupendo! ¡Felicidades! Y no tengas temor. Seguro que es más duro para tí que para los chicos. Yo he sido de esas personas que han viajado continuamente. Mi padre, por su profesión, nos ha paseado por media España. Es fastidioso perder a los amigos, pero terminas habituándote, y encontrando otros nuevos. Al final, incluso contabilizando las pérdidas, sé que he ganado mucho.
Me siento bien en cualquier parte. Todos los pueblos son mis pueblos, y te aseguro que tengo un montón de ellos :) Los recuerdos son maravillosos y yo me siento una ciudadana del mundo.
¡Ánimo, pues, y adelante con las maletas! A mi no me abandonan nunca, incluso desde que dejé los traslados con mis padres y tuve mi propia familia. Ya es casi una forma de vida :)

Un abrazo,

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

En primer lugar te damos nuestra más sincera ¡¡¡Enhorabuena!!! por haber aprobado las oposiciones.

Después decirte que pienses cuando hace 20 años cambiaste tu vida de una ciudad como Madrid (con lo bueno y malo que siempre tiene) y te trasladaste a una pequeña ciudad como es Badajoz ¿no te costó el cambio? Pues ahora se positiva, piensa que el ir a Barcelona es otra cosa nueva, pero no por eso mala. Además a nosotros los de Madrid, al igual que a muchos catalanes, parece que se nos enfrenta constantemente… pero en todas partes y en todas las ciudades existen buenas y malas personas. Además en una ciudad como Barcelona, al igual que en Madrid… Hay de tó.

Respecto a tus hijos, pues tendrán que aprender catalán, pero con la edad que tienen lo tendrán superado antes de que te des cuenta y serán felices.

Piensa también positivamente, estarás junto al azul del mediterráneo, a unos amaneceres estupendos, cerca de los Pirineos, La Costa Brava, Gaudí… y tantos y tantos lugares.

Te deseamos todo lo mejor y que allí encuentres personas que te ayuden y te apoyen, ya que esos es lo que todos esperamos cuando un cambio nos llega.

Y siempre, como ya te han comentad… estaremos nosotros para perseguirte en tu blog.

Besos.

Ade dijo...

Hola, gracias por visitar mi Blog. Te entiendo perfectamente en el planteamiento. Yo soy aventurera y sin embargo sufro de nostalgia cuando me he mudado, dicen que partir es morir un poco.
Te deseo mucho éxito en tu nuevo trabajo y seguramente el catalán no será un obstáculo para tu hijo sino una ganancia en su vida.
Y hablando de mi fotico, si, soy yo hace bastanteeee tiempo.
Un beso Adela

Shikilla dijo...

Cada vez estoy más convencida que la grandeza de Internet es tener la posibilidad de que tus palabras viajen, en cuestión de segundos, para llevar todo tipo de sentimientos a otras personas.

Increíble la fuerza que me dan las vuestras, lejanas y sin embargo tan cerca. Yo siempre pensé que era una persona positiva, incluso mis amigos y familia me lo dicen. Hasta la máxima que uso: Lo mejor está aún por llegar, quiero verla de modo positivo siempre, pero ahora me doy cuenta de que mucho de lo mejor, mucho de lo bueno, lo tengo ya, o me llega a través de vuestros comentarios. Lo mejor de este medio es la gente, sois vosotros.

Gracias y un beso a todos y cada uno de los que me dejáis aquí vuestra palabra.

Isabel dijo...

Creo que cualquier dificultad es una oportunidad nueva de aprender,de ser mejores y acrecentar nuestra personalidad,asi que viendo como eres y de la pasta que estás hecha no vas a tener problemas; y tu hijo extrañará cosas al principio pero con esas edad tú,por propia experiencia sabes lo que suponen los cambios,de manera que sabrás apoyar a tu hijo cuando le haga falta;ten encuenta que también es mejor ahora, a que sea mayor y tenga más raices aún...Enhorabuena por tu logro y adelante sin temor.Todo pasará,ya veras.

Manuela dijo...

Mujer,
me han emocionado tus palabras sinceras y naturales. No se encuentran muchas personas capaces de hablar así. Seguro que tendrás muchísima suerte. Y tu hijo no tendrá problemas con el catalán. Muchísimos besos

luz de gas dijo...

