viernes, 2 de febrero de 2007

TERMINOS NO SEXISTAS


La noticia, que viene coleando desde hace meses, de que el Ayuntamiento de Córdoba va a financiar una campaña para para que se diga «marida», «miembra» y «lideresa», entre otros términos alternativos, me parecería ridícula e incluso con tintes de humor, si no fuera porque es más serio de lo que parece, tanto por lo que entraña como por la ligereza con que se toma no sólo por parte de las feministas, si no por todos aquéllos que creen que la formación de un idioma, de una lengua se hace a golpe de ocurrencia más o menos brillante.

Antes de realizar este post, me he estado documentando acerca de toda la campaña, topándome con algunos panfletos que me parecen sencilla y llanamente una tomadura de pelo. Para muestra un botón: El folleto de la Federación de servicios y administraciones públicas de Comisiones Obreras, invitándonos a usar el lenguaje genérico ¡sin exclusiones!, así con signos de admiración por doquier, donde sobran las palabras al ver los ejemplos que nos ponen de términos alternativos para nombrar las cosas de manera no sexista.

Casualmente hay un ejemplo que me atañe, según ese folleto en lugar de decir "extremeños", debería decirse "el pueblo extremeño", "la población extremeña o de Extremadura" ¿?, otra chorradita mas: "los bomberos", según el folletito deberían ser llamados "profesionales del servicio de extinción de incendios". Vamos que si tenemos un fuego, y las llamas nos rodean, nada de gritar ¡llamen a los bomberos!, porque seríamos sexistas, sino ¡llamen a los profesionales del servicio de extinción de incendios!, aunque para cuando hubiéramos acabado de decirlo estuviéramos chamuscados. Aún hay más: "trabajadora social", por ama de casa. Que no es por nada, pero se parece un montón a aquél eufemismo con que querían nombrar también a las prostitutas: "trabajadora sexual".

Absurdo, sin duda, pero como decía al principio, no es cosa de tomarse a la ligera estas peticiones feministas que ponen a la RAE en el brete de pasar por una institución rancia, inmovilista y machista, únicamente por el hecho de no tener esas palabras reconocidas, cuando todos sabemos o deberíamos saber que un idioma es el resultado de siglos, y si bien la lengua está viva, ésta ha de circular, establecerse, hacerse cotidiana con el uso, para poder asentarse y tener cabida en nuestro diccionario. No es un capricho, sencillamente porque somos muchos millones de hispanoparlantes.

El Instituto de la Mujer ofrece acceso gratuito en su web al programa Nombra en Red que se instala en el ordenador como cualquier diccionario electrónico y que permite consultar las dudas para evitar utilizar lenguaje sexista en tus textos, pues bien, me lo he descargado y he buscado alternativas al lenguaje ordinario, estos son algunos resultados:

TEXTO ORIGINAL: «más santanderino que nadie», como él mismo se define. Con unos cuantos montañeses, entre los que se encontraba la hermana de ...
TEXTO ALTERNATIVO: «más santanderino que nadie», como él mismo se define. Con unas cuantas personas montañesas, entre quienes se encontraba la hermana de ...

T.O: ... hojitas de hierbabuena, pues hay quien no puede pasar sin ella y otros que no la soportan. Esta pasta se vierte sobre la capa ...

T.A: ... hojitas de hierbabuena, pues hay quien no puede pasar sin ella y otros u otras que no la soportan. Esta pasta se vierte sobre la capa ...

Y así un largo etcétera.

Reconozco que puede extrañar lo que digo siendo mujer, no soy feminista, tampoco estoy a favor del reconocimiento de unos derechos únicamente basados en una paridad numérica que me parece injusta, o en otro tipo de machismo como puede ser el feminismo. Creo que lo que hay que potenciar son los valores de la persona, sea hombre o mujer, reconocer el esfuerzo y la valía. Dar facilidades para que todos tengamos de verdad y en la práctica igualdad de oportunidades y dejarnos de eufemismos y demás zarandajas.

9 comentarios:

VICTOR ALFARO dijo...

Es complicado Shikilla, yo me encuentro un término medio, por un lado me parece ridículo, y por otro lado no me parece del todo mal. Yo creo que para luchar por la igualdad real hay que hacerlo desde todos los frentes, y el lenguaje en muchas ocasiones también es sexita, no crees? pero claro, hay cosas que son ridículas! en fin, que no te falta razón shikilla! un besazo!
por cierto me ha encantado el poema de Andalucía!! artista!

Mariano dijo...

Yo me dedico a escribir y más temas editoriales. Hace poco, en una reunión con pedagogas para supervisar los contenidos de una colección de cuentos para niños (y niñas) me pidieron que cambiara "los viajeros" por "las personas que viajan". Entiendo que estos extremos son producto de un efecto rebote, es decir, que se reacciona de una manera exagerada. Y espero que con el tiempo recuperemos la locura y luchemos por la igualdad y el respeto individual.
Besitos/as

maria del mar dijo...

