miércoles, 22 de octubre de 2008

EL SENTIDO COMÚN


Tendréis que perdonarme por no actualizar en estos días con la frecuencia que me hubiera gustado, he tenido problemas de virus, sí, tanto en el pc como en mi propio organismo, yo con un buen catarro y el pc con una buen cóctel de troyanos, virus y todo tipo de entes maléficos que no sé ni por dónde se han colado, debe ser cosa de mi hijo y sus juegos, aunque ya está casi solucionado, lo del pc que no lo mío, que ando con la nariz más colorada que un pimiento morrón (esos que tenía la paella de la última entrada y que según los entendidos no debería llevar la paella y, añado, mi nariz tampoco).

De todos modos, he querido traeros hoy algo que me han enviado por correo electrónico, probablemente lo hayáis leído algunos, a mí me ha parecido curioso y realmente tiene razón en gran parte de lo que dice. Habla sobre la "muerte" del Sentido Común, ése del que dicen que es el menos común de los sentidos´.



"Ha muerto Sentido Común

Hoy lloramos la muerte de un querido amigo:
Sentido Común, que ha estado entre nosotros durante muchos años.
Nadie sabe a ciencia cierta qué edad tenía, puesto que los datos sobre su
nacimiento hace mucho que se han perdido en los vericuetos de la burocracia.


Será recordado por haber sabido cultivar lecciones tan valiosas como que
'hay que trabajar para poder tener un techo propio sobre la cabeza'
y que
'se necesita leer todos los días un poco'
por saber por qué los pájaros que madrugan consiguen lombrices y también por reconocer la validez de frases tales como
'la vida no siempre es justa'
y
'tal vez haya sido yo el
culpable'.


Sentido Común vivió bajo simples y eficaces consignas
'no gastes más de lo
que ganas'
y estrategias parentales confiables
'los adultos, no los niños,
están a cargo'.


Su salud comenzó a deteriorarse rápidamente cuando se aplicaron reglas bien
intencionadas pero ineficaces; informes respecto de un niño de seis años
acusado de abuso Sexual por haber dado un beso a una compañera de clase;
adolescentes que debieron irse a otro colegio por haber denunciado a un
compañero distribuidor de droga, y una maestra despedida por reprender a un
alumno indisciplinado, sólo hicieron que empeorara su condición.

Sentido Común perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros sólo
por hacer el trabajo en el que ellos fracasaron: disciplinar a sus
ingobernables hijos.

Declinó aún más cuando las escuelas debieron requerir un permiso de los
padres para administrar una aspirina, poner protector solar o colocar una
tirita a un alumno -aunque eso sí, no podían informar a los padres si una
alumna estaba embarazada y menos, si quería abortar.

Sentido Común perdió el deseo de vivir cuando los Diez Mandamientos se
convirtieron en material risible, algunas iglesias en negocios y los criminales empezaron a recibir mejor trato que sus víctimas.

Para Sentido Común fue un duro golpe que uno ya no pueda defenderse de un
ladrón en su propia casa, pero que el ladrón pueda demandarnos por agresión;

y que si un policía hiere a un ladrón, incluso si éste estaba armado, sea
inmediatamente investigado por exceso de defensa o, cuando no, acusado de
gatillo fácil.

La muerte de Sentido Común fue precedida por la de sus padres: Verdad y
Confianza, la de su esposa Discreción, la de su hija Responsabilidad y la de
su hijo Raciocinio.

Lo sobreviven sus tres hermanastros: Conozco Mis Derechos, Otro tiene la
Culpa, y Soy Una Víctima de la Sociedad.

No hubo mucha gente en su funeral, porque muy pocos se enteraron de que se había ido."

10 comentarios:

Marcelo dijo...

Definitivamente, el sentido común es el menos común de los sentidos! Shiki, te voté en 20 minutos como mejor diseño, siempre me llamó la atención, desde aquella entrada que comenté hace bastante tiempo (mi vecina está de obras) Encontraste el tango "Ninguna"?
Un beso

Aguijón dijo...

Me llegó esa presentación que has traido. Muy buena. Gracias.
un beso,

Jesús Arroyo dijo...

De 10. Una entrada de 10.

Terly dijo...

¿El sentido común, Shikilla? Yo creo que nace con nosotros mismos, lo que secede es que algunos lo mal educan, o no cuidan de él y termina muriendo por falta de alimento, pero hay casos más graves, como por ejemplo el de ZP, Solbes, Moratinos, Bermejo,...
que no pasaron de embrión porque fueron abortados antes de su nacimiento.
Un beso.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Hay muchos estilos de vida y ahora, desde la imposición, parece que se nos ha impuesto la astracanada como fin y como medio... ¿qué le vamos a hacer?

Creo que me he acostumbrado y lo veo como lo más natural; es más, no me voy a alinear con nadie par luchar contra el cómodo disparate. La única manera de plantarle cara es cerrando los ojos y que se muera el sentido común, el sentido sin más y mi prima la remolachera, mientras postrado de bruces ante la nada, entono el “La, la, la” de Massiel.

Besos, todos.

Pedro dijo...

¡Ah! ¿Pero aún seguía vivo...?
Yo lo di por muerto hace mucho tiempo por cosas como las que describes. Lo di por muerto desde que maniataron a los maestros, para que que el "pobrecito" niño disfrutara de "libertad", ahí comenzó la muerte del sentido común...
Luego, cuando dieron todos los derechos al delincuente, maniatando a la Justicia y proclamaron que "Ahora hay libertad" (y yo perdí mis derechos y mi libertad)....

¡En fin! estas (y otras) son las cosas que están jodiendo mi vida, mi libertad y a veces mi buen humor...

Un abrazo Shikilla, me voy por ahi, a seguir fingiendo que no pasa nada...

Marcelo dijo...

Gracias Shiki!
Un beso

fernando dijo...

Cada vez hay menos sentido común. Muchos ni lo tienen. ES un desastre, pero no debemos desesperar igual que se fue, puede volver.

besos.

Espidifen 600 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BoliBic dijo...

Gracias por la visita y el voto, y tu valiosa opinión claro :)
Yo por mi parte, te incorporo a mi Comunidad de la Anilla