Hola Shikilla; felicidades por la oposición aprobada, siempre es algo duro de conseguir, y más teniendo niños.
Me has hecho recordar mi traslado , del sur al norte recién acabada la carrera, dejando toda la familia , yéndome sola a la otra punta de España. Duro al principio por supuesto , después duro el dejarlo tras hacer magníficas amistades que conservo por ello, por ser amigos excelentes. La vuelta al que había sido mi hogar también raro , todo había cambiado, no era lo que dejé . Cambios y cambios, bueno y malo .
Lo de Cataluña, gente normal y comprensiva hay en todos sitios; alguien te dice arriba muchas de las magníficas cosas que vais a encontrar; problemas, claro, el idioma manda mucho, ahora cómo están las cosas, o, quizá los politicos también enrarecen de más las situaciones. Cómo todo, ánimo, adelante, y a aumentar el bagaje; todo en la maleta. Mucha suerte. Saludos

Yelqtls dijo...

Como bien dices somos "animales de costumbres" y los cambios cuestan una barbaridad. Pero estoy seguro que tu cambio va ser para mejor. Barcelona es una gran ciudad, cosmopolita a más no poder. La riqueza de sus gentes, sus calles, sus mezcolanza de culturas, su color... todo en ella es fascinante. Lo de menos... el lenguaje, no tendréis ninguna barrera, tanto tú como tu hijo. Todo eso que dicen sobre la lengua, el estatut y demás son obra de los facistoides con ganas de fastidiar. Yo vivo en Barcelona, aquí nací hace ya 41 años y te puedo asegurar que en todo este tiempo no he visto o vivido ni una sola actitud de rechazo por parte de un catalán hacia alguien venido de fuera... más bien todo lo contrario. Por cierto, felicidades por la oposición!!.
Y si me lo permites déjame que pegue tras este comentario (si lo encuentras excesivamente largo o no te gusta puedes borrarlo, que para eso este es tu blog) un artículo que publicó Ramón Chao, Músico, escritor y periodista, Padre del cantante Manu Chao y Caballero de las Artes y las letras por el gobierno francés:
Me gustan los catalanes porque a lo largo de su historia acogieron e integraron a íberos, fenicios, cartagineses, griegos, romanos, judíos, árabes y toda clase de charnegos y sudacas, sin conocer los problemas que afectan ahora a Francia; es un ejemplo.
Me gustan los catalanes porque ya el 7 de abril de 1249 (uno va hacia Matusalén) el rey Jaime I nombró a cuatro prohombres de Barcelona (los paers) para dirimir los conflictos de la ciudad sin violencias ni reyertas. Esos hombres sabios, que pasaron a cien en 1265, (el Consell de Cent), iniciaron el sistema del gobierno municipal de Barcelona. Gracias a ellos reinó allí la concordia, y antes de empuñar las armas prefirieron siempre emplear la razón.
Me gustan los catalanes porque en toda su historia no han ganado ni una sola guerra, y encima les da por conmemorar como fiesta nacional una de las batallas que perdieron en 1714 a manos de las tropas de Felipe V de Borbón. Cataluña había dejado de ser una nación soberana. Desde entonces, cada 11 de septiembre muchos catalanes y catalanas, como hay que decir ahora, se manifiestan para reclamar sus libertades.
Me gustan las catalanas porque una de ellas, joven y bien plantada por cierto, no vaciló en pegarse a mi espalda durante cuatro días en el asiento trasero de una Vespa cuando recorrí la península en pos de Prisciliano.
Me gustan los catalanes porque tienen de emblema un burro tenaz, trabajador y reflexivo, muy alejado del toro ibérico cuyas bravas y ciegas embestidas lo abocan a la muerte. Estos animales son de una raza registrada, protegida, y prolíferos sementales. Al igual que el cava, se exportan a numerosos países para mejorar la especie autóctona, como a Estados Unidos, donde crearon el Kentucky-catalan donkey . Y allí no piensan, ni mucho menos, en boicotearlos.
Cierto es que en el carácter catalán confluyen las virtudes del asno. Pero los rasgos diferenciales no se limitan a los de este cuadrúpedo. La población catalana se define por una doble característica: el seny y la rauxa . El seny implica sabiduría, juicio mesurado y sentido común. Tenía seny aquel catalán que iba en un compartimiento de un tren al lado de la ventanilla. Tiritaban de frío y los otros pasajeros le pidieron que la subiera: «Es igual», contestó a varias solicitudes, hasta que un mesetero se levantó furioso y alzó la ventanilla... ¡cuyo cristal estaba roto! «Es igual», volvió a repetir el buen hombre con toda su santa cachaza.
Al seny le responde la rauxa , asimilable a la ocurrencia caprichosa, la boutade (frase ingeniosa y absurda). Cuando de joven y surrealista Dalí iba en el metro y veía a un cura con sotana, le decía: «Siéntese, señora».
La alianza de estas dos facetas en un solo individuo forma el carácter catalán, que se comunica, se comparte y se aprecia. El otro día al regresar a París en avión desde Barcelona quise ayudarle a un pasajero, dada la exigüidad del espacio, a ponerse el abrigo: «No, por favor, no se moleste, que bastante trabajo me cuesta a mí sólo». Pero lo más refinado lo percibí en el taller del ceramista Artigas. Él y Joan Miró estaban trabajando en el mural del aeropuerto de Barcelona. Le pedí a Miró que le dedicara una lito a mis hijos. Puso: «Para Manu y Antoine afectuosament».
Cuando la vio Artigas hizo este parco comentario: «Te lo escribió en catalán para ahorrarse una letra».
Me gusta Cataluña porque allí, según Arcadi Espada, don Quijote recobró la razón, sin duda contagiado por el seny. Me hubiera dado mucha pena que el Ingenioso caballero muriera loco.
Me gusta Cataluña en fin y sobre todo porque uno de mis hijos eligió su capital para vivir en ella por ser una ciudad abierta, tolerante y discreta.”
Ramón Chao http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=27816