Llevas toda la razón, estamos llegando de un extremo a otro, y como en todo los extremos no son buenos.Más interesante seria que dieran folletos, sobre la dignidad,tolerancia y respeto para todo el mundo, y se dejaran de ciertas tonterias, que como en ese pueblo, que estan cambiando las señales peatones, que son un muñeco, por el de una muñeca, vamos que no hay otras cosas más importantes que gastar el dinero en esas tonterias.Ni es bueno el machismo ni el feminismo en estado puro.
Un saludo

Mónica dijo...

Ciao,

Estoy de acuerdo contigo, como dice Mar, los extremos nunca son buenos y creo que ya con estos temas se han perdido los papeles. Lo de los bomberos, es casi casi surrealista.

Un abrazo

Jasua dijo...

Empiezo a estar harto de lo "políticamente correcto" y todos y todas los chupatintos y chupantintas que viven a cuenta de cualquier cosa que esté de "moda". Totalmente de acuerdo con que se dejen de tonterías e inviertan el dinero en lo que realmente importa: en conseguir una integración total, y una normalización de la mujer en el mundo laboral. ¿Por qué si mi compañera de trabajo tiene la misma cualificación profesional, y similar experiencia, cobra menos?
Yo no lo se.

Merce dijo...

Basicamente de acuerdo en todo, a mi como mujer me da vergüenza y lo digo asi de clarito, perder en el tiempo en tantas chorradas y "chorrados", cuando hay tanto por hacer, cosas muy serias.

La igualdad entre hombres y mujeres es algo mucho mas importante y serio, que decir maridas y miembras....

Lo de los bomberos impagable...

Por cierto ¡¡¡¡¡aupa atleti!!!! aqui otra sufridora atletica

gabivelis dijo...

Creo que las personas y personos hacen un lío del "lenguaje de género" que está en boga! Cuando exista la igualdad de derechos y oportunidades ¿qué va a importar que digamos "seres humanos" y no, "seras humanas"? Perdemos el tiempo luchando causas absurdas mientras desatendemos las que son realmente importantes. (Y yo me considero una mujer emancipada!)

mexileña dijo...

Estoy de acuerdo con Víctor Alfaro, creo que es complicado y tampoco se puede reducir de una forma sencilla una cuestión como ésta, porque es importante arreglar las cosas desde diferentes ámbitos, pero siempre sin perder el norte, por supuesto.

Sólo un apunte, según la RAE: Feminismo:

1. m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.

2. m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

El opuesto a machismo es hembrismo, no feminismo. Creo que tenemos que luchar también por quitarnos ses prejuicio de decir que somos feministas (nosotras y ellos) porque creo que todos buscamos esa igualdad.

Shikilla dijo...

Os agradezco a todos los comentarios.

Mexileña, en cuanto a lo que dices, me ratifico en que no soy feminista, tampoco "hembrista" o seguidora del "hembrismo", incluso aunque esos términos lo recogiera la RAE. Si todos buscamos la igualdad, no tendría que haber hombres feministas, ni siquiera mujeres feministas, ¿no te parece?

No tendría ningún prejuicio en decir que soy feminista si lo fuera, por una sencilla razón: Las organizaciones feministas actuales tal y como me han demostrado, únicamente se afanan en conseguir una igualdad de "forma", o al menos es la impresión que dan por los resultados obtenidos, yo voy más allá, quiero una igualdad de "fondo", por eso tal vez, ni soy machista porque sería ilógico siendo mujer, ni soy feminista porque no quiero que se me favorezca por el hecho de ser mujer.

Voy más allá, creo que en cuanto a derechos y deberes no debería haber ninguna distinción entre personas.

Si las feministas como tales, algún día, no sólo teorizan sobre eso, entreteniéndose en podar las ramas y comenzaran de verdad a meter mano a las raíces, entonces mi pensamiento estaría más cerca del feminismo.

De momento el disparate de la paridad, ha sido acogido con parabienes y sonrisas por tales asociaciones como si fuera la panacea para colocar a la mujer en el lugar que nos corresponde.

Dista mucho de la idea que yo tengo de la igualdad el hecho de que se me elija únicamente para hacer bulto o para cumplir con el tanto por ciento legalmente establecido. No quiero eso para mí, ni para mi hija, ni para mis posibles nietas, sólo pido, ni más ni menos que no se pisotee mi derecho a tener igualdad de oportunidades.

Soy persona, soy mujer, y no necesito llevar más apellidos que los que me dieron mi padre y mi madre, ni feminista, ni machista, ni "hembrista".

Es mi opinión, mexileña, y te agradezco enormemente tu comentario,

Un saludo