Mónica dijo...

Ciao,

Los cambios aunque sean deseados siempre crean un cierto temor, por no decir terror y es lógico. Yo reconozco que a pesar de haber tenido una infancia muy movida, tu texto podría definir la mía, sigo siendo adicta al movimiento. Quizá lo que a ti te hizo querer asentarte después a mí me provocó no poder parar nunca.
Por el tema del catalán no te preocupes y menos con su edad, se adaptará como te han dicho más arriba, los niños son unos cracks y pueden con todo y más.
Barcelona es una ciudad muy grande, pero no lleva la velocidad de Madrid y la gente es más tranquila, por otro lado tienes el Mediterráneo!!! ¿Sabes lo que es vivir con el mar al lado? Una maravilla, por experiencia propia.
Comienza una nueva etapa y el lugar no puede ser más bonito. Suerte, ánimo y piensa que lo que tienes construido (amigos...) no lo pierdes y encima añadirás otros nuevos,

Besos

José A. Monago dijo...

Ahora entiendo el porqué de tu atracción por la fotografía (http://jamonagophoto.blogspot.com/2006/06/trastos.html).
Trastos, siempre los trastos para ir de un lado a otro con todo lo necesario para rematar la faena.
Los trastos en un atillo listos para salir a otra plaza, a otro pueblo, a otra ciudad.
Trastos que acompañan día y noche, y que guardan recuerdos de una y mil andanzas.
Trastos que sirven para escribir el futuro y recordar el pasado.
Enhorabuena y muchos éxitos.

Landahlauts dijo...

No hay que tener miedo a los cambios... hay que mirarlos a la cara.

Enhorabuena y mucha suerte.

Shikilla dijo...

Me parece que con estos "regalos" de optimismo y buenos augurios que me habéis ofrecido, con los buenos deseos que habéis dejado aquí y las propias experiencias en los cambios, tengo un aliciente para empezar a ver este traslado de una manera distinta a como lo he visto hasta ahora.

De todo corazón gracias a todos.

Chechu Arroyo dijo...

Hola guapa:

Felicidades por conseguir esa oposición. Barcelona es una ciudad estupenda. Yo la conozco bastante aunque he ido por motivos de trabajo y siempre hacía paseillos por distintos barrios. Todos tienen su encanto. Verás como en un "plis-plas" otra madrileña triunfa en Barcelona.

Mucho ánimo y mucha fuerza. Conseguirás amar Barcelona.

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

La verdad es que tienes que estar contenta con todos estos amigos cibernautas que de deseamos lo mejor, entre otras cosas porque te lo mereces totalmente, ya que viendo tus comentarios en otros blog y en el nuestro en particular se puede apreciar tu calida y cualidad humana de buena persona. Algo muy dificil en los tiempos que corren.

Muchos besos.

Deseante dijo...

Pienso que son totalmente comprensibles tus temores. No te preocupes, todo irá sobre ruedas y además ¡¡has aprobado las oposiciones!! Me parece a mí que te ha dado un ataque de mieditis y por eso has escrito esto tan dulce ¿verdad? no pasa nada Shikilla. Estáte tranquila y a ser feliz :)

Un fortísimo abrazo.

El Buen Salvaje dijo...

Shikillaaaaa, non ti preocupare, que no todo es malo en Cataluña.

Peor hubiera sido que te hubiera tocado fuera de Barcelona, pero en la ciudad condal son muy majos ¡de verdad!

Te lo digo no "por decir", sino porque conozco a muchas personas que han vivido allí durante varios años y han acabado encantadas.

"Idiotas" hay en todos lados, pero en Barcelona hay menos que en el resto de Cataluña (jajajaja). No te creas todo lo que dicen los periódicos o los políticos, que no hacen más que meter miedo.

En el caso que te vaya mal allí, al año puedes pedir el traslado y volverte para Badajoz o para donde quieras.

Además, en cuanto pongan el AVE a Barcelona, empezarán a bajar los precios de todos los transportes (avión, autobús,... tren incluído) y no costará nada llegar a ver a los tuyos en poco tiempo.

Personalmente, me encanta Barcelona y los barceloneses, en serio.

maria del mar dijo...

Hola shikilla, primero felicitarte por aprobar una oposición.Ahora entiendo lo de tu bajón, a mi me pasaria lo mismo y más teniendo hijos, pero veras como todo te sale bien, se que dejas amigos, pero no los dejas para siempre, ahí los tendrás y eso no te lo quita nadie.Barcelona es una ciudad preciosa, yo tengo familiares alli, y me encanta, sobre todo como ya te han dicho por el mar, estar tan cerca y poder ir cuando quieras a descansar un rato, menuda envidia, y como no los pirineos que son otra preciosidad, no sabes las cosas bonitas que hay por alli, pueblecitos pequeñitos, de montaña, que son un respiro, en fin tantas cosas por descubri que no tendrás tiempo de aburrirte.En cuanto a tus hijos no te preocupes ellos se adaptan antes que nosotros, y el catalan no será ningun problema.Ánimo y veras como las cosas van a ir bien.
Besos

Alex Darias dijo...

Shikilla, te felicito en este escueto post porlas oposiciones y te animo a venir para aquí. Yo llevo doce años viviendo en Catalunya y me he hecho media persona en esta tierra.

No hagas caso a ningún prejuicio que te puedan contar de la gente de aquí. Hay de todo. Sin duda en pocos meses verás que el cambio ha sido para mejor. Yo lo hice teniendo menos necesidad que tú y empezando de casi cero.

Te prometí en mi blog que hablaría largo y tendido de esto contigo, las cosas que te vas a encontrar, que el catalán está tirado, pero prefiero hacerlo por E-mail porque sino te saturo el blog y ya has colgado otro post.

Si necesitas saber alguna cosa de aquí, no dudes en consultarme.

Un abrazo, Alex

Mercedes dijo...

COMO DICE LA CANCIÓN: Adelante por los sueños que aún nos quedan, adelante por aquellos que están por venir, adelante porque no importa la meta el destino es la promesa de seguir ADELANTE

Siempre de todo se sacan cosas positivas, be water my friend

Mercedes dijo...

COMO DICE LA CANCIÓN: Adelante por los sueños que aún nos quedan , adelante por aquellos que están por venir, adelante porque no importa la meta, el destino es la promesa deseguir adelante.

siempre de todo se ssacan cosas positivas BE WATER MY FRIEND

Pilar dijo...

Los cambios siempre son buenos, no tengas miedo, y por el catalán tampoco!! ¡Animo! y dejate seducir por todo lo bueno que ofrece Cataluña.

danieson dijo...

interesante forma de enfrentarse a una nueva vida, pero que seguro que todo ha salido bien, por cierto si necesitas otra maleta, aquí tienes mi blog, jeje, un saludo y vengo desde PTB

Nelson Diaz dijo...

Saludos mi apreciada amiga, vengo por aca desde PTB y entiendo ahora el porque has elegido esta entrada cargada de emotivas reflexiones para compartirla... ya mismo dedico un rato a conocer mas de tu espacio, un abrazo amiga.

SergioMC dijo...

Increíblemente emotivo. Muestras mucho de ti. Esas inseguridades. Esos temores. Todos los sacrificios. Sentimientos juntos.
Saludos desde PTB

Marcelo Gallardo Castro dijo...

guaauuu!!! angustia, miedo, emoción, reflexión, apego y desapego, nostalgia, ... en fin, muchas emociones frente a los desafíos que nos pone la vida.
pero, eso es vivir, no???

el sentir...cada paso que vamos a dar...

besos!!
http://mi-sucucho.blogspot.com